Julián Zícari, investigador del Conicet, Economista, Historiador, Psicólogo y autor del libro “Las crisis económicas argentinas: De Mitre a Macri“, en comunicación con el equipo de #NoNosQuedaOtra AM 740 Radio Rebelde. Las crisis recursivas de nuestro país, la relación histórica con el Fondo Monetario Internacional (FMI); el acuerdo más reciente alcanzado para el pago de la deuda, y las diferencias con el acuerdo hecho en el Ecuador; además, los efectos de la dolarización y la fuga de capitales durante el gobierno macrista.

Escuchá la entrevista completa: 

                                   

Julián Zícari.

Argentina en una histórica deuda

“En 1993 Cavallo y Menem firmaron una renegociación de deuda dentro del acuerdo del plan Brady, después vino la crisis del tequila, y unos años después vino la crisis del 2001. En 2005 Lavagna y kirchner hacen la nueva negociación de deuda, once años después vino Macri y dijo: le pago todos los bonistas, y nos insertamos en el mundo, en 2016. Dos años después, Argentina se quedó sin deuda, estalló la economía, tuvo que volver de rodillas al FMI y tiene una nueva crisis económica. Es el talón de Aquiles de nuestra sociedad. Termina la crisis macrista y viene una pandemia mundial que nos hace caer en una depresión económica mucho más dura que las anteriores, aunque en esta somos inocentes. Los problemas que genera el sector externo de la economía de nuestro país no están resueltos: uno, que es el más importantes para pensar la desestabilización, tiene que ver con la fuga de capitales”.

Lagarde del FMI, Macri del Grupo Macri. Un mismo interés.

“El 86% de la deuda macrista terminó fugada. Si todas las crisis en Argentina tienen que ver con la falta de dólares porque es muy sensible su sector externo, y encima tenés una parte importante de la población que compra dólares, se dolariza y otro lo fuga, y encima tenes gobiernos que lo único que hacen es endeudarse para abastecer de dólares a los fugadores… La deuda en Argentina nunca ha servido para promover el desarrollo, el crecimiento, bajar la pobreza, subir salarios, tener una plataforma exportadora, jamás”.

“Macri se endeudó en 100 mil millones de dólares. La economía cayó, la pobreza aumentó un 50%, aumentó el desempleo, y se endeudaron a 100 años por 100 millones de dólares, ¿qué se hizo con esa plata?”

“Por un lado está la cuestión estructural de la deuda y las restricciones que tiene la economía argentina, sobre todo el sector externo, esas son cuestiones estructurales que van más allá de cualquier gobierno; por otro lado, están las políticas públicas que se aplican para lidiar con esos límites que tiene el país, donde, por ejemplo, el kirchnerismo apostó no por políticas de valorización financiera sino por la economía real, para crear políticas de la distribución de la riqueza; eso permitió que la crisis internacional se resintiera muchísimo menos, si bien fue un impacto durísimo, se logró amortiguarlo muy bien. De todas maneras el país siguió muy vulnerable a esas situaciones.

“Durante el kirchnerismo no disminuyó la fuga de capitales ni la dolarización. Con el macrismo lo que uno ve es todo lo contrario, se recrudeció, no solo que los problemas no se resolvieron y no se intentó hacer nada distinto, sino que apostaron a la timba financiera, y dejaron de lado políticas productivas, de desarrollo y proteger el mercado externo, con lo cual, quedamos más vulnerables a las cuestiones externas y al endeudamiento. Cuando le dejaron de prestar plata de afuera, tuvieron que volver al FMI y a las políticas de ajuste; al neoliberalismo. La situación se agravó y el costo social fue mucho mas alto”.

Socios: Macri y Larry Fink, cabeza visible del fondo buitre BlackRock.

“Macri nos aumentó un 50% de la pobreza, y bajó los salarios un 20%. Nos hicimos más pobres todos y el país más endeudado: eso evidentemente tiene que ver con un diferencial de políticas. Ahora viene otro ciclo donde intentan contener la cuestión del endeudamiento y ojalá se pueda. Si bien el acuerdo es bueno en varios sentidos, ya que permite unos 30 mil millones de dólares que se ahorra el país, estira los plazos, baja las tasas de interés, lo cual daría mayor previsibilidad; permite ordenar la macroeconomía y se saca un problema de encima, los problemas estructurales no están resueltos”.

