Escribe: Mariano Fandiño (*)

Como consecuencia de la pandemia del COVID–19 grandes cambios están sucediendo en el mundo. Uno de ellos en la problemática económica. Esto no significa que la solidaridad salvará y unirá a trabajadores y empleadores. Hemos visto todo lo contrario, siempre con excepciones, grandes empresas y dueños de fortunas fomentan despidos y promueven recortes de salarios, a la vez que lloran por subsidios al Estado.
En este contexto, gobiernos, científicos, empresarios y políticos están trabajando para construir lo que se llama “la nueva normalidad”. Dentro de los cambios que se vislumbran el que en este momento nos atañe es el del teletrabajo.
Actualmente el teletrabajo se encuentra regulado en distintas normas. Hay que diferenciar tres cosas muy importantes: el teletrabajo antes de la pandemia, el teletrabajo dentro de la pandemia sumado al aislamiento social preventivo obligatorio y el teletrabajo post pandemia junto a la nueva normalidad.
Empecemos por lo básico. ¿Qué es el teletrabajo? Es la realización de actos o la prestación de servicios en el domicilio del trabajador o en un lugar distinto del domicilio del empleador (1).
¿Qué beneficios tiene? Por un lado, la flexibilidad debido a que existen pocas tareas que no puedan realizarse cómodamente en el hogar. Se necesita una computadora y una buena conexión de internet. Además, se evita el tráfico y el estrés porque se reduce el tiempo de traslado y la incomodidad de viajar en un sistema de transporte público colapsado. Aún si el transporte es llevado a cabo con vehículo propio, el tránsito y el estacionamiento ya no son un problema cotidiano a resolver. Produce un aumento en la concentración por el simple hecho de estar en la comodidad de la casa.


¿Qué conflictos trae? No todo es color de rosa, esta modalidad de trabajo genera el problema de la desconexión del trabajador (break, descanso o finalización de la jornada) y el tema de la propia impresión de no ser lo suficientemente productivo que conlleva a la situación de estar siempre disponible bajo el apercibimiento de “no ser bien visto” por pares y superiores, generando situaciones de acoso y maltrato laboral y psicológico (2). También se configura el conflicto de la separación del espacio de trabajo con el del familiar o el del ocio y entretenimiento. Por otro lado, puede utilizarse como herramienta de flexibilización o disminución de derechos laborales.

¿Cuáles son los elementos de esta modalidad? Los elementos esenciales son, entre otros: a) La voluntariedad: el trabajador debe ser consultado y este debe aceptar la modalidad. b) La reversibilidad: el trabajador puede volver a realizar sus tareas presenciales si así lo deseare. c) Cobertura de ART. d) Respeto a la vida privada. Mencionamos estos elementos que nos parecen muy importantes, seguro serán fuente de conflicto en un futuro cercano, aclaramos también que esta lista no es taxativa (3).

Marco normativo actual del teletrabajo en Argentina

Teletrabajo antes de la pandemia

Inmediatamente antes de desatada la pandemia y decretado el aislamiento social preventivo y obligatorio el teletrabajo estaba regulado por las siguientes normas (4): Ley de Contrato de Trabajo N° 20.744 (5), Ley N° 25.800 (6), Convenio de la OIT N° 177 (7), Resolución N° 595/2013 – PROPET (8), Resolución N° 1552/2012 – SRT (9).
Básicamente, este engranaje normativo define el teletrabajo como el acto o servicio prestado fuera del establecimiento comercial del empleador, cuenta con protección de la ART, posee normas de seguridad e higiene, prevé una compensación por la utilización de bienes y servicios pertenecientes al trabajador, determina la jornada laboral que llevara a cabo el trabajador.

