Escribe: Tomás Matamoros

Coincidentemente, junto con la visita de Mauricio Macri a la casa madre del fútbol mundial, el actual presidente de la Federación Gianni Infantino comenzará a ser procesado por la justicia Suiza por presuntos actos de corrupción luego de haber encontrado “indicios de conducta criminal” en los encuentros indocumentados con un ex fiscal federal.

Infantino y Macri.

Estos indicios que encontró la justicia se dieron luego de las reuniones privadas que mantuvieron Infantino con el ex fiscal federal Michael Lauber, quien debió renunciar a su cargo luego de que se le iniciaran acciones legales para investigar su labor de gestión sobre las pruebas de corrupción en la FIFA.
El actual fiscal a cargo de investigar los procedimientos penales contra Infantino y Lauber, Stefen Keller afirmó que “en estas reuniones entre el fiscal general Michael Lauber y el presidente de la FIFA, Gianni Infantino, y el fiscal general del Alto Valais, hay indicios de conducta criminal”.
A partir de ese momento, la fiscalía anunció que los cargos elevados contra Lauber y el presidente Infantino serán por “abuso de cargos públicos, violación del secreto oficial, la asistencia a delincuentes y la incitación a estos actos”. Cabe destacar que Lauber dejará su cargo a mediados de este mes debido a este procesamiento penal.

Gianni Infantino comenzó su labor en el año 2016 luego de la explosión del FIFA Gate, que fue el escándalo de corrupción más grande de la institución. En este hecho se vieron implicados más de cuarenta dirigentes, empresarios dueños de los derechos de comercialización de derechos de televisación y quien era hasta ese momento el presidente de la entidad Joseph Blatter, por sobornos, lavado de dinero y múltiples fraudes. Por esa razón Blatter no pudo presentarse en la elecciones de 2015 para obtener la reelección en su puesto.

Blatter y Grondona. Buenos muchachos.

Además de él, en ese momento sonaba mucho el apellido Grondona, quien era la mano derecha de Blatter y quien cumplió un rol central en todo este caso siendo considerado Co- conspirador número 1. “En Sudamérica había un eje de poder de tres personas. De acuerdo a lo que se ve en el FIFA Gate, esas personas eran Grondona, Ricardo Teixeira y Nicolás Leoz. Según la mayoría de las conversaciones que he tenido y de lo que aportaron los testigos y arrepentidos, Grondona lideraba mucho”, afirmó el periodista que investigó y siguió el juicio contra dirigentes y empresarios por los sobornos en la FIFA, Ken Bensinger.
Además admitió que el fallecido Julio Grondona manejaba pocos votos en la FIFA, pero tenía una agudeza y habilidad de manejar grupos muy importante. Por ese motivo el día del entierro se acordó como seguiría el tema del reparto de dinero y del poder en Sudamérica.
Volviendo al caso Infantino, la fiscalía Suiza cree que las reuniones secretas con Lauber comenzaron ese mismo año y que se repitieron en 2017 y 2018, mientras las autoridades estaban enfocadas en cómo se impusieron Rusia y Qatar en las votaciones de las sedes para los mundiales del año 2018 y 2022.