Columna de Salud con Leonel Tesler, presidente de la Fundación Soberanía Sanitaria, médico sanitarista, y director del Departamento de Ciencias de la Salud y del Deporte de la Universidad Nacional de José C. Paz, para #NoNosQuedaOtra AM 740 Radio Rebelde. El continuo de aumento de casos de Covid 19 en Ciudad de Buenos Aires; la posición de Kicillof respecto de retroceder fase y contener la situación en provincia de Buenos Aires. Además, el anuncio que realizó el gobernador bonaerense respecto del auxilio que recibirán las clínicas privadas de la provincia frente a su situación crítica, y los servicios y modificaciones en términos de política sanitaria que deberán cumplir.

Escuchá la columna: 

                                     

Leonel Tesler.

El desborde que sufre la ciudad.

“Estos números de 1300 infectados que venimos teniendo estos días no son producto de este desborde, tiene que ver con gente que se contagió entre 5 y 14 días para atrás. Con el nivel de apertura que teníamos hace dos semanas se generaron estos contagios que teníamos. En este momento estamos más o menos en los diez días para duplicar el número en el área metropolitana de Buenos Aires y por cómo viene la mano se puede acelerar. Si no se toman medidas drásticas para frenar esta expansión de los casos vamos a estar cada vez más complicados”.

La ciudad afuera.

“Todos sabemos lo que nos está costando sostener este esfuerzo en términos de sufrimiento subjetivo y las consecuencias económicas, pero si no nos ponemos firmes con esto podemos llegar a cortar aún más el tiempo de duplicación y lo más peligroso es que corremos el riesgo es que dentro de poco tiempo se sature el sistema de salud. Más allá de cuántos contagios pueda haber nuevos con el tema “runners”, el valor simbólico que tiene poder salir a correr en este momento transmite cierta tranquilidad, como que ya está, ya pasó, ya podemos salir a correr. Lo cierto es que no solo no pasó, sino que estamos en el medio de todo y no sabemos qué va a pasar pasado mañana. No es un momento para tranquilizarnos en lo más mínimo”.

Anuncios en la provincia de Buenos Aires

“Si aumentan los casos no podemos abrirnos. Cuando hablamos de empresas de salud, pienso en empresas de medicina prepaga. Estas medidas que anunciaron el gobernador y el ministro de Salud no tienen nada que ver con empresas de medicina prepaga. Estas medidas que se anunciaron de auxilio financiero es para clínicas privadas que están el ámbito de la provincia de Buenos Aires y que, en su mayoría, dependen de IOMA para funcionar, la obra social que cubre a todos los empleados públicos de la provincia. En la provincia de Buenos Aires hay una sola obra social que cubre a la totalidad de los empleados estatales; es la segunda obra social más grande del país, y es una de las obras sociales que paga por prestación, es decir, se les paga a las clínicas cada vez que un afiliado/a va a atenderse. A partir de la llegada del Covid 19, bajó drásticamente la cantidad de prestaciones que dan las clínicas privadas, y por lo tanto bajó el pago que transfiere IOMA porque es por prestación“.

“Se generó un nudo muy complicado que se necesita, ante la potencialidad de que haya muchos afiliados/as de IOMA que deban ser internados por Covid 19, tener disponibles esas camas, pero estaba en peligro la viabilidad de todas esas clínicas que dependen de IOMA para subsistir. Lo que se acordó fue que la provincia les iba a asegurar la subsistencia financiera a estas clínicas, pero no de una manera sonsa, sino que justamente a cambio de esa transferencia de fondos o seguro de subsistencia, las clínicas van a tener que participar de las políticas públicas en salud que quiere aplicar la provincia. Se van a integrar en términos económicos y políticos todos esos prestadores que dependen de la obra social provincial”.

“La totalidad de esas clínicas deberán implementar el protocolo de interrupción legal del embarazo de la provincia, que hasta ahora dependía de la voluntad de cada clínica. Además habrá acciones dirigidas a la prevención y habrá estímulo por sus logros”

“No atenta contra la fuente de trabajo de la fuente de trabajo de las clínicas privadas y reserva la disponibilidad de cama. Lo que más importa es la coyuntura. En este momento hace falta que esas clínicas se mantengan abiertas para que si necesitamos internar a afiliados/as de IOMA tengan donde internarse. En términos de política sanitaria e integración hay un montón de cosas que a cambio de esta ayuda económica se van a obtener por parte de las clínicas. Por ejemplo, que la totalidad de esas clínicas implementen el protocolo de interrupción legal del embarazo de la provincia, que hasta ahora dependía de la voluntad de cada clínica. Eso por ejemplo va a pasar, además van a empezar a haber muchas más acciones dirigidas para prevención y menos enfocadas a que haya muchas prácticas. Las clínicas para subsistir necesitan que la gente esté enferma. La idea es que pueda transformarse íntegramente el sistema de salud, y ahora también de los empleados y empleadas estatales hacia lo preventivo; que el financiamiento no sea tanto por prestaciones sino por resultados sanitarios, por ejemplo, que un indicador sea cuántas infecciones intrahospitalarias tuviste: si vos la bajaste, se mejora el estímulo“.

Este lunes 15, a las 18hs, Tesler moderará una presentación dentro del ciclo organizado por Soberanía Sanitaria.