Rafael Klejzer, referente nacional del Movimiento Popular La Dignidad, referente de la UTEP, y Director Nacional de Políticas Integradoras del Ministerio de Desarrollo Social, en diálogo con el equipo de #NoNosQuedaOtra AM 740 Radio Rebelde. Déficit habitacional, la vivienda como un derecho humano y constitucional, y las tomas de tierras divulgadas por los medios estas semanas; las decisiones políticas necesarias para encarar finalmente soluciones de fondo para un conflicto cíclico; el rol de los movimientos sociales y la organización popular, lo que tanto teme la derecha; la iniciativa del Plan Federal de Ferias desde el Ministerio de Desarrollo.

Escuchá la entrevista completa:

                                   

Rafael Klejzer.

La avanzada mediática

“Tiene que ver con el sentido. Creo que hay una derecha radicalizada en el continente, hasta golpista, digamos. Hasta se han empoderado. Yo me acordaba, con el tema este de tierras, la carpa villera en el año 2014, en el Obelisco, estuvimos 54 días de huelga de hambre. Hoy si ponemos las mismas carpas, los villeros van y hacen huelga de hambre, la derecha va y se las quema. Hay una diferencia, un núcleo duro de derecha activo, militante, y que de una forma u otra hay una planificación, y van y pelean por el sentido. Para ellos son las víctimas los que tienen que pagar el impuesto a la fortuna y aquellos que les están sacado las tierras con las tomas. Entonces, bueno, en función de eso y para seguir arrinconando al gobierno nacional, han puesto en agenda el tema de toma de tierras. Por supuesto, acuérdense que el Frente de Todos es generoso, amplio, que por supuesto tiene sectores que no está a favor de las tomas. La política liberal es así, hay pliegues, cruces. Entonces vos tenés Berni que está más cerca de Bullrich que de Alberto, eso está claro. Menos mal que tenemos a Sabina y Alberto. La calidad humana… Es otra cosa, no es fascista”.

Disputa política y ocupación de tierras

“Por lo que generó la crisis, tenés dos caminos: o te radicalizás, en el sentido de justicia social, o te centrás y la vas piloteando. Creo que el sistema político argentino se fue al centro. El problema es si no activás políticas públicas que tiendan a resolver los problemas de la gente. ¿Por qué los compañeros van a ocupar tierras ahora? Porque está Cristina y Alberto. Se va creando un clima de esperanza y de cobertura. Todos los que están tomando tierras votaron al Frente de Todos. Hay un ciclo en la ocupación de tierras, van creciendo los pibes y no hay lugar en el lote; quedó chica la vivienda y se empieza así. Todos se montaron arriba de las necesidades de los compañeros y las compañeras y ahora el problema somos los movimientos sociales, cuando somos la solución en este país, porque somos los que pensamos no solamente la urgencia sino un poquito más allá”.

“¿Cómo se organizó el Conurbano? Con tomas. Fueron habilitados para resolver la situación; ahora, se resuelve mal. Lo que hay que armar es un plan”

“Daniel Arroyo era el no progresista en este gobierno, pero no paró un segundo en la pandemia. Hay que ponerse a trabajar, los planes y las políticas públicas hay que ponerlas a activar, hay que avanzar. Si hay un loteo con servicios en una planificación, no va a haber tomas, la gente se va a inscribir. Si no activamos, la cosa está muy complicada en serio. No podemos gobernar con el carisma de Alberto y la fuerza de Cristina, no alcanza con eso. Me parece que los intendentes se tienen que poner las pilas, porque los compañeros están tomando las peores tierras del Conurbano, las otras las priorizan para los countries. A la hora de lotear o dar planes de vivienda, te dejan los rellenos sanitarios para la vivienda social y le dan a los countries las mejores tierras. En vez de tener una política pública de viviendas, cada cinco o seis años hay ocupaciones masivas. Es un ciclo, ¿cómo se organizó el Conurbano? Con tomas. Fueron habilitados para resolver la situación; ahora, se resuelve mal. Lo que hay que armar es un plan -desde los movimientos sociales hemos armado el plan de lote con servicio- nosotros decimos que en Argentina tiene que haber impuestos cruzados: le sacas a la vivienda ociosa o privada, o que tributariamente se han portado mal, para hacer viviendas sociales, para que no quede la plata en la casa de la política. Esta toma de tierras existe y al mismo tiempo es una amplificación de los medios de comunicación, pero es real”.