Teletrabajo dentro de la pandemia y el aislamiento social, preventivo y obligatorio

En este punto, en el que nos encontramos actualmente, la normativa es relativamente la misma, salvo que la Resolución N° 1552/2012 – SRT no opera en el caso de los empleadores que debieron recurrir al teletrabajo compulsivamente en razón de la pandemia de COVID – 19 y el aislamiento preventivo obligatorio, aplicándose en estos casos la Resolución 21/2020 – SRT (10), que en este contexto exime del cumplimiento de lo normado en la Resolución N° 1552/2012 sobre el consentimiento del trabajador, la proveeduría de elementos de seguridad y la inspección del lugar de trabajo. Esto no quita que no puedan exigirse igualmente, ya que el resto de la normativa sigue vigente. Por otro lado, la cobertura de ART y la delimitación de la jornada laboral operan normalmente.

Teletrabajo post pandemia y la nueva normalidad

Como vemos tenemos un antes y un durate del aislamiento preventivo obligatorio en materia de regulación del teletrabajo. ¿Qué sucede con el “después”? Hasta aquí, si hacemos un punteo encontramos que el teletrabajo tiene: cobertura de ART, normas de seguridad e higiene, compensación económica por la utilización de bienes y servicios propios y una jornada laboral configurada. Sobre este último punto subyace el problema del derecho a desconexión expresado en la ley francesa en el 2016. En el mismo sentido opera el artículo 2 del proyecto sobre regulación del teletrabajo presentado por el senador Daniel A. Lovera, haciendo hincapié en la capacitación del personal en la aplicación del teletrabajo y el derecho a la desconexión. Por otro lado, el proyecto de la senadora Silvina García Larraburu, en el artículo N°4 inciso c), promueve las alianzas entre el sector público, el sector sindical y el sector empresarial en relación con el fomento del teletrabajo.
Ampliando la visión encontramos ejemplos de regulación del teletrabajo en distintos países de los cuales podemos destacar algunos aspectos. En Brasil se caracteriza como la actividad que se realiza preponderantemente fuera de la sede del empleador y lo diferencia de las actividades que por su naturaleza se realizan del mismo modo, pero no son teletrabajo. En este último se utiliza la tecnología de la de la información y de la comunicación siendo esta modalidad opcional. Prevé la reversibilidad. Sobre los elementos que provea el empleador el trabajador tiene la obligación de cuidado. En sentido contrario, si el trabajador utiliza sus elementos posee el derecho una compensación. La empresa provee los elementos de seguridad e higiene e instruye al trabajador para el correcto desenvolvimiento (11). En Francia, lo encuadran como la actividad que pueda realizarse dentro del domicilio del empleador y se realice afuera de este por el trabajador, utilizando la tecnología de la información y la comunicación. La seguridad e higiene están a cargo del empleador. Es voluntario y cuenta con reversibilidad (12). Cuenta con derecho a la desconexión donde se configura el deber que tiene el empleador para garantizar sin menoscabo la desconexión de los trabajadores, dando prioridad al trabajo conjunto con el área sindical para el logro del objetivo (13). En Colombia, lo abordan como la realización de actividades remuneradas utilizando la tecnología de la información y la comunicación como intermediaria entre el trabajador y el empleador. Lo divide en tres tipos: a) autónomos: son los que utilizan siempre su hogar para realizar la actividad, b) móviles: son los que no tienen un lugar fijo y utilizan TICs móviles y c) suplementarios: son los que alternan entre su hogar y el domicilio del empleador para realizar la actividad. Es voluntario y reversible. Los bienes y servicios necesarios para realizar el trabajo son provistos por el empleador. Cuenta con protección de la salud para el trabajador (14).
Como palabras finales retomamos lo destacado más arriba del proyecto de la senadora Larraburu para transmitir que el movimiento sindical tiene el desafío y la oportunidad de reconstruirse, adaptarse y fortalecerse, en primer lugar, para garantizar la aplicación de esta modalidad como beneficio para el trabajador y no como una herramienta de flexibilización laboral, en segundo lugar, para evitar la merma de poder de los sindicatos. El camino no es negarse al teletrabajo. Tomando la frase “volvimos para ser mejores”, el movimiento sindical argentino tiene la obligación de reconstruirse para ser mejor.

(*) Abogado UBA, docente UBA, delegado de ATE-INDEC, docente capacitador INDEC, escritor.

