Alberto Gandulfo, Titular de la Comisión Nacional de Microcréditos del Ministerio de Desarrollo Social (CoNaMi), en diálogo con el equipo de #NoNosQuedaOtra AM 740 Radio Rebelde. Las desigualdades del capitalismo, expuestas a nivel mundial; cómo recuperar la economía desquiciada por el gobierno de Macri; si las corporaciones fijan los precios, cómo contrarrestarlas; un trabajo desde el Estado para asegurar derechos ante la crisis.

Escuchá la entrevista completa:

                                     

Alberto Gandulfo.

La urgencia de un cambio de modelo económico

Lo que ha hecho la pandemia es desnudar las carencias y todas estas arbitrariedades que genera el sistema capitalista en Argentina, que generaron los cuatro años de macrismo, y además pone al descubierto las debilidades del Estado para poder reaccionar ante semejante situación. La actitud tomada por el presidente de preservar la salud de los argentinos es la política económica más certera, de defender a los trabajadores y trabajadoras argentinas. Lo que el presidente hizo es poner la salud por encima de la rentabilidad económica, que eso es distinto, no es que puso esto sobre la economía, está defendiendo los puestos de trabajo. Una inversión en un puesto de trabajo no es un problema que se resuelve con una vacuna y un barbijo. Hay una necesidad en Argentina de recuperar las fronteras de la producción, del valor agregado, de la incorporación de la tecnología. Digo, lo que la pandemia puso en todo caso al descubierto es esa sensación de injusticia,  “lo que es caro comer” como dijo el ministro Arroyo. La muerte de Ramona en villa 31 no fue por la pandemia. La pandemia condiciona, pero el problema viene de antes. Lo mismo nos pasa con los bonistas y la negociación de la deuda, es un problema histórico, de dependencia, y del saqueo y fuga de capitales que hizo el macrismo“.

Aberto Gandulfo en el estudio de Radio Rebelde, 2019.

“Nosotros tenemos que resolver el problema de la economía con estos condicionantes. Somos gobierno y estamos actuando en consecuencia de las necesidades de nuestra gente, y desde ese lugar tenemos un gobierno activo que todos los días va generando cosas; en nuestro Ministerio estamos en una situación donde redoblamos los esfuerzos, el esfuerzo presupuestario en el tema alimentario se multiplicó, estamos multiplicando el tema de la economía popular. Nosotros entramos con la idea de reemplazar los planes con trabajo y en estos momentos necesitamos contener fuertemente la situación de falta de ingresos en las familias populares. Estamos condicionados, pero firmemente trabajando con claridad hacia dónde queremos ir y enfrentando una situación muy dura”.

El conflicto de intereses en el precio de los alimentos

“Una de las cosas que se han ido desnudando producto de esta gran crisis que es mundial, es que el propio capitalismo no les da respuesta a los propios capitalistas. Del otro lado del mostrador, no hay proyecto. El fracaso del macrismo marca que aquella ilusión de la teoría del derrame de los liberales voló por el mundo, por eso hoy están más violentos y fascistas, porque han perdido la batalla cultural y de las ideas. Nunca ocurrió que los sectores populares tengan este nivel de deuda: no tenían trabajo, o había hambre, pero la gente endeudada como está ahora no había”

“Hay un supuesto que dice que Argentina es un productor de alimentos, y en realidad producimos insumos para la industria alimentaria mundial, no nos equivoquemos”

“El nivel de producción que hay en Argentina está altamente concentrado, en manos de grandes corporaciones, algunas internacionales y otras socias de las internacionales, y a eso súmale un nivel de intermediación avasallante que es lo que también te condiciona todo el tema de la estructura de precios; y el nivel de intermediación convive con estas grandes corporaciones y también son socios de los bancos y del sistema financiero. Tenes un combo donde además de un modelo de concentración económico, te lleva a la concentración en las grandes ciudades. Cuando vos te sentas con los pequeños productores lo primero que te piden es el tema del flete, porque es uno de los que encarece, pero te puedo asegurar que el problema no es el flete, el problema es que cada vez tenés menos espacio para producir en la tierra porque avanza el desmonte y la frontera sojera se expandió, como siempre, de foma ininterrumpida. Pasó en Brasil, no es solo un problema argentino. Tenés la explotación sojera, la minera, la megaminería; hoy lo que predomina en este capitalismo salvaje son los modelos extractivitas de nuestros recursos naturales, no hay valor agregado, y en todo caso, la presencia corporativa es concentradora en la harina, el aceite, el arroz, la carne”.

