Jueves 27 de agosto del 2020

Santiago Roberto, legislador de la Ciudad de Buenos Aires por el Frente de Todos , en comunicación con el equipo de #NoNosQuedaOtra AM 740 Radio Rebelde. La falta de inversión en Educación y un jefe de gobierno que prioriza el wifi de las plazas de zona norte, y no darle conectividad a miles de chicos para acceder a clases. Roberto presentó esta semana un proyecto de ley donde indica claramente que los recursoso económicos para resolver la situación están ociosos. Hoy, los alumnos de zonas más vulnerables de la Ciudad corren el peligro de tener que volver a clases presenciales en plena pandemia.

Escuchá la entrevista completa:

Santiago Roberto.

¿Cuál es el precio de volver a clases presenciales?

“Nosotros trabajamos en forma permanente, los diputados de la comisión de Educación, porque somos quienes recibíamos las consultas de las escuelas porteñas de los barrios más vulnerables. Las primeras noticias hablaban de una apertura total de las escuelas más vulnerables, como no hubo una buena repercusión, se desdijeron; lo último tiene que ver con los espacios digitales. Esto es el fiel reflejo de cómo nos gobierna el Pro en la ciudad de Buenos Aires: nos gobierna con anuncios mediáticos y marketineros. Lo que sucede es que, frente a esta pandemia, estos anuncios hacen agua y el resultado no son equivocaciones, sino que significan mayor cantidad de contagios y principalmente de nuestros chicos de los barrios más vulnerables. Hay un Consejo Federal de Educación integrado por todos los ministros de Educación de todas las provincias e, incluso, la Ciudad de Buenos Aires, que realizó un protocolo de 33 puntos sobre cómo hay que hacer el regreso a las clases presenciales. Este protocolo solo cumple ocho puntos que tienen que ver con lo enunciativo, no lo concreto. Este protocolo anuncia que evita poner en riesgo a los chicos que van a concurrir a la escuela. Si uno lo analiza, concretamente, el protocolo habla de 10.800 chicos, esto te da una pauta de cómo van cambiando permanentemente”.

“Esto es el fiel reflejo de cómo nos gobierna el Pro en la ciudad de Buenos Aires: nos gobierna con anuncios mediáticos y marketineros”

“El problema de conectividad es un 47% del total de la población de los casi 600 mil alumnos que concurren a escuelas públicas de la ciudad de Buenos Aires. No está garantizada la conectividad, y es algo que venimos planteando dese el minuto uno en que se suspendieron las clases presenciales en la ciudad de Buenos Aires. Le pedíamos al gobierno de la Ciudad en un primer momento que realice las obras de infraestructura para garantizar la conectividad en los barrios más vulnerables, y transcurridos los meses y al no haberse iniciado esas obras, en el mes de julio presenté un proyecto, diciendo, se vienen ahorrando más de 10 mil millones de pesos el Ministerio de Educación de la ciudad de Buenos Aires, por tener la mayoría de los edificios públicos cerrados‘, con menos de la mitad de eso se resolvía el problema de la conectividad en la Ciudad de Buenos Aires en los chicos que concurren no solo a las escuelas públicas sino en las privadas con subsidio estatal de cuota cero. No hemos tenido respuesta”.

“Hay dinero suficiente para garantizar  la conectividad, y No solo para estos 10 mil chicos, sino para todos los alumnos de la ciudad”

“En la Legislatura no se discutió este protocolo. Es un protocolo que no cuida a los chicos. Este protocolo hablaba de que se abrían los espacios de conexión en las escuelas, pero no hablaba de un acompañamiento pedagógico, claramente decía que los chicos iban a tener autonomía en el trabajo dentro de las escuelas. Esto no viene a resolver lo que ellos están planteando. Ellos están modificando sus discursos de acuerdo a lo que le van preguntando en los diferentes programas periodísticos“.

El desfinanciamiento a la educación en Ciudad

“Una de las pocas cosas que se pueden rescatar de esta pandemia es que visibiliza, y en algunos casos pone en la agenda de los medios que no tocan problemas de la Ciudad, casos que antes no podíamos discutirlos. Hoy se está planteando el tema de la discusión y el ministro Trotta permanentemente habla de lo desigual que es la ciudad de Buenos Aires, y sobre el problema de la no inversión en Educación que se viene dando, y que venimos desde hace 13 años discutiéndolo. Educación tiene una reducción del presupuesto de más de 10 puntos. Si uno analiza la torta del presupuesto que iba a Educación en el año 2007, con el presupuesto de este año, son 13% menos que van a la educación en la ciudad de Buenos Aires. Inversamente proporcional es lo que crece el presupuesto en las partidas de seguridad“.

Nadie en su sano juicio usa el Wi Fi de la Ciudad, una red insegura para la privacidad.

“La ciudad va a destinar para pagarle Wifi a subterráneos, al metrobus y a las plazas de zona norte 1.900 millones de pesos, y a una empresa del grupo Clarín”

“Estas cyber escuelas, estos espacios digitales que quieren abrir, no están pensados para los chicos de zona norte, son para los chicos más vulnerables que son los chicos que más tendríamos que estar cuidando porque viven en las peores condiciones edilicias, en hacinamiento habitacional, con problemas de servicios esenciales y malnutrición; son los más proclives a enfermarse y son los que nosotros vamos a exponer porque hay una decisión política de no acortar la brecha digital, que en los hechos concretos significa garantizar conectividad y que cada uno de los chicos tenga una computadora”.

“El problema de la conectividad en un principio era de los barrios vulnerables, hoy, en estos cinco meses de aislamiento, el problema de la conectividad ya es un problema de muchas familias de clase media, que producto de la crisis económica no pueden seguir pagando el abono de Internet, por eso celebramos y apoyamos la medida tomada por el gobierno nacional de decretar el servicio de telefonía e Internet como servicios esenciales. Estamos poniendo las cosas en su debido orden. Es fundamental que los vecinos tomemos conciencia de lo que está sucediendo, y al que no le interesa la educación pública porque tiene una mirada distinta, neoliberal, o por las cuestiones que sea, que sepa que si nosotros les cerramos la única oportunidad que tienen a los chicos de los barrios vulnerables de capacitarse, de formarse y de poder ascender a mejores trabajos y poder ascender socialmente, toda esa plata que no se invierte en Educación tiene que ir a patrulleros y cámaras de seguridad, porque los barrios más inseguros de la Ciudad son los barrios más desiguales”.