FOTO PORTADA: https://pixabay.com/photos/despaired-businessman-business-2261021/

BIBLIOGRAFÍA
Resolución 21/2020 – SRT
Ley de Contrato de Trabajo N° 20.744
Ley N° 25.800
Convenio de la OIT N° 177
Resolución N° 595/2013 – PROPET
Resolución N° 1552/2012 – SRT
Teletrabajo en la Experiencia Extranjera. Los casos de Argentina, Brasil, Bélgica, España, Estados Unidos de Norteamérica, Francia, Italia y Portugal. Biblioteca del Congreso Nacional de Chile. Asesoría Técnica Parlamentaria. Álvarez Paola D. Nº SUP:117212. Octubre 2018.
Revista Actualidad Internacional Sociolaboral Nº 204 (Septiembre 2016)
¿Qué es el teletrabajo? https://www.argentina.gob.ar/trabajo/teletrabajo/que-es
Marco normativo https://www.argentina.gob.ar/trabajo/teletrabajo/marco-normativo
Conferencia: “Teletrabajo y el Sector Público: Tendencias y perspectivas” Centro de Estudios e Investigaciones en Relaciones del Trabajo (CEIRET). 21de Mayo de 2020.

NOTAS

(1) Artículo 1 de la resolución 1552/2012 SRT y artículo 1 del Convenio sobre el trabajo a domicilio, 1996 (núm. 177) OIT

(2) Nota de Tiempo Argentino “El teletrabajo apura el debate por el derecho a la desconexión” disponible en https://www.tiempoar.com.ar/nota/el-teletrabajo-apura-el-debate-por-el-derecho-a-la-desconexion 28/5/2020

(3) Listado completo en https://www.argentina.gob.ar/trabajo/teletrabajo/que-es 28/5/20

(4) Puede consultarse el marco normativo en https://www.argentina.gob.ar/trabajo/teletrabajo/marco-normativo 28/5/20

(5) Texto actualizado de la norma disponible en http://servicios.infoleg.gob.ar/infolegInternet/anexos/25000-29999/25552/texact.htm 28/5/20

(6) Disponible en http://servicios.infoleg.gob.ar/infolegInternet/anexos/90000-94999/90682/norma.htm 28/5/20

(7) Disponible en https://www.ilo.org/dyn/normlex/es/f?p=NORMLEXPUB:12100:0::NO::P12100_INSTRUMENT_ID:312322 28/5/20

(8) Disponible en http://servicios.infoleg.gob.ar/infolegInternet/anexos/215000-219999/217070/norma.htm 28/5/20

(9) Disponible en http://servicios.infoleg.gob.ar/infolegInternet/anexos/200000-204999/204726/norma.htm 28/5/20

(10) Disponible en http://servicios.infoleg.gob.ar/infolegInternet/anexos/335000-339999/335553/norma.htm 28/5/20

(11) Álvarez Paola D. Teletrabajo en la experiencia extranjera. Biblioteca del Congreso Nacional de Chile. Asesoría técnica parlamentaria. Octubre 2018. Pág. 5 a 7. Disponible en https://www.bcn.cl/obtienearchivo?id=repositorio/10221/25913/2/PA_Teletrabajo_2018.pdf 28/5/20

(12) Álvarez Paola D. Teletrabajo en la experiencia extranjera. Biblioteca del Congreso Nacional de Chile. Asesoría técnica parlamentaria. Octubre 2018. Pág. 7 a 10. Disponible en https://www.bcn.cl/obtienearchivo?id=repositorio/10221/25913/2/PA_Teletrabajo_2018.pdf 28/5/20

(13) Actualidad Internacional Sociolaboral nº 204. Pág. 140 y 141 http://www.mitramiss.gob.es/ficheros/ministerio/mundo/revista_ais/204/133.pdf 28/5/20

(14) Álvarez Paola D. Teletrabajo en la experiencia extranjera. Biblioteca del Congreso Nacional de Chile. Asesoría técnica parlamentaria. Octubre 2018. Pág. 12 a 14. Disponible en https://www.bcn.cl/obtienearchivo?id=repositorio/10221/25913/2/PA_Teletrabajo_2018.pdf 28/5/20