La negociación de Ecuador: similitudes y diferencias

“Ecuador entregó las cláusulas legales, las cláusulas de acción colectivas y las llamadas Pacman, que Argentina no las quitó de los nuevos bonos, y otra cosa importante es que los bonistas lo que le imponían a Ecuador era un acuerdo con el Fondo para garantizar políticas de ajuste y de austeridad para tener los recursos para pagar esa deuda, que Argentina a eso no lo incluyó. Se podría pensar que es mejor el acuerdo argentino. Esto entra en el terreno de lo opinable y de entender lo que es un proceso de negociación. En algún momento al acuerdo lo vamos a tener que hacer, ya sea Alberto, el gobierno que viene, alguien lo va a terminar arreglando. Inicialmente los bonistas decían págame ‘cada 100 dólares págame 80‘, y el gobierno empezó ofreciendo 38. Aparentemente cerraron en 54 dólares: las dos puntas se acercaron muchísimo, inevitablemente iba a ser así”

“Ecuador negoció en peores condiciones y más rápido porque está mucho más desesperado, Argentina tardó más porque trató de negociar parte por parte”

Lenin Moreno, aun presidente de Ecuador.

“El gobierno sabía que la primera oferta no iba a ser aceptada, esto pasa en cualquier negociación del mundo. Ecuador hizo una quita de capital más fuerte que Argentina, pero hizo recortes en otras áreas, es prácticamente lo mismo. Si bien hizo un acuerdo más rápido, Ecuador es una economía dolarizada, no tiene moneda propia, por lo cual, los déficit del gobierno no los puede financiar ni con emisión ni con ayuda de su Banco Central, y por otro lado, el principal bien de exportación de Ecuador es el petróleo, y en este momento el petróleo está por el piso, con lo cual Ecuador no está teniendo ingresos de importación: Ecuador negoció en peores condiciones y más rápido pero porque está mucho más desesperado, Argentina tardó más porque trató de negociar parte por parte. Ecuador nunca dejó de pagar la deuda, Argentina hace varios meses que había dejado de pagar la deuda; es una situación de fortaleza, menos desesperada y Ecuador, claro, entrega mucho más y lo hace más rápido, pero porque está en una situación de debilidad. Además, Argentina estaba negociando unos 65 mil millones de dólares cuando en Ecuador eran 17 mil. Estos elementos, cuando uno empieza a ponerlos en contexto, hacen la diferencia”.

El dolar, el monetarismo y la hiperinflación

“El monetarismo dice que la inflación es únicamente causada por mecanismos de emisión monetaria, y eso se refuta muy fácilmente: Europa está emitiendo euros en grandes cantidades, Estados Unidos sin parar, Japón hace lo mismo, China hace lo mismo, y sin embargo no está aumentando la inflación; incluso en Argentina se está desacelerando la inflación, no digo que desapareció, sino que el ritmo de los precios en aumento es más bajo; sin embargo, insisten que no. Si solo con la cantidad de dinero controlo todas las variables, subo la emisión, sube la inflación: ahora, si yo hago una emisión negativa, ¿baja la inflación? Esto se dio en muchas partes del mundo y no pasó. Ahora, si yo aumento un 10% la base monetaria, ¿aumenta automáticamente un 10% la inflación? Tampoco”.

“En Argentina, el principal factor de desestibilización del sistema de precios es el dólar. Es lo que pasó con Macri en 2018. Se suplica el dólar y se duplica la inflación. Si aumento la nafta, obvio que va a subir la inflación, y ahí ¿qué tiene que ver la emisión? La realidad es mucho más compleja, tenemos que analizar el ciclo económico, los factores internacionales, la puja distributiva, el nivel de concentración de la economía… Con el macrismo no aumentó la circulación y sin embargo la inflación se duplicó. Empíricamente es insostenible. Es un papelón. Lo importante es poner en claro estas cuestiones”.

¿Cómo ordenar la macroeconomía?

“En parte me parece que lo que se está haciendo es correcto, amortiguar el impacto de la pandemia. Todas las economías del mundo están sufriendo mucho, lo que vos podés hacer es aplicar políticas para amortiguar esos impactos como hizo Argentina con el IFE, los créditos para las empresas y los ATP. El desempleo va a subir, los salarios van a bajar inevitablemente, lo que hay que hacer es que el impacto negativo sea lo menor posible”.

“Si se empieza a ordenar la macro, y lo peor de la crisis de la pandemia queda atrás, como lo que pasó en abril, donde la economía cayó un 18% pero en mayo creció un 10%, uno puede empezar a pensar que ya hay cierto rebote estadístico. Quizás a fin de año y principios del año que viene la situación mejore bastante”.

Nuevo libro de Julián Zícari.