Martes 25 de agosto del 2020

Luis Arias, ex Juez en lo Contencioso Administrativo de La Plata, en diálogo con el equipo de #NoNosQuedaOtra AM 740 Radio Rebelde. Arias, destituído de su cargo luego de enfrentar el tarifazo del macrismo, analiza la Reforma judicial. La propuesta de armar un observatorio popular que trabaje con el Poder Judicial y las audiencias públicascomo parte de la selección de jueces; capacidad técnica e idoneidad de los magistrados; la presión que ejercen las corporaciones mediáticas sobre todo el sistema judicial.

Escuchá la entrevista completa:

Luis Arias.

Cláusula para denunciar a los medios de comunicación

“¿Cómo denunciar la manipulación simbólica de la palabra? Cuando a Clarín le conviene una sentencia dice ‘la justicia falló a favor de tal cosa’ y, si no le conviene dice ‘el polémico o controvertido juez tal decidió tal cosa’. Es muy difícil. Los medios sí ejercen una presión respecto de los jueces, ¿pero cómo denunciamos esa presión? El Consejo de la Magistratura de la provincia de Buenos Aires no tiene control disciplinario, y menos el control disciplinario de los medios. ¿Qué va a hacer el Consejo de la Magistratura con los medios?”.

“¿qué juez se atreve a denunciar a los medios? te metés con los medios y después tenés consecuencias”

Está muy bien la cláusula, porque yo creo que, desde el punto de vista de la visibilidad, de la disputa del sentido, y de los simbólico, estaría muy bien, y que salga en un diario que un juez denuncie a un medio de algún modo pondría en cuestión al medio, así como el medio pone en cuestión al juez. Ahora, ¿resuelve el problema? No, no lo resuelve. El hecho de publicar falsamente noticias como me ha sucedido a mí en diversas oportunidades, ¿cómo se defiende uno de eso? Más que el Consejo de la Magistratura, que es una creación de la década del ’90 donde estos órganos intermediaban entre la sociedad y el Estado, lo que hay que hacer es abrir espacios de participación popular a la gente, nadie va a defender mejor los derechos de la gente que ellos mismos. Lo mejor es abrir canales entre la sociedad y los jueces para que haya entendimiento, para que haya controles ciudadanos de la sociedad de lo que hace el magistrado. Desde el punto de vista comunicacional sí es muy importante que los jueces denuncien a los medios cuando hay presiones, ahora, ¿qué juez se atreve a denunciar a los medios? Porque vos te metés con los medios y después tenés que soportar las consecuencias, ese medio después está todos los días taladrándole la cabeza a la gente”.

Poder a la ciudadanía

“Tenemos una ecuación de poder diferente. ¿Quién iba a pensar que las corporaciones económicas iban a ser más importantes que los propios países hace dos siglos atrás? Los conglomerados económicos son más fuertes que los propios Estados y por supuesto que el Poder Judicial también, ¿quién iba a pensar que los medios de comunicación iban a adquirir el poder que tienen? Hay que encontrar nuevas herramientas y creo que tienen que ver con incorporar a la sociedad en la selección de los magistrados y en el control de la gestión de los magistrados. Sin cambiar la Constitución, que sería lo ideal, por vía legislativa o reglamentaria, incluso se pueden adoptar muchas decisiones. En primer lugar, hay que discutir el perfil del juez, un juez académico, técnico o privilegiamos la trayectoria: la idoneidad técnica es una condición necesaria pero no suficiente. Además de eso, no estoy de acuerdo con la elección de magistrado porque se partidiza y no es bueno que la justicia se partidice, que se politice es inevitable pero que se partidice es un problema. Hay que armar un observatorio popular que controle, primero el cumplimiento de los plazos, el acceso a la justicia, género, y DDHH”.

“se puede profundizar aquél camino que inició Néstor Kirchner para los jueces de la Corte: audiencias públicas para los postulantes a jueces y fiscales”

“La realidad es que los jueces se designan entre cuatro paredes en un ámbito corporativo: los representantes de los jueces, los representantes de los abogados, y los representantes del poder político, y entre ellos arreglan sus situaciones y la gente ni se entera de a quién están designando, y dura toda la vida su cargo. Audiencia pública para apoyar o impugnar a los candidatos. Tienen que haber maneras de intervención de la sociedad en la designación de jueces de magistrado, también en la remoción para evitar las persecuciones políticas y también en la gestión. Tiene que haber un tipo de anclaje. La gente busca soluciones por la vía de los medios o representantes políticos, y a la vía judicial la toman como última alternativa porque saben que no hay, muchas veces, soluciones efectivas para solucionar sus problemas”.