Ricardo Aronskind, economista, magister en Relaciones Internacionales, e investigador docente de la Universidad Nacional de General Sarmiento, en comunicación con el equipo de #NoNosQuedaOtra AM 740 Radio Rebelde. La importancia del acuerdo por la deuda; los agentes de los buitres en los medios de comunicación; el recurso impositivo; las posibles prioridades del gobierno nacional para reactivar la economía. Contra los dogmatismos y la heterodoxia económica, una entrevista a partir de su artículo en El Cohete A La Luna.

Escuchá la entrevista completa: 

                                   

Ricardo Aronskind

Los medios de comunicación vs Argentina

“Un dato muy importante y muy malo de lo que pasa en nuestro país es que la posición de los bonistas tenía más prensa que la posición nacional, esto es un dato de la política argentina, deplorable pero fundamental. Los principales medios de comunicación hacían lobby por los bonistas, así como la principal fuerza opositora: el lobby era a favor de los bonistas y contra la Argentina, esto me parece gravísimo y lo agrego a los méritos que tiene el ministro Guzmán, que en ese contexto desarrolló una negociación sumamente razonable dada la relación de fuerzas internacionales y todo lo que estaba en contra: se logra un resultado bastante aceptable que le da un margen de tiempo al gobierno; va a haber un espacio de tiempo para que se puedan hacer políticas intensas de movilización de la capacidad productiva de Argentina que es mucha, y dentro de dos años vamos a estar en otro panorama desde el punto de vista económica. Fue una pelea política no solo con el exterior sino contra el interior de la Argentina, donde sorprendentemente tenemos una quinta columna enorme haciendo lobby para que Argentina pague de cualquier forma, como sea”.

“Lo más importante que hizo Macri es reendeudar a la Argentina, y atarla a las finanzas internacionales. Lo hizo en dos años, y después nos metió en el Fondo”

“La deuda tanto con los bonistas como con el Fondo tiene ribetes muy irregulares que deben ser investigados y en tiempo y forma; y dejarle muy claro a la sociedad argentina qué pasó con eso”

El desequilibrio fiscal y el dogma

“Hay que desecharlo completamente. La política macrista ha sido un fracaso absoluto incluso para los aliados del gobierno; a los únicos que les fue bien es a los Bancos. Toda la parafernalia de recomendaciones que ellos hacen es una más desastrosa que la otra. Me parece sorprendente que todavía den consejos. Mi primera recomendación es no escuchar de los más fracasados entre los fracasados. Hay que pensar qué nos conviene hacer frente a cada situación sin ningún tipo de dogmatismos, porque lo importante son los resultados y no enamorarse de los instrumentos. Estamos en un momento excepcional, mucho peor que la crisis mundial del 2008, y en algún sentido, tenemos que ver lo que hacen los grandes países centrales. Francia y Alemania, lo que ellos hacen es una política expansiva y de sostener la actividad económica, las empresas, los ingresos de los trabajadores”.

“A Argentina no le pueden pedir que haga equilibrio fiscal siendo que los sectores con alto poder adquisitivo se niegan rotundamente a hacer cualquier tipo de aporte a la economía”

“No quieren aportar en absoluto a mejorar los ingresos del Estado en esta situación dramática y al mismo tiempo piden equilibrio fiscal. ¿El gobierno tendría que cortar todas estas ayudas que nosotros consideramos insuficientes? Lo que están pidiendo es que se corte, lo que es de un salvajismo social extraordinario, los debería llenar de vergüenza. Tienen que aparecer voces que digan bien fuerte en público que viva el desequilibrio fiscal, porque es un momento donde tenemos que sostener la vida de nuestros compatriotas. Hay 11 millones de argentinos que están recibiendo ayuda alimentaria del Estado, sino no alcanzarían a comer un cuarto de la población argentina”.

“Tenemos una quinta columna enorme haciendo lobby para que Argentina pague de cualquier forma, como sea”

“Que tengamos superávit comercial no quiere decir que sea del gobierno, es privado: parte de eso uno lo puede captar a través de impuesto para que el Estado pueda tener presupuesto. Ahí hay un tema muy colapsado que es la evasión y la ilusión impositiva, que saltó con Vicentín, que los exportadores hacen maniobras para decir que en realidad exportan menos y por lo tanto pagan menos impuestos a la exportación. Tenemos un problema impositivo grande para captar parte de los impuestos que corresponde que pagan. Si pudiera recomendar algo al gobierno es que salga a recaudar los impuestos que ya están y que corresponden: los impuestos a bienes personales se pagan muy poco; los más ricos de la Argentina lo quieren sacar a ese impuesto. Vivienda, obra pública popular y vivienda pública en las provincias, creo que va a ser una de las prioridades muy grandes que va a tener el gobierno”.