Escribe: Natalia Seoane

El Registro de Promotorxs a nivel socio comunitario “Tejiendo Matria” se encuentra entre las acciones que establece el Plan Nacional de Acción contra las Violencias por Motivos de Género, anunciado recientemente por el Ministerio del las Mujeres Géneros y Diversidad. Su objetivo es mapear las redes de prevención, promoción y contención sobre géneros y diversidad que vienen funcionando en todo el país, con esta acción el organismo espera visibilizar el trabajo territorial que vienen desarrollando hace varios años las organizaciones sociales, feministas, sindicales y las instituciones del estado.

Cecilia Checha Merchán, secretaria de Políticas de Igualdad y Diversidad del Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación explicó que a pocos días del lanzamiento “se inscribieron más de 14 mil personas, lo cual muestra el gran trabajo tanto en grandes ciudades como en pequeñas localidades. Existen redes que acompañan mujeres en situación de violencia, promueven la equidad, otras formas de relacionarnos a partir de la diversidad como una potencialidad, no como un problema”; destacó “por la pandemia y ante la medida preventiva de aislamiento social preventivo y obligatorio tuvimos que reestructurar la metodología. Ahora lo pensamos de manera virtual. Es un proyecto muy importante para nosotras y creemos que ese es el camino: el trabajar con las personas que conocen sus territorios, para intercambiar las experiencias e iniciativas que se desarrollan de forma comunitaria, dar herramientas para la formación y capacitación continua que se necesite en cada localidad y articular con quienes están día a día en el territorio las distintas políticas que impulsamos desde el Ministerio”.

Cecilia Merchán al habla. Foto de Paula Somoza.

El rol de promotorxs territoriales de género y diversidad existe de hecho, muchas le ponen el cuerpo; sin embargo, no es una tarea reconocida como trabajo y hace falta un largo camino para construir su profesionalización. Lxs promotorxs son quienes están en la primera línea de contención y escucha, realizan talleres, campañas de comunicación, asesoran, acompañan, informan a quien está atravesando una situación de violencia de género, movilizan acciones locales, impulsan propuestas para erradicar estereotipos de género en los clubes, sindicatos, partidos políticos, merenderos, medios comunitarios, centros culturales, espacios de formación o sus propios barrios. Llevan adelante estas tareas a nivel comunitario, con el objetivo de llenar de feminismo y hacer más vivibles sus lugares. Registrar, es el punto de partida porque permitirá al estado: contar, nombrar, saber quiénes son, dónde están, cuáles son sus necesidades, como así también conocer su grupalidad. Es necesario, porque para tejer de otro modo, lo que no se cuenta, no cuenta.

Los materiales de difusión disponibles en las redes sociales del organismo que dirige Elizabeth Gómez Alcorta, explican que el registro pretende alcanzar a las personas que realizaron alguna capacitación, certificada por un organismo del Estado nacional, provincial, municipal o por alguna organización de la sociedad civil con trayectoria en las temáticas de género y diversidad sexual y además, incorporar a lxs promotorxs a formaciones continuas direccionadas desde el Ministerio.

FOTO: Ida Vázquez.

Hay un camino de formación recorrido, el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación en convenio con la Universidad Nacional de La Plata en 2013-2014 financió una Diplomatura en Abordaje y prevención de las Violencias. El Ex- Consejo Nacional de las Mujeres creó las Escuelas Populares de Género, el Ministerio Público Fiscal realizó trabajo territorial, formación para formadores, cursos. La Defensoría del Público se ocupó, en esta línea en realizar formaciones virtuales, capacitaciones presenciales para prevenir las violencias de género en los medios de comunicación, realizó producciones educativas para comunicar y tratar situaciones de violencia por razones de género prevenir y erradicar el tratamiento discriminatorio de las mujeres y diversidades sociosexuales en los medios, el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI) con organizaciones LGTTBIQ+ tiene antecedentes realizando sensibilizaciones, talleres, conferencias y congresos a nivel nacional, ATE Capital realizó la formación de 100 promotorxs en 2019 en la Ciudad de Buenos Aires, organizaciones sociales de la Sociedad civil y feministas, certificaron sus trayectorias mediante la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA. Actualmente, existen formaciones específicas con curriculas diferentes de pre-grado y de post-grado sobre abordajes de las Violencias, temáticas de género, diversidad en la Universidad Nacional de Buenos Aires, de Tres de Febrero, Córdoba, de Rosario, de Entre Ríos, Misiones, Programa de Género en la Universidad de Santiago del Estero, y es destacable, la tarea de la Universidad de San Martín y de la Universidad de General Sarmiento que vienen realizando un trabajo territorial sostenido, evidenciando la importancia, la necesidad de trabajar profundamente y con las organizaciones territoriales de género y diversidad sexual. Parte de este conocimiento se encuentra en las organizaciones y es fruto de la construcción feminista.

FOTO: Ida Vázquez.

Las tareas que realizan lxs promotorxs, no son remuneradas, son tareas de cuidado comunitario. Esto no quiere decir que no sea hora de pensarlo desde el Estado. Existe cierta identidad, grupalidad, mucha militancia que tiene vínculo con otras políticas sociales y programas desarrollados desde el Estado. En principio la iniciativa, permitirá vincularse con otres, acceder a herramientas de formación, capacitación contínua, participar de diferentes acciones y políticas que diseña el Ministerio de las Mujeres Géneros y Diversidad para prevenir, erradicar las violencias por motivo de género y las políticas de igualdad.

El registro debe ser entendido como política en el marco de aspiraciones feministas, en un contexto de articulación de otras demandas. Por primera vez, existe una institución de rango ministerial que piensa acciones específicas y planes concretos para combatir al machismo y el patriarcado, la desigualdad que vivimos las mujeres y feminidades. En este contexto singularisimo de aislamiento social preventivo obligatorio para evitar los contagios por COVID-19, ha quedado claro que las solidaridades, los vínculos y las redes son las que nos contienen y nos cuidan. Es un momento, donde además se está repensando el trabajo, redefiniendo los cuidados, la economía y reconfigurando las políticas sociales. Para reconfigurar acciones deben forjarse las redes en el análisis y en la práctica política que llevan adelante las organizaciones sociales feministas y el estado.

📌 Inscribite en argentina.gob.ar/generos/registro-nacional-de-promotorxs
+ info 👉 tejiendomatria@mingeneros.gob.ar
https://www.instagram.com/p/CCEVK5pFGSV/?utm_source=ig_web_button_share_sheet
https://www.instagram.com/p/CBx1COVA_bg/?utm_source=ig_web_button_share_sheet