Natalia Salvo, abogada de Pedro Etchebest, denunciante en la causa que involucra a Marcelo D’Alessio, Carlos Stornelli, y Daniel Santoro, entre otros, en diálogo con #NoNosQuedaOtra AM 740 Radio Rebelde. El estado de la causa D’Alessio y su relación con otras denuncias por espionaje ilegal macrista; los políticos involucrados y lo que falta por investigar; la oportunidad de reformar el sistema judicial y desligarlo del Poder Político.

Escuchá la entrevista completa:

                                     

Natalia Salvo, abogada de Pedro Etchebest. Denunciante en la causa que involucra a Marcelo D’ Alessio y Carlos Stornelli.

Causa D’Alessio y la relación con la Agencia Federal de Inteligencia (AFI)

“Lo que está tratando de instalar el espacio político del macrismo y sus disidencias internas es que había mucho cuentapropismo en lo que tenía que ver con el espionaje ilegal y le extorsión. Y esa estructura se hacía desde el Estado, eso era lo grave. Lo que se despuntó  con la causa D’Alessio, fue la primera organización criminal paraestatal con la que se probó que había una articulación obscena con funcionales judiciales, políticos, fuerzas de seguridad, y hasta un ex Agencia Federal de Inteligencia (AFI, ex SIDE), Rolando Barreiro. Que fue uno de los primeros en presentarse como arrepentido y dijo cuál era la estructura, a quién reportaba D’Alessio, que todo lo que era espionaje político se lo reportaba a Carrió, todo lo que era espionaje judicial a Stornelli, y todo lo que era narcotrafico a Bullrich. Los lazos con el Estado ya se veían desde los dispositivos de D’ Alessio que fueron peritados, y cuya autenticidad de los mensajes ya no se puede soslayar; también por supuesto con los medios de comunicación, que ahora tratan de constituirse como los adalides de la libertad de expresión, y me refiero a Clarín, a Santoro”.

“Era el mismo Estado, el que, a través de la AFI, de la policía de la ciudad, de la Bonaerense, y de la mesa judicial, tenía la política de gobierno de utilizar el espionaje ilegal”

“Esto se despunta todo por un detenido actual de narcotráfico que dice, ‘a mí un abogado de la AFI me contrató para poner un explosivo o apariencia de explosivo a José Luis Vila‘, y ahora parece ser que a otras personas más. En la causa de Lomas lo que están intentando las altas esferas es una especie de torniquete: todo quedaba en agentes orgánicos pero que eran locos sueltos. O cómo están intentando echar toda la culpa quien se encargaba de la Contrainteligencia después de Dalmau Pereyra, que era Martín Coste. Me refiero a Majdalani, Arribas y Alan Ruíz, que fueron los que manejaron la pelota y ahora intentan hacer quedar este espionaje como algo aislado o que dependía de un sólo sector”.

“Lo que hay en la causa D’ Alessio, y sabés que está procesado el fiscal Bidone -quien emprendió la causa del triple crimen-, te lo menciono porque D’Alessio le decía a Bidone el pedido de Carrió, que quería que involucre a Aníbal Fernández en la causa. Cuando se habla de intentar de desvirtuar la opinión pública a través del espionaje ilegal que está prohibido por la Ley de Inteligencia, es este tipo de cosas que le pedía Carrió. Además, en la situación de Carrió en la causa D’Alessio, lo que hizo el juez es hacerle saber que se le presentaban estos delitos. Todo el Estado fue cooptado para el espionaje ilegal, y el espionaje ilegal no es que no tiene causa y no tiene finalidad. ¿Para qué lo hacían? Más allá de que en sí esa conducta es ilegal, lo hacían para poder implementar una política de hambre o una política de precarización de derechos, como se prueba con el espionaje ilegal a Pablo Moyano integrante del movimiento obrero. Ese espionaje era concomitante, en el mismo momento a cuando se quería instalar la reforma laboral, en 2017. Lo hacían para eso”.

El rompecabezas del espionaje ilegal

“Han habido novedades importantes en estos últimos tiempos. el juez ha tendio como parte querellante a la Unidad de Investigación Financiera (UIF) por el Grupo Buenos Aires, que es una línea de investigación que está siguiendo. El Grupo Buenos Aires era un grupo de Whatsapp que integraban Bogoliuk, D’Alessio y otras personas más que tenía por finalidad colocar fondos de orígen ilícito en paraísos fiscales extranjeros. eso por un lado. Declaró Pinamonti también, que es otra parte importante. Me preguntaban por la conexión de las causas. Bueno, Pinamonti es un es un ex AFI que estaba en la parte del sector jurídico, el sector más engrosado durante el macrismo. Y era a quien le reportaba Bogoliuk. Bogoliuk le reportaba a Pinamonti. Y ahí tenés el brazo articulado de lo que era lo paraestatal de D’Alessio, Bogoliuk, etc, y lo que era la orgánica de la AFI. Estaba todo conectado, y es un rompecabezas que se va armando”.

Situación procesal de D’Alessio

“D’Alessio está procesado por varios delitos; la declaración indagatoria es la primer arma de defensa del imputado, las sucesivas ampliaciones de indagatorias son porque se ha ido encontrando otros delitos o planes delictivos donde D’Alessio estaba incluido. D’Alessio está procesado y por eso se va a elevar a juicio oral también, confirmado esos procesamientos por asociación ilícita, incumplimientos a la ley de inteligencia, coacción, extorsión, una serie de delitos por lo cual está procesado. En el procesamiento hasta que no haya una sentencia firme, cosa que aún no hay, no se revierte el principio de inocencia. ¿Por qué está detenido D’Alessio? Porque se dan los recaudos que establece el Código Procesal en cuanto a que podría entorpecer la investigación o podría evadir la actuación de la justicia”.

