Juan Manuel Valdés, legislador de la Ciudad de Buenos Aires por el Frente de Todos, en comunicación con #NoNosQuedaOtra AM740 Radio Rebelde para hablar del proyecto de ley de apoyo a las librerías en la Ciudad, ante los efectos de la pandemia. También, novedades y no tanto sobre una vieja costumbre del Pro: la participación de agentes de la Policía de la Ciudad en la red de espionaje ilegal de la ex SIDE macrista, que está siendo investigada por las denuncias y pruebas que presentó la intervención actual de la AFI.

Escuchá la nota completa:

 

Juan Manuel Valdés
Juan Manuel Valdés, legislador porteño.

Apoyo cero para los comercio porteños

“La gestión del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires tiene una definición que es que, todo lo que tenga que ver con los comercios, con la política de desarrollo económico, con los esfuerzos en materia de sostener los puestos de trabajo y sostener las pequeñas y medianas empresas, tiene que venir del Gobierno Nacional. Es así como hasta el día de hoy no ha hecho ningún programa de fomento ni ninguna política concreta para sostener el empleo, para sostener el ingreso de los comercios, aunque sea en materia de impuestos como el ABL, de bajarles los impuestos, o subsidiar los alquileres, o ayudar en el pago de servicios como el agua, luz, gas. Pero no, en ningún caso la ciudad a puesto un centavo a la hora de sostener lo que ellos dicen que son sus industrias; que es el comercio. Si uno escucha los reportajes que ha venido dando tanto Rodríguez Larreta como Santilli, dicen eso, que son políticas del Gobierno nacional y tratan de echarle la culpa de cualquier comercio cerrado a la cuarentena dictada por Alberto”.

Nosotros creemos que si hay alguien que está haciendo algo por sostener las empresas, es el Gobierno nacional. Porque los ATP, los créditos a tasa subsidiada, los REPRO, todas esas medidas tienen que ver con el Tesoro Nacional. La Ciudad no puede tener una mirada indiferente; con el presupuesto que tiene de quinientos cincuenta mil millones de pesos, que significan el presupuesto sumado de los ciento treinta y cinco municipios de la provincia de Buenos Aires. Sin embargo dicen que no tienen la plata para ponerle una ayuda a los libreros, a los clubes de barrio, etc; cuando la diferencia es que acá apenas viven dos millones ochocientas mil personas y en la Provincia de Buenos Aires viven once millones”.

“lo mínimo que puede hacer el gobierno de la ciudad es sostenER ALGO QUE DISTINGUE A LA CIUDAD DE BUEnos Aires del mundo; porque somos la ciudad con más librerías por habitante del mundo”

Ellos hablan de una caída en la recaudación, pero hasta ahora no se ha constatado en ni un informe de la Agencia de Rentas. Entonces nos parece que en realidad no hay ni una caída en la recaudación de tal magnitud; lo que hay es una mirada de dónde tienen que estar los recursos del Estado en un caso y dónde tienen que estar en la mirada del Gobierno nacional”.

El proyecto para las librerías porteñas

“Venimos trabajando con la Cámara Argentina del Libro, con librerías independientes; con distintos actores de la industria editorial. Nuestro proyecto de ley contempla un fondo específico que le descuente ABL, digamos, que en el marco de la pandemia le deje de cobrar ABL, ingresos brutos, que subsidie alquileres con un tope de veinticinco mil pesos y que también subsidie los servicios públicos. Esto tiene que ver sobretodo con las pequeñas librerías, no con cadenas; que tengan un solo local, y que tenga determinada dimensión la librería. Nos parece que es lo mínimo que puede hacer el Gobierno de la Ciudad para sostener algo que distingue a la ciudad de Buenos Aires del mundo; porque somos la ciudad con más librerías por habitante del mundo. Tenemos veinticinco librerías cada cien mil habitantes; tenemos un aproximado de mil ochocientas librerías en la Ciudad de Buenos Aires y a su vez el AMBA nuclea el 75% de la industria editorial en Argentina. Por supuesto que una tarea que deberíamos hacer es la de diversificar y ampliar, pero bueno, hoy que estamos en la pandemia lo urgente es sostener lo que tenemos. Para eso, hay que tomar medidas y destinar recursos”.

Las librerías de la Ciudad se enfrentan a una compleja situación económica, fruto de la pandemia. Del Pro gobernante, ni noticias.

