Escribe: Tomás Matamoros

Esta mañana salió a la luz un borrador realizado por uno de los médicos de la selección con el protocolo a llevar a cabo si en algún momento ocurre ésta situación y si es que el gobierno nacional lo autoriza. Lo más importante de este resumen es el costo que deberán afrontar los clubes para cumplir con el protocolo. Se estima que por mes cada club deberá gastar unos 750.000 pesos, para cumplir con la normativa.
En este borrado además, aparecen tres puntos claves. Por un lado el comportamiento en los entrenamientos, que apunta a la higiene y al distanciamiento social. No más de seis jugadores en la cancha por sesión a un metro y medio de distancia. En cuanto a la higiene se indica el lavado de manos y la prohibición total al compartimiento de bebidas.


En el segundo punto se hace hincapié en el seguimiento que deberán tener los jugadores para evitar el contagio y la propagación del virus. En este, se asegura que cada jugador deberá realizarse un total de cinco test al mes. El primero 72 horas de la reanudación de los entrenamientos, el segundo antes del primer entrenamiento y luego, una vez por semana.


En el tercer y ultimo punto se hace referencia al método de desinfección de las instalaciones y los medios de transportes que se utilizaran para los entrenamientos y luego para los partidos. En éste se hace mención a que “hay que desinfectar los medios de transporte utilizados para acudir a partidos o entrenamientos, el lugar de alojamiento y los sitios donde se preparen las comidas”.


De esta manera se puede ver un escrito que aun no está maduro y le faltan varios detalles para estar al cien por ciento. El factor más importante es el económico debido a que no todos los clubes que forman parte de la Asociación del fútbol argentino están en condiciones de afrontar los gastos que conllevaría la vuelta del fútbol. En este caso la AFA afirma que “nuclea a más de 4.000 jugadores profesionales en 123 clubes entre la Liga, la PN, la B, la C y el Federal A”. De esta forma no se sabe si la entidad colaborará con los gastos de los clubes más afectados como lo son los del ascenso o si bien se enfocará en la primera división.