Carlos Stornelli.

“Cada vez se va desdibujando más el rol de la ley, o lo quieren hacer desde ciertos sectores. Stornelli todavía no tiene una sentencia firme, con lo cual le rige el principio de inocencia. Ahora, el jefe de los fiscales, el procurador interino Casal, que bien se encargó de perseguir a la fiscal Boquín, y al fiscal Juan Pedro Zoni, por el tema del Correo protegiendo a Macri, lo único que hizo en su carácter de jefe de los fiscales, es hacerle un leve apercibimiento por ocho meses de rebeldía en una causa. Todavía no se ha sancionado que haya participado en más de los siete hechos que se le imputan: de haber participado en el espionaje ilegal, y de todos los hechos que se le imputan a Stornelli por los cuales fue procesado, y todavía le rige el principio de inocencia. La ley del Ministerio Público Fiscal tiene las herramientas para evaluar una conducta tan grave como la de Stornelli. Recuerden que lo que decía Stornelli, mientras Macri lo sentaba al lado de él et actos públicos, era que esa causa de Dolores era una confabulación para voltear al fiscal de los cuadernos, un disparate. Evadía la función de la justicia como cualquier mortal diciendo eso. En ese momento es donde Casal debería haber tomado armas en el asunto, para eso se habían jactado de tener una justicia independiente, y en ese momento después de siete llamados a indagatoria, el procurador no hizo nada”.

Pedro Etchebest, el primer querellante

“Pedro es el primer querellante, no es el único, hay más de una docena de querellantes y muchísimas líneas de investigación. Esa causa se amplió por las pruebas existentes en los teléfonos y dispositivos electrónicos de D’Alessio. Una vez que se abrieron, se empezaron a ver la cantidad de líneas de investigación. Pedro continua fuera del país, a veces puede resultar de difícil comprensión, pero después de un año para una persona que atravesó todo lo que atravesó es mucho; el ya venía con problemas de salud, sobre lo cual los medios monopólicos decían que era mentira, y a veces vuelve a recaer en esos problemas que lo afectan en la cuestión emocional. Esperemos que ni bien no se sienta amedrentado pueda regresar al país por sus cuestiones de salud cuanto antes”.

Los que aún pueden ir a juicio

“Esta causa se inicia por la extorsión que le habían realizado a Pedro Etchebest, después se fue ampliando. Una cosa es una causa cuyos materiales objetivos están dentro de ella, -si de esta causa surgen los lazos que podrían existir con otros funcionarios como Patricia Bullrich, etc- el juez decidirá en función de las pruebas que hay en la causa qué tipo de responsabilidad les cabrá y si hay sospechas suficientes como para llamarlos a indagatoria. Lo interesante es que se van abriendo otras causas donde ya sí se ventilan otros hechos. Por eso digo que hay que ver material u objetivamente cuáles son los hechos que se están debatiendo en cada causa y donde deberían juzgarse el accionar de aquellos que eran los autores ideológicos. Lo que no se le puede pedir a un juez es que se pronuncie acerca de hechos que se están ventilando en otra causa. Sí que en la causa D’Alessio hay pruebas o hechos y testimonios que mencionan a ministros como a Patricia Bullrich, pero el juez evaluará en más de las doce mil fojas que hay en la causa D’Alessio si esas pruebas son contundentes para llamar a indagatoria, cosa que sabemos que en el peor momento a este juez no le ha temblado el pulso de hacerlo, me refiero a Ramos Padilla. Y más allá de que ahora los adalides de la democracia hayan pedido, para un juez en funciones que estaba investigando los lazos de poder, un cajón, y me refiero a Elisa Carrió, cuando pedía un cajón para el juez Ramos Padilla. Eso no puede suceder, ni con este juez ni con otro”.

Natalia Salvo

Una reforma para la justicia

“Yo lo que creo es que por las pruebas que hay que son absolutamente contundentes, te puedo decir que me parece un punto de inflexión en lo que fue la utilización de la justicia para la judicialización de la política y que ahora hemos llegado a puntos exorbitantes en ese sentido. Es la oportunidad de la justicia, que ha llegado a su mayor descrédito para no fortalecer esos lazos con la política, que tanto daño le hacen a la política. Porque en la política se dirimen las cuestiones que tienen que ver con la arena política, los disensos. Es otro juego. Pero en la Justicia no. Nosotros tenemos esa tradición nefasta de una justicia que convalidó el golpe de Estado, tenemos un Poder Judicial en donde tiene representantes que se pasean por la Facultad de Derecho que han sido asesores de la Comisión de Asesoramiento Legislativo en la dictadura militar. Es un poder que necesita una reforma porque esta connivencia que ayuda a la impunidad es porque sus integrantes tienen estos lazos y los que no los tienen son presionados“.

“Si quieren independencia del poder judicial, entonces que no se fortalezcan los lazos con el poder político. Es como dice el presidente Fernández, hay que sacar a la política de los tribunales porque cuando entra la política se va la justicia y viceversa”

“A veces se sale por lo más sencillo. A veces hay que volver a los clásicos; cuando la justicia empieza a entronizarse, que eso pasa con la Corte, con un poder que está en el podio respecto a los otros dos poderes, y que encima nadie los plebiscita, le das demasiado poder al Poder Judicial, un poder que no tiene por qué tener. ¿Por qué tiene que andar plebiscitando los actos políticos que son los que se plebiscitan a través de la ciudadanía cada dos años que realiza las elecciones, o a través de los mecanismos institucionales que tiene para manifestarse con respecto al poder político?, eso es lo que me parece nefasto”.