“Miren, yo no tengo ningún prejuicio para dialogar con ningún actor. Ayer por ejemplo estuvimos en la comisión de cultura de la legislatura, que es presidida por Roy Cortina. Varios de quienes participan ahí por parte del oficialismo, por no decir todos los miembros presentes, reconocieron que estaban de acuerdo con el planteo que estábamos haciendo. De todas maneras, para que salga eso, tiene que haber voluntad política del Poder Ejecutivo; veremos si efectivamente no se concreta”.

Hay que sostener el empleo

“Nuestra labor no está solamente en presentar los proyectos y sacar banderas de reivindicación; por supuesto que eso es parte de nuestro trabajo para establecer un orden de a dónde llevaríamos la ciudad en caso de gobernar nosotros, pero como hoy no gobernamos nosotros, nuestro objetivo es que los proyectos salgan. Es mejorarle la vida a la gente a partir de la función para la cual fuimos electos. Entonces, vamos a agotar todas las instancias para que esto se pueda votar, para que se puedan generar las condiciones; pero para eso hace falta generar acuerdos y nosotros sólo tenemos diecisiete bancas de sesenta. Así que todo lo demás es trabajo de acuerdos, de diálogo; nosotros no nos cerramos a esa posibilidad. Generalmente los que se cierran son los del oficialismo, que bueno, están cuidando un presupuesto porque supongo que tendrán intenciones electorales para el año que viene y creerán que la mejor manera de sobrellevarla es ahorrar plata en este momento. Yo creo que hacen una mala apuesta política en eso, porque si hay algo que tenemos que generar todos, es la posibilidad de atravesar esta cuarentena y esta crisis tan grande sosteniendo los comercios, los puestos de trabajo. Bueno, esa es la mirada del Gobierno nacional y por eso la Ciudad de Buenos Aires se limita a difundir todas las decisiones que ha tomado el Gobierno nacional. Porque Rodríguez Larreta no ha ampliado ningún plan social, ni Ciudadanía Porteña ni los subsidios habitacionales; no ha tomado ninguna decisión al respecto de los planes sociales que tiene la Ciudad de Buenos Aires para los más vulnerables. El Plan Detectar, que está hoy llevando la prevención a los barrios populares, también es un programa nacional. Lo que significan los ATP, los programas para pagar hasta el 50% de las nóminas de las empresas, también es del Gobierno nacional. Los créditos a tasa subsidiada son de parte del Banco Central; digamos el Banco Nación. La ciudad se limita a repartir volantes de esto pero poniéndole el logo de la Ciudad de Buenos Aires. Nos parece que si para algo tiene el presupuesto que tiene Rodríguez Larreta, es para hacer más que esto”.

La ciudad prestó efectivos

“Por el momento lo que sabemos, es que la Ciudad prestó efectivos y logística a la Agencia Federal de Inteligencia, que dirigían Arribas y Majdalani y desde la cual se llevó adelante un programa masivo de espionaje como estamos viendo en la causa que lleva adelante el juez Villena en Lomas de Zamora. Hay más de diez efectivos que fueron pasados en ‘comisión’, cuando esa figura que no existe, y colaboraban con este dispositivo ilegal; donde se instalaron bombas en casas de funcionarios, donde se seguía a la jefa de la oposición, donde se espiaba a propios integrantes de la coalición Cambiemos.

Dputado Juan Manuel Valdes (centro), rodeado de sus compañeros de bancada, frente a la Legislatura de la Ciudad, haciendo pùblico el pedido de informaciòn por el espionaje ilegal y la participaciòn de efectivos de la policía local.

Para todo esto, la Ciudad de Buenos Aires prestó efectivos y hasta el día de hoy no nos dijeron en virtud de qué prestó más de diez efectivos.  También, es una situación que se debe varios debates; la Policía de la Ciudad. Hace un año y medio que está desaparecido un efectivo, uno que estaba a cargo del sector de exposiciones, que generalmente son allanamientos. Arshak Karhanyan un día se fue de su casa, se fue a comprar una pala a un Easy y nunca más se supo nada de él. Nunca más supimos donde estaba y vemos que ni siquiera el ministro de seguridad de la ciudad, el subsecretario o el mismo Gobierno de la ciudad, han emprendido ningún tipo de búsqueda activa de este efectivo. Los únicos que lo buscan son sus familiares”.