Fernando Esteche, dirigente social, preso político liberado, Dr. en Comunicación Social y profesor titular en la UNLP, en comunicación con #NoNosQuedaOtra por Radio Rebelde AM 740, para hablar sobre las declaraciones de la jueza Ana María Figueroa y los aprietes del macrismo a la Justicia.

Escucha la nota completa acá:

Fernando Esteche

La declaración de la jueza

“Es una sensación rara, primero porque, si bien es de sorpresa, es algo que todos sabíamos ya, por lo menos a quienes nos tocó vivir esto y cualquier analista político medianamente lego sabe de que se trata el Lawfare, sabe que han existido aprietes a testigos, a diputados, a fiscales y a jueces, entonces una decisión como la de reabrir una causa que estaba con doble conforme archivada estaba claro que había sido una maniobra política”.

“han existido aprietes a testigos, diputados, fiscales y jueces”

 

“Lo llamativo es que esta jueza Ana María Figueroa, tiene una trayectoria en causas de lesa humanidad, de defensa de derechos humanos, y de relación con organismos de derechos humanos. Pero nosotros desde el primer momento sosteníamos que algo raro había pasado ahí. Después una sensación de impotencia porque por un lado denuncia que fue apretada, pero lo que no dice es que el voto de ella fue positivo, fue a favor de las intenciones del gobierno, no es que la presionaron y ella no se dejó presionar, la presionaron y falló en el sentido de la presión que le hicieron. Y ayer estaba diciendo que no había dicho lo que había dicho, que la culpa era del periodista. La propia vicepresidenta Cristina Fernandez de Kirchner también señaló la gravedad institucional porque se trata de una jueza que nos esta diciendo que cuando falló en determinadas circunstancia lo hizo bajo presión, por lo cual toda su actuación tendría que ser revisada. Y la actuación de ella conllevó la prisión de Luis D’Elía, de Carlos Zannini, el pedido de prisión preventiva sobre CFK, y mi propia prisión por dos años”.

“Después estoy con una gran impotencia porque cuando Juan Bautista Mahiques, que es el que inventó el sistema de presos políticos, que es también quien la presionó a Figueroa, a su vez es el principal responsable del subsecretario de políticas criminales, y como tal, planificó donde nos alojaban, quien se alojaba con quien, era el jefe del servicio penitenciario, era el jefe de nuestras vidas cuando nos tuvo presos. Es el carcelero de todos los presos políticos. Era el hombre que tenía una silla puesta en el Consejo de la Magistratura, y a partir de ella avalaba las barbaridades que hacían Bonadío y Stornelli. Y después, cuando cambia el gobierno, se va refugiado con protección, como Fiscal General de la Ciudad de Buenos Aires. Y cuando él asume a ese cargo, asisten a su asunción, el ministro Wado de Pedro y la ministra de Justicia Marcela Losardo, entonces hay cosas que cuestan entender más allá del protocolo y del gesto político. Si te vas a sentar, jure quien jure, a convalidar el blanqueo de este hombre, son actitudes que no corresponden. Yo sigo la misma sintonía de lo que denunció CFK a través de sus redes sociales, creo que ese hombre es un rufián y un delincuente, él y la jueza, que no solo no tiene que ponerse en víctima, sino que tiene que asumir su condición de victimaria”.

“Ana María Figueroa no es víctima de una operación, sino que ha sido victimaria sobre todo el conjunto de nosotros y del pueblo argentino, al que solo le ofreció mentiras”

“Si las cosas funcionaran en este país, ya tendría que haber un fiscal que de oficio estaría pidiéndole una declaración indagatoria. Este país nunca fue normal, pero por lo menos no funcionaban las cosas como vienen funcionando hace 5-6 años atrás desde que asumió el macrismo. Si la Ministra Losardo va a celebrar el refugio de Mahiques como Fiscal General de CABA, ahí tenes un dato de que las cosas no funcionan”.

“Carlos Stornelli, que está procesado, sigue siendo fiscal y decidiendo sobre la vida de la gente”

“Acá hay una jueza que denunció que la apretaron, cuyo apriete produjo un fallo judicial que termina con la cárcel de muchos de nosotros, y este país sigue funcionando contando los contagiados del coronavirus. Los presos políticos siguen estando presos, las causas siguen funcionando – algunas elevadas a juicio oral – y no hay nada que haya cambiado la situación del Lawfare en Argentina”.

