Columna PYME y Empresa Nacional de Leo Bilanski, presidente de la Asociación De Empresarios Nacionales Para El Desarrollo Argentino, en #NoNosQuedaOtra AM 740 Radio Rebelde. Impacto pandemia en sector de la pequeña y mediana empresa; quiénes ganan y quiénes pierden en medio de la crisis sanitaria; medidas del gobierno para sostener la actividad; la necesidad de una representación mayor del sector en la construcción de políticas públicas.

Escuchá la columna completa:

                                   

Leo Bilanski.de ENAC.

Pandemia y economía

“Esta pandemia de Coronavirus ya se llevó 28 mil pymes en estos cuatro meses. El Covid es un tsunami que ataca la economía de aglutinación de personas y después se expande al resto. Si no hay espectáculos, no hay actores, si no hay actores no consumen, y se empieza a hacer una cadena que termina perjudicando a toda la economía a excepción de dos sectores; por actividad los de la alimentación, y por tamaño a las empresas de más de 500 trabajadores, que les está yendo bien; a las empresas de 500 trabajadores o menos les está yendo mal. En los dos primeros meses de la pandemia se ganaron 9 empresas de más de 500 trabajadores y se perdieron 15 mil de menos de 500 trabajadores; no afecta a todos por igual esta pandemia, y es también para poner en marco la foto del 9 de julio, sobre quienes estaban sentados alrededor del presidente Alberto Fernández”.

“para que las pymes se recuperen, hay que tomar medidas extraordinarias en el sector: darle el espacio y permitirle ser el actor protagonista en la definición de políticas públicas”

“No podemos negar que el gobierno ha tomado medidas para el sector empresario en general y el eje más claro son los ATP que han llegado hasta 300 mil empresas, aunque no les ha pagado todos los meses a 300 mil empresas; en el último mes les ha estado pagando una parte de salarios a 180 mil pymes o empresas en general, pero también, en esas empresas se colaron Techint, o 9500 empresas que después decidieron unilateralmente devolver la plata. La ayuda estuvo, pero se ayuda a empresas grandes que a la vez le va bien, y es doble beneficio, mientras que a las pymes no les llega a todas y es el sector altamente castigado, seguimos en situación de terapia intensiva. La foto del 9 de julio pone en el centro de la escena al G6, que es un sector refractario de la participación del Estado de la economía, de la distribución de la riqueza, del desarrollo de las pymes. Es un sector que propone una economía de acumulación, de concentración de riqueza, y en algunos casos de fuga. Es el sector que cogobernó con Mauricio Macri. No sé si fue una desinteligencia; creo que Alberto Fernández lo plantea muy claro, él pretende dialogar con todos los sectores, pero me parece que en esa foto tendrían que haber estado sentadas las pymes, la CTA. Voy a ser muy claro: Héctor Daer no representa a todo el movimiento obrero organizado. Está la UTEP, la CTA. En el sector empresarial exactamente pasa lo mismo, el G6 representa a 1048 empresas sobre 545 mil”.

“No poner sobre la mesa al sector que más empleados genera en Argentina, y que más comprometido está con el progreso del país desincentiva la reactivación pospandemia”

“No invita al empresario pyme a seguir sosteniendo las empresas pase lo que pase, si se ve en la foto que el que define la política a futuro va a ser Unilever, Ford, Techint, Pampa Energía. Vamos a tener un problema de empleo estructural que no lo va a resolver el Estado porque no tiene espalda económica y no lo va a resolver el sector de las grandes empresas porque no tiene la voluntad de emplear más allá de lo que el balance y la eficiencia económica monetarista le conviene. Por más que vos pongas plata en el IFE, la persona que recibe el subsidio sigue siendo desocupada, no lo emplea el Estado”.

La necesidad de un Ministerio PYME

“Hoy por hoy las sesenta medidas y el Consejo Federal Social y Económico lo están articulando con el grupo de los 6. Las pymes están afuera. Por supuesto nos vamos a ocupar para estar en ese espacio. Me parece que la pandemia inclinó a la derecha al gobierno de Alberto Fernández y eso generó un recrujir en el Frente de Todos en las últimas semanas, hay que reconocerlo. La base política del Frente de Todos es el sector de las pymes, de los trabajadores, de las organizaciones sociales; vos podés dialogar en el marco de ampliar ese espacio político, no en el marco de correrte. Hubo un corrimiento. Hay que sentarse a recalcular y a volver a llevar adelante las estrategias políticas para volver a ampliar y que estemos todos y todas representados en las fotos, en las políticas, en las acciones y en la práctica”.

Foto del 9 de julio. Alberto Fernández al centro.

“El sector necesita un Ministerio pyme para expresar su máximo potencial en la estrategia política de Alberto Fernández. Así como la cuestión de genero empezó finalmente a tener el peso que todas y todos y todes queremos en el amplio espectro nacional y popular, en la situación de la producción necesitamos la misma impronta: es imposible que el sujeto pyme se sienta contenido y representado si no hay una expresión análoga en el Poder Ejecutivo Nacional. Yo estoy proponiendo dos ministerios para abordar la cuestión empresarial, no reemplazar lo que hay hoy. Sumar, mejorar, evolucionar, y que el Ministerio de Desarrollo Productivo se enfoque en las empresas medianas y grandes, vinculada a las cuestiones a las finanzas, y las macroeconomías. Necesitamos un ministerio pyme complementario que se aboque más al boliche, a las empresas de hasta diez trabajadores, que son el 65% del total”.