Walter Abarcadiputado provincial de Buenos Aires por el Frente de Todos y presidente de la Comisión de Obras Públicas de la Cámara de Diputados bonaerense, en comunicación con el equipo de #NoNosQuedaOtra AM 740 Radio Rebelde. Plan quinquenal de desarrollo para la provincia; políticas de Estado y las obras inconclusas de Vidal; el sistema de espionaje ilegal del macrismo contra propios y opositores.

Escuchá la entrevista completa: 

                                     

Walter Abarca

Vidal subejecutó presupuesto de obras en 2019

“Me toca presidir la Comisión de Obras Públicas de la Cámara de Diputados de la provincia, y hace unos días tuvimos la primer reunión en conjunto entre las comisiones de Obras Públicas, Energía y Servicios Públicos, junto al ministro de Obras y Servicios Públicos de la provincia de Buenos Aires, Agustín Simeone, y todo su equipo de trabajo. Duró más de tres horas y se estuvo charlando de la situación que había recibido en la provincia, donde el ministro dejó en claro que hay muchas obras inconclusas. El último presupuesto de la gestión Vidal del año 2019 tuvo una ejecución por abajo del 50 por ciento. Calculado al mes de marzo, tenemos alrededor de 11 mil millones de pesos para poder terminar las obras de Vidal. Digo calculado a marzo, seguramente habrá que actualizar precios. Pero también.

Plan quinquenal de desarollo de obras públicas

“Lo que también planteó el ministro es que están pensando y trabajando en un plan quinquenal con las obras que necesita la provincia de Buenos Aires, para un plan de desarrollo. Patentar el desarrollo por lo menos veinte años y e intentar en la gestión de Kicillof trabajar en función de ese plan de desarrollo. ESto lo planteó como agenda de trabajo para las tresn comisiones. Habrá que discutir la situación de las rutas, la distribución de la energía, las tarifas, el desarrollo del agua, y muchos ejes que tienen que ver con una planificación del desarrollo de la provincia de Buenos Aires. En el marco de eso están pensando en una cifra de alrededor de 600 mil millones de pesos para poner en marcha en la gestión de Kicillof”.

“Pocas veces había escuchado a un ministro de Obras Públicas hablar de un plan de desarrollo, o hablar de un plan quinquenal para la provincia de Buenos Aires y plantear ejes de discusión”

“Ahora depende de todos, no solamente del ministro, sino de toda la dirigencia política en que nos pongamos a debatir y construir con la ciudadanía de Buenos Aires, porque no hay desarrollo posible sin la participación del beneficiario que en este caso son los bonaerenses. A pensar, planificar y construir un plan de desarrollo de la provincia que pueda transformarse en una política de Estado, que más allá de quién sea el próximo gobernador, se transforme en una política de Estado que tenga metas, objetivos y que cada gobernador pueda ir cumpliendo esas metas para definitivamente poner en marcha la provincia más importante de la Argentina. Se trata del 40% del producto bruto de la Argentina”.

Walter Abarca.

De Vido

“Hago una evaluación política de Julio De Vido: creo que fue uno de los mejores ministros de la historia dela Argentina. Y esto lo dije en alguna oportunidad en la cámara de Diputados cuando discutíamos las tarifas eléctricas, durante la gestión de Cambiemos, que nos decían que el problema en la Argentina era que no se había hecho nada en materia energética. En aquel debate ennumeré todo lo que se había hecho durante la gestión de Néstor Kirchner y de Cristina Fernández de Kirchner, bajo la conducción del ministerio de Julio De Vido. Te vuelvo a repetir, a mi entender uno de los mejores ministros que ha tenido la Argentina”

Julio De Vido

La potencialidad

“Lo que manifestó el Ministro en la reunión que tuvimos fue que la prioridad era terminar con todas las obras iniciadas para luego pensar en este plan de desarrollo y pensar obras en función de este plan. Creo que esta situación de pandemia nos va a dejar una radiografía de la situación que estamos atravesando. La cuestión de la comunicación también es uno de los grandes desequilibrios que tiene la provincia de Buenos Aires; hay muchísimos chicos que no están pudiendo acceder al sistema educativo porque no tienen conexión, porque no tienen energía eléctrica, o no tienen Internet, y estas son las cosas que también habrá que pensar en la provincia. El primer índice que nos deja esta pandemia es que es una provincia con un crecimiento demográfico totalmente desequilibrado, estamos hablado de 820 personas por km cuadrado en el conurbano, y 12 personas por kilómetro cuadrado en el interior”

“La provincia tiene tierras para producir, tiene agua dulce, energía; habrá que pensar un plan de desarrollo en función de la utilización de las tierras que tenemos, que es una de las potencialidades a nivel mundial en la generación de alimentos”

“No hay posibilidad de generar un crecimiento de desarrollo equilibrado si no hay generación de oportunidades, y fundamentalmente generación de oportunidades en el interior: si no hay comunicación, rutas, energía, o si no hay una política muy clara de tierras que haga posible acceder al suelo urbano”.

La urbanización de las villas y el acceso a la tierra

“Creo que en un escenario pos pandemia el acceso a la tierra debe ser un derecho humano básico. Debemos establecer cuánto es el espacio mínimo que necesita una persona para vivir en armonía en una sociedad. En armonía inclusive interna en una familia, para convivir, y más aún si vamos a tener esta situación de un virus que no sabemos si lo vamos a poder combatir o si a partir de ahora los distanciamientos sociales van a empezar a ser fundamentales. El Estado debe plantearse que el acceso a la tierra no puede ser un bien del mercado, el acceso a la tierra debe ser un derecho humano básico, todo ser humano debe poder acceder un pedazo de tierra donde proyectar y construir su vida, y a esto lo tiene que garantizar el Estado. Esto va a ser una discusión central y tenemos algún camino recorrido como el Plan Familia Propietario, como la ley de hábitat en la provincia de Buenos Ares, como el Procrear… Me parece que tiene que ser una política central en la pos pandemia”.

Vidal y Macri, involucrados en la trama del espionaje ilegal.

El macrismo y el espionaje a sus propios funcionarios

“No me sorprende porque lo sufrimos y vivimos en carne propia. Yo presidía un bloque opositor a la gestión de Vidal y en ese bloque fuimos escuchados e hicimos denuncias de que estábamos siendo escuchados; por supuesto que nunca recibimos ninguna información, pero sí teníamos el dato fehaciente de que varios compañeros estábamos siendo escuchados en nuestras comunicaciones. Eso habla de que no había una construcción de una fuerza política; cuando hay una fuerza política, una visión, o valores en común, no hace falta desconfiar del que tenés al lado; también escuchaban a los propios para poder controlar lo que estaba haciendo el de al lado, porque el concepto de organización estaba basado en una función de negocios o interéses personales, o representación de intereses personales y no el conjunto, por eso necesitaban espiar a los propios, porque lo que los opositores decíamos era público, lo que planteábamos cuando discutíamos los presupuestos lo decíamos públicamente y podían saber cuál era nuestro accionar sin tener que escucharnos. Evidentemente tenían que escuchar más a los propios que a los extraños”.