Alberto Samid, ex vicepresidente del Mercado Central, empresario de la carne, y militante peronista, en diálogo con el equipo de #NoNosQuedaOtra AM 740 Radio Rebelde. El espionaje en la era macrista, el Poder Judicial aún en manos de la oposición, los supermercados como los principales responsable de la suba de precios, y la necesidad de actuar rápido ante la fuerza que hace el 80% del aparato mediático para limar la imagen positiva de Alberto Fernández.

Escuchá la entrevista completa: 

                                     

Alberto Samid.

La oposición son los medios

“Es muy difícil gobernar en este momento teniendo tanta contra. Tenemos en este momento el 85% de los medios de comunicación en contra y encima mienten. Macri tiene que ir preso no por escuchar una conversación, tiene que ir preso por lo que le ha hecho a Argentina. Ha hecho un daño tremendo, se han robado 100 mil millones de dólares, se quedaron con el petróleo, con la luz, con los peajes, con las mejores empresas. Encima tienen un ejército de periodistas y medios de comunicación no dejando gobernar; el Grupo Clarín, La Nación, Infobae, América; es un asco mirar la televisión. Uno que está en la cosa sabe que están mintiendo, pero la mayoría de la gente que está en sus cosas, les van calando”.

“El poder Judicial también es de ellos ¿Cómo puede ser que después de seis meses de gobierno no haya ningún procesado después del daño que han hecho?¿Qué pasó durante los cuatro años de Macri?”

“Yo no hubiera empezado por Vicentín, sino por el gas, los peajes. Más allá de la estafa que se hizo con Vicentín, yo hubiera nacionalizado eso primero. Porque inclusive ahora nos resta legitimidad, empiezan con esto, que lo otro y que Venezuela, y todo ese cuento que tienen los medios de comunicación. Me parece que era más importante ir por las autopistas, la luz y los recursos naturales, ahí no hubiéramos tenido contras. El macrismo a parte de cambiarse 100 millones de dólares y llevarlos para afuera, se quedó con la luz, con las autopistas y con un millón de cosas. Va a ser difícil terminar con estos tipos si no agrandamos la Corte. El Poder Judicial es de ellos totalmente. Cómo puede ser que, después de seis meses de gobierno, no haya ningún procesado de estos ladrones, después del daño que han hecho?. ¿Qué pasó durante los cuatro años de Macri? ¿no se puede hacer nada?”.

Precios: ¿Vicentín o los supermercados?

“Vicentín exporta todo, no hace la mella a los precios. Los precios pasan por otro lado, el aumento de los precios, nosotros pagamos el doble de lo que vale la mercadería, no es culpa de Vicentín, sino de los supermercados. A los supermercados hay que armarle una línea nueva de comercialización, que los mismos productores les vendan directamente al consumidor final, si no los precios no van a cambiar; si realmente quieren bajar el precio de los alimentos que tienen que estar a la mitad de precio, porque nosotros somos los grandes productores del mundo y producimos el 20% más de lo que nosotros consumimos, la única manera es hacer una comercialización en donde los mismos productores le vendan al consumidor final. No pasa por Vicentín los precios”.

“A los supermercados hay que armarle una línea nueva de comercialización, que los mismos productores les vendan directamente al consumidor final, si no los precios no van a cambiar”

“Hay que armar en cada pueblo mercados, y facilitarle a los productores para que ellos mismos vendan la mercadería. Cuando van al Mercado Central y compran los supermercados después vale diez veces más. Son los supermercados que se quedaron con todo, y después se prendieron también los chinos. Hay que armar una comercialización donde los mismos productores vendan su producto. No es tan difícil eso. Yo lo intenté hacer, pero tenía en contra a todo el gobierno de Macri, y me pusieron piedras en todos lados porque ellos también son dueños de los supermercados. En este momento en el que tenemos un poder muy grande, nosotros tenemos que actuar: tenemos mayoría en Diputados, en Senadores, tenemos que avanzar en todo esto; si no avanzamos en esto y no hacemos esta revolución para favorecer lo que está haciendo Alberto, que ha favorecido a los sectores de menores recursos. Pero hay que avanzar más rápido. Si no tomamos decisiones importantes, dentro de cuatro años volvemos a sufrir la peste amarilla”.