Toma de tierras. Provincia de Buenos Aires.

Rezonificación

“Este Estado es un Estado semicolonial. Tiene que haber una decisión política para superar los escollos propios que te plantea esta forma de administrar el Estado. Hay un prejuicio de que las cooperativas de trabajo roban y Bielsa va a ordenar. Pero ya entró con un prejuicio,  entonces está más preocupada en la forma y no en el fondo. La decisión política implica mesa de trabajo, sentar al intendente, sentar a la provincia de Buenos Aires, la cual tiene que estar más presente. Hay que habilitar las tierras, rezonificar. Bielsa no puede poner un ladrillo si no se rezonifica, y la única forma de rezonificar es que el Consejo Deliberante del municipio te rezonifique. Imagínate todo lo que hay que hacer en el medio, para que se rezonifique. Hay que imaginar otras cosas, entes, acuerdos generales; tenemos que prepararnos para una forma diferente si queremos resolver las cosas, sino terminamos como siempre negociando por el chori con el concejal de turno de cualquiera de los municipios y eso está mal, por eso los que representan la política liberal están en contra de los movimientos sociales”

“El más tibio de los movimientos termina siendo disruptivo igual, los movimientos somos pueblo organizado, y el pueblo organizado asusta a un sistema político que está en decadencia; entonces, inclusive aquellos que nos usan para formar frentes electorales, después terminan arrinconándonos, no dándonos presupuesto o callándonos la boca. El rol de las organizaciones quedó demostrado durante los cuatro años en la resistencia a Macri, no es organizar la miseria, por el contrario, seguir ensanchando la cancha en el tema derechos, en el tema de la participación política; el rol de los movimientos sociales es generar una nueva mediación con el Estado. Los movimientos sociales representamos mucho más que nuestros propios límites del movimiento: el pueblo organizado asusta. Desde las teorías más progresistas a las teorías más de derecha, el tema es siempre sacarse los intermediarios. La nueva mediación de los movimientos sociales genera programas y políticas todo el tiempo, es un aporte que nosotros podemos dar desde la perspectiva de transformar las cosas”.

“El pueblo organizado asusta a un sistema político que está en decadencia”

Plan federal de ferias de alimentos

“Hay que sacar los intermediarios que son los que se llevan la parte del león: la lechuga no puede viajar 800 kilómetros; tenemos que priorizar la pesca artesanal y levantar ese sector. Es un plan federal para fortalecer. Hay que hablar con los productores y ver cómo llevar sus producciones a la feria, eso genera una posibilidad de una transferencia hacia sectores más genuinos de la producción. Hay municipios muy pobres a los que tenemos que ayudarlos a poder contar con un equipamiento; las ferias y los mercados no tienen baños, por qué no tienen baños si están trabajando todo el día, tiene que haber dignidad en el trabajo”.

“Los mercados en la ciudad de Buenos Aires fueron cerrados en el año ’77 porque, entre otras cosas, se decía que ahí se juntaba mucha gente: quedaron dos o tres. En el año ’90 nos hicieron el cuento de que con el supermercadismo iban a resolver el problema de abastecimiento, de precios, y, todo lo contrario. Imagínate, si vos tenés mercados, ¿cómo hacés para vender en mala calidad, para que sea caro? Si es tu propio vecino que te ve todos los días. Ahí se democratiza el acceso, se discute precios, producción, y un montón de cosas. El problema que tenemos es esta lógica concentradora y neoliberal que generó la derecha en Argentina, entonces a las ferias y a los mercados se los ve en forma decadente, cuando hay una ola a nivel internacional que dice todo lo contrario. En Madrid son más importante las ferias y los mercados que el propio supermercadismo; en París, no podés poner un supermercado, lo tenés que poner en el suburbio, porque se prioriza el pequeño comercio, el de cercanía, el que organiza. Tenemos una oportunidad muy grande de ir discutiendo paradigmas diferentes y esperemos que nos dé el tiempo para hacer todo eso”.

“El problema no es si es legal o ilegal, sino si es injusto o justo”