“Todos los procesos productivos tienen un alto nivel de presencia de estas grandes corporaciones que son las que fijan precios, y eso después condiciona a la PYME, al consumidor, al intermediario, al comercio barrial, y en medio de toda esta situación donde se está haciendo un esfuerzo enorme, el sector alimentario es uno de esos a los que les va bien: los tipos siguen aumentado los precios. Una jugada muy importante que hizo el presidente es la de haber puesto a un productor como Nahuel Levaggi al frente del Mercado Central, que está dando una pelea con el tema del Mercado que tiene una porción importante del manejo del comercio, pero ahí hay cincuenta años de lógica”.

Nahuel Levaggi.

“Somos un gobierno del Frente de Todos y dentro de la estructura del gobierno hay dos o tres elementos que son bien significantes. Una es la definición de empezar por los de abajo. La otra es que se crea un Ministerio de la Producción, recuperar la lógica de tener un Ministerio de Producción fue como recuperar la lógica de recuperar el Ministerio de Salud; hoy tenemos un Ministerio de Producción y se están generando un montón de respuestas, que no es que alcancen todas, porque la situación es muy crítica, pero las pymes, las cooperativas, están dentro de ese esquema. Nosotros en desarrollo social compartimos la conducción del ministerio con movimientos sociales, esta es una señal muy fuerte que da el gobierno. Más que asesores tenemos actores patricipando en este gobierno. Y dando la discusión. Ayer estábamos con Emilio Pérsico, el secretario… No vinimos a hacer esto, pero si no repartimos alimentos la gente no come. El nivel de demanda se acrecentó con el tema de la pandemia, la cuarentena impide que mucha gente pueda generarse un mango y donde ponés un plato de comida a alguien, mañana vienen dos, pasado tres, y así hasta diez y no alcanza”.

“Se necesitan políticas de un gobierno que intervenga en la economía. son relaciones de fuerza las que están jugando ahí, no es un acto administrativo y solamente de coordinación”

“La primera acción del gobierno fue la de la tarjeta Alimentar, el esfuerzo presupuestario que hace el pueblo argentino que administra este gobierno está puesto hoy en mejorar los ingresos de los argentinos, en el IFE, en los alimentos, en sostener los puestos de trabajos, y por supuesto todo lo que hace el salario complementario. Esa acción de gobierno, que es una acción concreta y directa que va a dar respuestas críticas hacia el momento más crítico, fue cuestionada hasta por los sectores dominantes: más allá de los errores que se pudieron haber cometido, lo que molesta no es que se repartan alimentos, sino la acción del Estado interviniendo en la economía”.

Microcréditos, Conami, y lo que se viene

“En el caso nuestro, nosotros tenemos el mismo presupuesto que teníamos en el 2015 cuando nos fuimos de la gestión. llevamos ejecutados con el ministro y el secretario más del 60 por ciento del presupuesto ya transferido. Y tenemos tres veces pedido, estamos pidiendo más plata, concretamente. Estamos saliendo fuerte con los gobiernos provinciales y municipales, y estamos saliendo fuerte con las organizaciones sociales que ya venían trabajando con microcrédito. En ese relanzamiento necesitamos rediscutir el presupuesto. Lo que se viene sin duda es una ofensiva sobre el trabajo y la producción. Yo insisto, vamos a enfrentar situaciones muy críticas que nos deja este momento político y además toda la crisis sanitaria. Pero se sale con política, con producción, con trabajo, esto ya lo hicimos, lo hizo historicamente el peronismo, siempre fue así. Hay que encontrar los modos y las maneras. Y en ese sentido tenemos un presidente que gobierna con amplitud. Y dentro de esa amplitud tampoco se asusten con las tensiones que hay historicamente dentro del peronismo, discusiones que se dan. Lógicas propias de un frente muy amplio, que ve la misma problemática desde distintos angulos. Lo importante es que resolvamos los temas. Y que los instrumentos le lleguen a los que les tienen que llegar. Y sostener la organización popular para sostener el proyecto nacional. En la década ganada tuvimos políticas distributivas como nunca se habían dado en América Latina, y sin embargo fijate qué pasó con Correa en Ecuador. Fijate dónde está Lula, dónde está Evo. Incluso, en un perfil secundario, la manera en la que le pegan a Cristina”