“Quienes hemos sido víctimas, nos hemos metido a conocer las causas y todo esto lo conocemos. El hombre que resolvía todas estas cuestiones era Mahiques, era quien limpiaba y allanaba la posibilidad de acometer estas situaciones. La semana pasada Juan Ramos Padilla, estaba presentando una comisión de juicio político”.

La posibilidad de una reforma judicial

“El problema es del poder político y de decisión política. Cuando a Perón, la Corte Suprema de Justicia de la Nación le quiso voltear el aguinaldo, más de la mitad de los jueces se tuvieron que ir a la casa. Cuando asumió Néstor Kirchner, se terminó la mayoría automática que había, y se fueron a la casa también. Hoy están todos cómodos en la CSJN, todos lo que acometieron el Lawfare, todos los que nos persiguieron y que persiguieron a CFK, y que impugnaron leyes legitimas a través de resoluciones de inconstitucionalidad”.

“Pero no solo hay que cambiar en términos de instrumentalización del Poder Judicial. Por ejemplo, vos fíjate que una de las consignas de la reforma del Poder Judicial era darle más poder a los fiscales. ¿A quién le van a dar más poder? A Raúl Plee, a Carlos Stornelli, a Eduardo Taiano. Porque el problema no es solamente el organigrama del sistema, sino que son los hombres que lo componen y la forma en que se decide que lo conformen. Entonces si no se cambia eso, es más retorico que real. Es probable que con la reforma judicial lo que sucede es que el conjunto de los argentinos tengamos más acceso a la posibilidad de instrumentar un trámite judicial, eso no quiere decir que vamos a tener más acceso a la justicia”.

La situación de Argentina en el Mercosur

“Argentina no salió del Mercosur. Argentina lo que hace es no participar en una cantidad de tratativas que venía desarrollando el Mercosur a expensas de Bolsonaro, de Lacalle Pou que tiene que ver con construir acuerdos de libre comercio con economías absolutamente asimétricas en términos de la capacidad y de la necesidad de nuestro país y eran Tratados absolutamente inconvenientes para nuestra economía y para el propio Mercosur, que cambia su filosofía política. El Mercosur nace con la intención de articularse en un Tratado de Libre Comercio con EEUU y después cambió la filosofía con el posneoliberalismo que tuvo que ver con el desarrollo propio de la región y con la llegada de Macri y Bolsonaro volvieron a cambiar. Pero no es que la Argentina se retiró del Mercosur, sino que pone los puntos, desacelera y no convalida con su participación una cantidad de Tratados, que eventualmente si se concretan, van a ser malos para nuestro desarrollo económico”.

“Argentina no salió del Mercosur”

“Cuando Argentina se retiró del Unasur, que era un organismo muy interesante, que es el que pudo evitar el primer intento de golpe de estado en Bolivia, y en Ecuador. Ahí lo celebraron los gorilas. Ahora cuando Argentina, dicen que se va del Mercosur, que no es verdad, estaban todos enojados sin tener en cuenta lo que son los intereses regionales”.

Después del Coronavirus

“Hay muchas operaciones de sabotaje a una política de prevención y sanitarista y de responsabilidad que, en comparación con lo que ha pasado en el resto del mundo, en los países centrales, me parece que Argentina tiene que estar con seguridad de que ha tenido un gran acierto político de parte de sus gobernantes. Ahora, lo que pase después de esto con respecto a otras situaciones, por ejemplo, la impresión desmadrada, la financiarización excesiva o la situación de los sectores medios-bajos del cuentapropismo que se congeló la economía, o la situación de los sectores pobres que si no es por la solidaridad del estado no tendrían acceso a la posibilidad de sobrevivir. Es parte del mapa social de la Argentina, que estamos en un estrago, y donde ahí si yo creo que hay algunas carencias y hace falta mucha más audacia e inversión y menos discurso”.

“Argentina tiene que estar con seguridad de que ha tenido un gran acierto político de parte de sus gobernantes”

“Todos los grandes grupos concentrados de poder del mundo, en sus proyecciones son alentadoras para ellos. Posibilidades hay. No veo que haya condiciones políticas de poder salir, pero no se trata de salir de la pandemia, sino de poder seguir nuestros días sin que se siga desarrollando el proceso acelerado de concentración de las riquezas y de empobrecimiento de los sectores más pobres”.