Aníbal Fernández, hoy interventor de Yacimientos Carboníferos Río Turbio, en comunicación con el equipo de #NoNosQuedaOtra AM740 Radio Rebelde. La intervención de los yacimientos; la recuperación de la usina de la Central Termoeléctrica Río Turbio para volver al circuito de extracción de carbón y generación de energía. El accionar del gobierno frente a la pandemia y los desafíos económicos que plantea.

Escuchá la entrevista completa: 

                                     

Aníbal Fernández.

Darle luz a los pueblos: intervención del yacimiento

“Desde el primer momento cuando el presidente y Alicia Kirchner me pidieron que yo me haga cargo de esto, el objetivo era ese: una usina de 240 megas, ponerse a terminarla y hacerla funcionar con todo lo que se tiene. El yacimiento tiene unas usinas: son tres, dos de cinco megas y una de diez, que están produciendo y que las estamos poniendo al día para seguir sumando un poquito más de lo que podemos hacer. Nunca estuvo debajo del yacimiento, por primera vez está debajo del yacimiento, y ya he explicado en tantos lugares para que se entendiera por qué tenía que depender del yacimiento. Comenzaríamos a trabajar a la brevedad con el diagnóstico del módulo 1, son dos módulos”.

“En el mejor de los casos se estaría produciendo 120 megas. Solo Santa Cruz consume, toda la provincia 55 megas; si nosotros lográramos en algún punto estar en 120 megas, más 20 que produce el yacimiento, le podríamos dar luz a los dos pueblos: Turbio y 28 de noviembre, y vender el resto en el mercado único nacional”

“Toda una tarea que se enanca en el hecho de que son turbinas a carbón mineral, con lo cual sale el carbón de la mina, que requiere un tope máximo de 39% de cenizas; nuestro carbón es mucho menos que eso, en todo caso si no se mezcla con carbón enriquecido, y nos podría dar el nivel de generación de energía que es el objetivo que estamos persiguiendo nosotros: no solamente de ser un commodity. Es vender un comodity como el carbón pero generando energía que le agrega valor agregado a todo lo que estamos haciendo. Es un esfuerzo muy grande, está la gente muy enganchada, los sindicatos nos están acompañando; hicimos un trabajo muy bueno entre todos. Acordamos para salir de los paros que existían cuando llegamos y hoy estamos practicando todo lo que tenemos que hacer en el marco de lo razonable y con producción aceptable”.

El Estado empresario

“Yo no soy de los que está convencido de que el Estado tenga que ser empresario, creo que no. Pero hay determinadas condiciones en determinados productos que sí es imperioso que el Estado intervenga para darle razonable explotación y colocación del producto. Eso va a tener que hacerse y hay que evaluarlo caso por caso. En este caso nosotros tenemos que ponerlo en las mejores condiciones. Desarmamos la empresa y la volvimos a armar como para que tenga todas las condiciones nuevas. Hay cosas que no tienen que ver con la realidad”

“Se están liquidando los sueldos con un programa del año 2008, con todas las fugas y complicaciones que eso trae. Cambiamos el sistema de compras; transparentamos en todas las redes sociales el funcionamiento de la empresa para que se la conozca y se la comprenda. El pueblo tiene una enorme inserción en Facebook, con lo cual hace las cosas muy simples. Prácticamente nos metemos en todas las casas a contarles lo que estamos haciendo porque ven el Facebook de la propia empresa y todas las redes sociales nuestras y trabajamos con ellos. En el resto, hay que mirar cada uno de los casos, que nos de la mejor posibilidad de mejor producto con el precio más lógico, y eso es lo que pretendemos nosotros hacer con esta usina, atentos de que estamos extrayendo el carbón y por una noria lo estamos llevando para ser quemado. Es un trabajo importante que estamos desarrollando”.

La causa trucha contra Julio De Vido

“Debe haber una causa residual con ese tema; pero son todos inventos que hicieron en este tema, denuncias por denuncias que no tienen ningún tipo de explicación, el juicio demostrará esas cosas. Como yo no le tengo miedo a eso y siempre he tenido un respeto y un prestigio legítimamente ganado de la forma de llevar esta estrategia, no le saco el culo a la jeringa y lo encaro yo, directamente, para que nos dejen manejar a nosotros la discusión y el análisis de cada una de las cosas; hacer intervenir a todos los estamentos del Estado para que todos opinen lo que tienen que decir y podamos terminar el módulo 1 a la brevedad. Así que hay que proponérselo y hacerlo”.

Los conflictos de la pandemia

“Ayer vi un tuit, que lo subí, de Daniel Gollán donde él dice que no hay ningún conflicto con nadie, lo que no significa que cada uno no tenga la responsabilidad y obligación de llevar adelante su propia estrategia en cada uno de los temas. A esas cosas hay que desarrollarlas como corresponden y que se resuelva el tema. Me parece que en eso se están tomando decisiones acertadas, cada uno en lo suyo, y el que la tomó, a lo mejor, demasiado suelta y se da cuenta que la conclusión no es saludable tendrá que volver para atrás. Pero esto que hemos conseguido de tener, con mucho dolor, 382 víctimas, nos compara con cualquiera de los otros países, Argentina tiene 8.5 de personas fallecidas por millón, y en algo así como Chile 23, y en Brasil algo así como 76. La relación es muy grande porque nadie se tomó en serio la posibilidad de reducirlo y de ordenarlo. Bueno, la Argentina está trabajando fuertemente con eso, primero hay que contar con un pueblo para después ayudarlo a resolver todos los dramas que se tengan que generar por este tema”.

El financiamiento a las multinacionales

“Nunca he creído que el presidente haga inequidad en este punto de vista y que esté mirando de un solo lado, si hay empresas de estas características contempladas, en porque son todas las que tienen que recibir un gesto por parte del Estado en un momento donde el impacto va a ser mayor. Esas injusticias se tienen que reparar y ordenar. El Estado va a tener que resolverlo a eso, no tengo ninguna duda. En este caso no hago ningún juicio de valor sobre casos particulares, eso lo tiene que hacer el gobierno específicamente y yo no estoy ejecutando esas políticas, con lo cual eso de ponerse cómodo con las políticas que ejecutan los otros no me gusta; si algún día me tocara a mí sentarme y discutirlo veremos cómo trabajamos en ese sentido”.