Miguel Fernández Pastor, abogado especialista en Seguridad Social y ex director del Centro Interamericano de Estudios de Seguridad Social (CIESS), en diálogo con el equipo de #NoNosQuedaOtra AM 740 Radio Rebelde. Plan de Ingreso Básico Universal, cómo y a quiénes asistiría, cuáles y de dónde saldrían los recursos utilizados. Los impuestos progresivos que dejaron de cobrares en los 90, y las posibilidades que abre la coyuntura de crisis.

Escuchá la entrevista completa: 

                                     

Miguel Fernández Pastor.

Ingreso Básico Universal

“El concepto filosófico es que todos, incluidos los que tienen fortunas, cobren el ingreso básico, y que aquellos que tienen mayores ingresos lo devuelvan de alguna manera vía impuestos. Este es el ideal del ingreso básico, no estamos en condiciones en Argentina de aplicar un ingreso básico de esas condiciones, sí estamos en condiciones de cubrir todas las necesidades que terminen rompiendo con la pobreza en Argentina. Para lograr eso creo que hay que tener muy en cuenta algunas cosas: primero, el presidente ha dicho, que va a instaurar un ingreso básico universal. Es un gran noticia y un gran desafío. No es lo mismo que aplicar un plan social más. ¿Qué hay que hacer para que el ingreso básico universal cumpla la misión que creemos que tiene que cumplir? Valorar el monto de la prestación. La prestación tiene que ser digna, no de subsistencia“.

“Se necesita un ingreso lo suficientemente digno que le permite al ser humano salir de esta situación de pobreza. Lo que hay que hacer es fijar cuál es el monto de un haber digno”

“Ha salido la imitación de experiencias europeas, una mala imitación: en toda Europa existen planes de estas características pero destinados a cubrir las situaciones de emergencia y críticas, los niveles de pobreza son muy bajos, son muy pocos y son muy pobres. Entonces se pueden cubrir con necesidades muy básicas. El problema o la diferencia entre ellos y nosotros, es que nosotros tenemos pobreza estructural, que viene de los abuelos, que siguen los hijos y va a los nietos. La realidad en Argentina de ese haber digno debería ser por lo menos el de una jubilación mínima, es el único parámetro que tenemos bien definido. Debería ser por cada persona, esto implica que en un grupo familiar ingresaría un haber que cubre las necesidades básicas y todavía queda un poquito para hacer algunas mejoras y la persona tendría la posibilidad de hacer algún trabajo extra para permitirle salir de la pobreza”.

La necesidad de nuevos protocolos de seguridad social

Otra cosa que deberíamos tener en cuenta, es que en Argentina tenemos una mala tradición, tenemos la Seguridad Social muy fragmentada: a nivel nacional en tres Ministerios, a nivel provincial, todas las provincias tienen Ministerios de sección social, muchas de las municipalidades invierten todo su presupuesto en políticas sociales, y además de eso están los planes sociales. Hay infinidad de personas que de muchísima voluntad y amor hacen funcionar las ollas populares y todo eso. Creo que lo que hay que ir haciendo paulatinamente es coordinar todos esos recursos e irlos centrifugándo y metiéndolos en el mismo sistema del ingreso básico universal y esto va a permitir que todo ese ingreso junto puede ayudar a financiarlo. La tercer cosas que me parece que hay que destacar es el modo de financiamiento. Creo que no hay que utilizar el modo de financiamiento de tradicional, que es que el Tesoro sea el que pague las cuestiones. Creo que hay que definir impuestos que deben ir destinados a esto, me refiero al impuesto a los bienes personales; es un recurso importante, en el impuesto a las ganancias hay posibilidades de hacer descuentos del impuesto de distintas cuestiones que hacen: si los sectores medios bajos no pueden descontar nada, por qué lo van a hacer los ricos. Yo se los sacaría”.

Impuesto a la riqueza

“Hay dos impuestos o dos ingresos que son de enorme transcendencias: las contribuciones patronales que disminuyó Cavallo, de reponerlas, significaría un ingreso para el Estado del orden del 2,99% del PBI. Un ingreso fabuloso que fue transferido a la fuga de las empresas, que no sirvió para generar ningún puesto de trabajo. El otro tema que lamentablemente en Argentina no nos hemos ocupado, es lo que se llama el impuesto a la transferencia de bienes gratuitos; es el famoso impuesto a la herencia, que en Argentina es el impuesto más viejo de la historia, hasta que en 1976 una de las primeras decisiones de la dictadura militar fue derogarlo. Es uno de los más justos que existe, lo aplican todos los países desarrollados de la tierra y todos los países limítrofes nuestros, y es un impuesto que tiene una gran capacidad de recaudación”.

“recursos hay, lo que hay que hacer es atreverse y sacárselos a los que más ganan”

“Sin ninguna duda va a generar un crecimiento muy fuerte del salario real, no sé si inmediato, pero a la medida que la economía crezca sí. hay situaciones en las que uno se encuentra atrapado, si vos no le sacas la reja al preso no va a salir nunca, entonces lo que hay que hacer es abrir la puerta para dejarlo salir y para dejarlo salir tenés que darle recursos para que se pueda mover. Por supuesto que va a haber un núcleo duro con situaciones complejas y que no van a poder reinsertarse en el mercado laboral, pero con que se reinsertara una gran cantidad, ya el costo se reduce muchísimo”.

Ingreso Básico Unviversal: Posibilidades de aplicación

“En términos concretos, toda persona que gane menos de la jubilación mínima, pagarle lo suficiente o pagarle el monto de una jubilación mínima. Analicemos un grupo familiar: dos adultos y dos chicos, estadísticamente; entonces si yo tengo dos adultos, cobrarían hoy 33 500 pesos por los padres y además cobrarían 6 mil pesos de la asignación universal por hijo. Estarían cobrando 40 mil pesos, un ingreso digno. Después trataría de que todos juntos empujen para arriba. Busquemos un piso, que es la jubilación mínima, y después mejoremos la jubilación mínima. Ir creciendo todos juntos de a poco, ese me parece que es el camino. hay que imaginar la inyección económica, el crecimiento de la demanda y la cantidad de impuestos que van a volver al sistema”.

“Durante el gobierno de Macri el objeto era achicar el gasto siempre mejorando la situación de los que más ganan y perjudicando a aquellos de los que menos ganan.yo noto ahora que ha habido un cambio de tendencia, que es empezar a defender a los que menos tienen”

“Lograrlo no es una cosa que se pueda hacer con facilidad, sobre todo en una crisis económica como en la que estamos y sobre todo en medio de una pandemia. Por otra parte, me parece que el gobierno tiene que encarar rápidamente una reforma del Estado que ordene la aplicación de las políticas sociales. En Argentina hay una conjunción de todos los funcionarios públicos por hacer planes sociales uno arriba del otro y lo único que hacen es encimarse; hay que romper la fragmentación a las políticas sociales y aplicarlas masivamente y aplicarlas en un plan integral y que el resto sean políticas de complemento”.