Para nuestra columna habitual de “Ciencia en Alpargatas”, Darío Andrinolo, Dr. en Ciencias Biomédicas, Licenciado en Biología, Investigador independiente del CONICET y de la Universidad de La Plata en comunicación con #NoNosQuedaOtra por Radio Rebelde AM 740. Proyecto de ley para una nueva regulación del cannabis en la Argentina. El autocultivo, el uso medicinal del aceite de cannabis y los beneficios para la salud. La necesidad e importancia de su investigación en el país.

Escucha la nota completa acá: 

Darío Andrinolo.

Una historia milenaria

“El cannabis se viene empleando hace 12 mil años. El hombre conoce a la planta de cannabis cuando todavía era nómade, la tomó y la construyó como planta, porque de hecho no existen plantas silvestres de cannabis sativa en ningún lado, así como no existe el trigo silvestre o una vaca silvestre como la conocemos hoy en día, son construcciones humanas”.

“El cannabis se viene empleando hace 12 mil años”

Es la única planta que produce cannabinoides. El hombre durante su evolución fue seleccionando las plantas con cannabinoides porque tenían un principio activo que impactaban sobre nuestro sistema endo-cannabinoide propio, que es algo parecido a lo que pasa con los opioides que están en la planta de amapola e impactan en el sistema de las endorfinas que tenemos en el cuerpo”.

“A fines del siglo XIX el cannabis cae en las farmacias de todo el mundo”

“Nosotros tenemos cannabinoides endógenos que no son sustancias parecidas al cannabis de la planta pero que actúan sobre los mismos receptores, actúan sobre los mismos mecanismos que actúan nuestros cannabinoides endógenos. Entonces cuando incorporamos el cannabinoide de la planta nos causan ciertas sensaciones en el cuerpo y el efecto que nos causa es porque nosotros tenemos un sistema que regula todos los sistemas. El sistema endo-cannabinoide es un sistema regulador homeostático que tiende al equilibrio del cuerpo y del organismo. Una persona con parkinson que tiene temblores por su problema nervioso, cuando toma cannabis regula la sinapsis, se autoregulan, y deja de temblar. Los sistemas cannabinoides están distribuidos por todo nuestro cuerpo, cerebro, vasos, hígado, músculos, terminaciones nerviosas, donde quieras va a haber terminaciones cannabinoides. Por lo tanto el hombre fue seleccionando una planta que le servía para controlar, manejar, ayudar a este sistema endo-cannabinoide durante siglos. En los últimos 60/70 años, esto tuvo un prohibicionismo a nivel internacional que no tiene que ver con la planta en si misma, sino con quienes usaban mucho esa planta y a quienes había que destruir, denigrar y para perseguir, como lo hizo EEUU fundamentalmente a negros, mexicanos y latinos”.

“Esto llevo a un prohibicionismo internacional durante las últimas décadas que nos sacó el cannabis de enfrente, salio de las farmacopeas, y quedó como droga de abuso utilizándola en la guerra de las drogas internacionales. Pero como el cannabis hace evidentemente un efecto muy importante en la salud de las personas, la gente lo empezó a usar y hace aproximadamente 10/15 años atrás empezó un movimiento donde los pacientes le llevaban el aceite al médico y le decían: Yo estoy tomando esto, y todas las cosas que vos me estás dando no me están solucionando el problema, me lo está solucionando el aceite. Esto pasa también con el tema de las madres con niños con epilepsia donde las medicaciones no dan resultado, y el cannabis sí, pareciendo ser a veces hasta mágico”.

Propiedades del cannabis.
Propiedades del cannabis.

La importancia de la dosis y de la cepa

“El cannabis se movió dentro de una cultura popular y de las personas que ocupan un rol en la salud comunitaria que son las que asisten a otras personas y ahí en ese mundo las dosis no se manejan como en medicina, por eso cuando vos empezas con el aceite de cannabis tenes que empezar de menos a más, con una gotita y ver lo que pasa. Así se produce una autodosificación y es lo que hacen los médicos que utilizan cannabis hoy en día con sus pacientes, empiezan con dosis mínimas y van subiendo hasta encontrar la dosis perfecta”.

“Los primeros medicamentos de cannabis empezaron a tener concentraciones altísimas de cannabinoides (100 mg por ml). Los aceites locales que hacemos nosotros tienen alrededor de 5/10 mg por ml e igual hace el efecto porque aparte con el cannabis no está solamente la dosis de los cannabinoides, sino el perfil del cannabinoide, si tiene Tetrahidrocannabinol (THC), Cannabidiol (CBD), si tiene Cannabinol (CBN), si están ácidos, si están neutros. Los productos artesanales de cannabis vienen con otros compuestos de la planta que también tienen efectos medicinales o terapéuticos”.

El uso medicinal del cannabis.
El uso medicinal del cannabis.

“Tenemos dos visiones completamente diferentes que están chocando en este momento. Una visión tradicional donde todos los componentes de la planta se usan, y otra visión farmacológica hegemónica donde lo que hay que hacer es agarrar la planta, separar los principios activos y administrarlo en grajea. Es lo que hacen con todo, y si pueden encontrar un derivado sintético que sea más barato mejor. Y eso no ha funcionado con el cannabis, todos los derivados aislados de la planta o los sintéticos de cannabis no tienen la misma actividad que tienen los preparados de planta entera o de flores directamente. Entonces la industria tiene un problema enorme porque hoy un aceite de cannabis traído de EEUU, hecho más o menos como lo hacen acá, está casi 1.000 dólares. Es lo que te sale si tenes que comprar un aceite ahora en la Argentina, o que IOMA lo tenga que comprar porque te tiene que garantizar el acceso al medicamento. Un aceite de cannabis bien hecho, bien protocolizado, con los análisis hechos no puede estar más de $1.000/$2.000. Los cultivadores y las asociaciones de cannabis tienen que entender que las actuales prácticas que tienen de cultivo y de procesamiento son insuficientes para garantizar un correcto uso terapéutico.

