En la extensa entrevista radial que realizamos con Alicia Castro, actual embajadora de la Nación designada en Rusia, y ex embajadora argentina ante Venezuela y el Reino Unido, tuvimos la oportunidad de conocer la grave situación que atraviesa Julian Assange, editor periodístico de Wikileaks. Su relación de amistad durante años le permitió a Castro ver de cerca cómo la persecución inédita, feroz, desproporcionada y por completo ilegal de los Estados Unidos, fue cercando a su amigo, y al mismo tiempo, a la libertad de expresión como derecho vital, inalienable, de la humanidad. Porque si algo peligra en esta farsa de juicio, saga de traiciones y confinamiento y trato inhumano, no es tan solo la salud y la vida de fundador de Wikileaks, si no la posibilidad del pensamiento crítico, de la denuncia sin eufemismos, de la libertad de disentir. ¿Cómo mirará el papel en blanco que enfrenta todos los días el periodismo, si los verdugos de Assange logran su cometido? ¿lo pensarán dos veces antes de escribir contra los poderosos, contra el poder real?

Escuchá el fragmento completo sobre Assange en la entrevista con Alicia Castro que tuvimos en #NoNosQuedaOtra AM40 Radio Rebelde

Alicia Castro (de pie), junto a su amigo Julian Assange, editor de Wikileaks, en ese momento asilado en la embajada de Ecuador, en Reino Unido.

Nos enteramos de todo por Assange 

“Veo tal desentendimiento del periodismo en general sobre un caso que es paradigmático. Julian representa la libertad de expresión, la libertad de prensa y el periodismo en estado puro. Personalmente, soy amiga de Julian Assange. Lo encontré cuando llegó asilado por el gobierno de Ecuador, por Rafael Correa; al día siguiente de su llegada a la embajada de Ecuador en el 2012. Desde ese momento yo supe que mi teléfono era un micrófono y que me estaban escuchando todo lo que yo decía, y que si no cerraba bien la ventana, iban a leer mis labios quienes hubieran alquilado el departamento de enfrente; cuando yo era embajadora”.

“Pero quiero decir, todos nosotros nos enteramos del espionaje global por Assange. Todos nos enteramos de los crímenes de guerra que estaba cometiendo Estados Unidos contra civiles en Irak y Afganistán por Assange, con ese famoso video ‘Collateral Murder’. En este video, se muestra a unos soldados norteamericanos en Bagdad (Irak) en un helicóptero disparando contra civiles; divertidísimos. ‘Nice’ dicen al matar a doce personas. Así es como se enteró la agencia ‘Reuters’ de que estaban muertos en ese episodio dos de sus periodistas”.

Un héroe de la verdad

“Ese hecho particularmente, la revelación de ‘Collateral Murder’, le costó a Assange estar hoy en una prisión de alta seguridad, veintitrés horas a oscuras, sin televisión, libros o hablar; deteriorando su salud psicofísica. Esto es así porque Lenin Moreno, el presidente traidor de Ecuador (una lacra de América que está intentando poner preso a Rafael Correa, Jorge Glas, Patiño), lo entregó a la policía británica, que se lo llevó arrastrando de la embajada de Ecuador”.

julian assange
Julian Assange, detenido ilegalmente.

“Lo pusieron preso sin cargos, no tiene cargos, esperando un juicio de extradición a Estados Unidos. ¿Por qué esto es tan grave, compañeros y compañeras de Hamartia? Porque Assange no es norteamericano. Su medio de difusión, Wikileaks, es una base global, no es norteamericana. ¿Cómo y por qué pueden los Estados Unidos estirar su brazo hasta el Reino Unido para juzgar a un periodista australiano en los Estados Unidos? ¿Cuál es el derecho internacional que asiste a los Estados Unidos a hacer eso? Además, los cargos que le imputan, como el de espionaje, ninguno es real; porque Julian no era un empleado de los Estados Unidos ni de sus agencias de seguridad, no violó ningún contrato y no es un hacker siquiera (aunque no tendría nada de malo). Aún así, él no es un hacker, es una persona que ha recibido información de distintas fuentes, que nunca revela para no comprometerlos. Los miles de cables de Wikileaks no tienen una sola traición a la verdad, es un récord que no tiene ningún diario en el mundo entero. Pero ahí está, agotando su vida en una prisión. Me conmueve porque lo valoro mucho y creo que es un héroe de la verdad”.

El mayor agravio a la libertad de expresión

“No pude visitarlo, porque cuando lo iba a hacer me enteré que nada más tenía dos visitas por mes; y bueno, por supuesto que tienen la prioridad sus abogados y su pareja, con la que tuvo dos hijitos. Así que me pareció que yo no soy una prioridad, pero la verdad que es una tragedia. Porque los periodistas, y gracias por mencionar a Assange, es como si no se dieran cuenta que ese es el mayor agravio que puede a la libertad de expresión. Es decir, vos hoy revelás una cosa sobre Estados Unidos y entonces ellos pueden pretender extraditarte y juzgarte en los Estados Unidos; y hacerte morir en prisión, porque la pena que le quieren dar son ciento setenta y cinco años de prisión”.

Julian Assange, años atrás
Julian Assange, años atrás.

“¿Cómo no reaccionamos contra eso? ¿Cómo los periodistas no reaccionan contra eso? ¿Cómo son pocas las voces que se alzan contra eso? A mi realmente me consterna, me hace pensar que vivimos en un mundo donde la verdad tiene muy poco valor”.