“el costo de los aceites son elevadísimos, incompatibles con cualquier política sanitaria, sumado a que la ley dice que el Estado te lo tiene que dar gratis”

El uso del cannabis medicinal y el autocultivo

El cannabis no tiene que estar regulado por ninguna ley de drogas y por lo tanto tiene que estar permitido el autocultivo, poder cultivar cannabis como podes cultivar tabaco. Prohibir plantas como hacía la Inquisición en América en el 1600 es una tontera, es una bestialidad humana. Prohibir en la universidad pública investigar sobre cannabis como pasó en todos estos años es una vergüenza. Como tampoco poder comprar una semilla es una vergüenza. Nosotros que nos golpeamos el pecho por la universidad pública libre, gratuita y autónoma, es lamentable que haya sido cómplice durante todos estos años, y sigue siendo cómplice en muchos casos del prohibicionismo completo”.

“Prohibir en la universidad pública investigar sobre cannabis como pasó en todos estos años es una vergüenza”

“El problema del prohibicionismo del cannabis es que no es solamente de la planta, sino de toda la cultura que trae aparejada el uso de la planta, es también un prohibicionismo hacia toda la tradición indígena. Y como proceso social, esto de que el paciente se ponga a la altura del médico y le diga: Yo no quiero lo que vos me estás dando, quiero lo que yo conseguí y que vos me acompañes, es también un cambio en la relación médico-paciente muy interesante, que son procesos que no se tienen que cortar y se deben potenciar. Y los potenciamos, no solamente permitiendo el autocultivo, sino viabilizando que estos pequeños grupos de cultivadores puedan profesionalizarse, puedan incorporar tecnología, incorporar relaciones con la universidad para hacer controles de calidad y puedan sacar productos sociales de alta tecnología y alta calidad. Entonces la regulación de la ley tendría que permitir no solamente el autocultivo, sino que los clubes cannabicos puedan vender el excedente al Estado, o que puedan venderlo a las farmacias, o que puedan comerciar o distribuirse haciendo un mercado entre los mismos centros comunitarios y para eso se necesita que los centros comunitarios puedan registrar su producto de alguna manera. Cuando vamos a registrar un producto comunitario colectivo nos encontramos con toda la estructura farmacológica tan pesada que te exige un montón de requisitos. De hecho, hoy no se permiten trabajar con plantas locales y es una pelea que estamos dando”.

Las plantaciones en Jujuy

“Las plantaciones en Jujuy son totalmente con una vista de commodities, es usar el cannabis como se usa el trigo, la soja, no cumplió con ninguno de los parámetros que se le solicitaba a ese cultivo, y salió solamente porque fue una orden de Mauricio Macri directamente de habilitarle a Gerardo Morales un cultivo comercial donde ya se descubrió que tenían un convenio con una empresa de EEUU para realizar ventas, cuando está la ley que dice que solamente podes cultivar para fines de investigación”.

Gerardo Morales junto a las plantaciones de cannabis medicinal en Jujuy.
Gerardo Morales junto a las plantaciones de cannabis medicinal en Jujuy.

“Hoy son varias las provincias y municipios que están queriendo cultivar y me parece bien porque hay que abastecer a todas las personas en Argentina que lo necesiten. La persona que llega a su casa y se toma un vaso de vino es una persona normal que llega a su casa y se relaja. Pero si llegas a tu casa y te fumas un faso de cannabis y te relajas ahí sos un drogadicto que tenes problemas de abuso de sustancias. Esas cosas son las que hay que cambiar. Cada uno es dueño de su salud y de su estado de bienestar. Acá vemos una doble vara y la hipocresía que el cannabis pone en cuestionamiento y esto pone muy nervioso a mucha gente”.

El proyecto de la nueva regulación de la ley

“La regulación que va a a salir seguramente va a ser mejor que la que hay. Mi pensamiento es que si con todo el prohibicionismo avanzamos como avanzamos, con esta nueva regulación de la ley vamos a poder avanzar muchísimo más y seguiremos rompiendo las barreras del prohibicionismo”.

“Ahora el prohibicionismo se traduce solamente en CBD, y vas a ver institutos del CONICET que solo incorporan CBD. Y es toda la planta con todos sus compuestos. U otro tipo de prohibicionismo: Jujuy puede plantar pero la madre que tiene un chico con epilepsia en la casa no puede. Esas cosas se tienen que terminar y creo que está regulación va a terminar con eso. El problema ahora es como seguimos adelante y si podemos fortalecer todas las organizaciones sociales que se han construido de la sociedad civil para abarcar este tema o si vamos a poner una regulación que solo va a aplacar y va a volver a la normalidad y el cannabis va a ser un medicamento más en las farmacias con el sello de Bagó, de Roemmers o con el sello que sea. Lo cual tampoco es que este mal, el tema son las libertades que nos van a quedar a nosotros de trabajar con el cannabis”.

“Hay que incluir al cannabis dentro de las materias de los bioquímicos. El rol del cannabis en la sinapsis es tan importante que no se entiende como no se enseña en la universidad”