Jueves 24 de septiembre del 2020

Ademar Valda, Sociólogo, diputado mandato cumplido del Estado Plurinacional de Bolivia y Cónsul General en Bs As designado por el presidente Evo Morales hasta el golpe de Estado, en comunicación con #NoNosQuedaOtra AM740 Radio Rebelde sobre las próximas elecciones en Bolivia casi un año después de concretado el golpe de Estado, que tendrán lugar el próximo 18 de octubre. El MAS ganaría en primera vuelta según las encuestas del propio gobierno de facto; la intención de proscribir al partido más popular para evitar tal escenario. Cómo enfrentar una dictadura con las herramientas democráticas y la presión popular. Luis Arce y David Choquehuanca, la fórmula del MAS.

Escuchá la nota completa:

Ademar Valda.
Ademar Valda.

Declaraciones desesperadas en la ONU

“Quiero empezar pidiendo disculpas a todo el pueblo argentino y al gobierno democrático de Alberto Fernández por las declaraciones insensatas, desubicadas y desesperadas de la presidenta autoproclamada Jeanine Añez. Golpista y dictadora. Ayer en la sesión de las Naciones Unidas, lamentablemente atacó al gobierno democrático de Alberto Fernández. Atacó a lo que significa la soberanía manifestando que existía algún tipo de intromisión en el proceso electoral boliviano. Mis disculpas a los hermanos argentinos que con vocación democrática han elegido a su gobierno. Ya que corresponde a los gobiernos de facto, y más aún a los gobiernos serviles y sumisos a intereses foráneos -no los intereses de su pueblo-, que se permitan este tipo de acciones con intereses políticos; que en este caso buscan convulsionar o generar algún tipo de zozobra en la política interna de la hermana República Argentina”. 

Represión antes que salud

“Es un gobierno que no respeta la vida, estamos hablando del gobierno de facto de Jeanine Añez. No respeta los principios básicos fundamentales, el derecho a la salud. Como se está viendo en Bolivia la gente hoy, y las pasadas semanas, se está muriendo en las calles porque no hay atención médica; producto del Covid-19 y la negligencia (fundamentalmente esta última), por la falta de políticas públicas integrales del gobierno de facto. Tenemos una economía que está siendo totalmente devastada en Bolivia. Se prioriza la represión y el sueldo de los policías antes que el de los médicos y las condiciones de seguridad de éstos; o antes de equipar a los centros médicos o de comprar respiradores para luchar contra el Covid-19”.   

Añez, dictadora de Bolivia, títere de la Embajada de los EEUU.

“Tenemos un gobierno de facto con la autoproclamada presidenta Jeanine Añez que prefiere matar al pueblo. Porque ese es el objetivo, masacrar al pueblo. Es una masacre, y no según lo dice Ademar Valda, sino la Comisión Internacional de Derechos Humanos. También según el informe de derechos humanos de la Defensoría del Pueblo de Bolivia. Bueno imagínate un gobierno de facto que busque hablar o querer criticar a un gobierno democrátio, es realmente insensato”.

“el presidente del Tribunal Supremo Electoral es el designado a dedo por la autoproclamada presidenta Jeanine Añez

La excusa perfecta

“La fecha de octubre debería ser inamovible; lo cierto es que las elecciones deberían haber sido en mayo. Pero lamentablemente los intereses de este gobierno de facto de perpetuarse en el poder, hicieron que bajo la excusa del Covid-19 se postergue para agosto. Bajo esa misma excusa, diciendo que el pico más alto justo iba a caer para las elecciones, pasaron para septiembre. Con ese mismo argumento, las volvieron a mover para octubre. Si no hubiera sido la movilización popular, la demanda social, seguramente lo hubieran movido de aquí a dos años. Porque ese era su argumento, el Covid no va a desaparecer entonces no puede haber elecciones. Siendo que en el mundo entero ya ha habido procesos electorales durante la pandemia. Obviamente cumpliendo los insumos de seguridad, en Italia una elección municipal, en Corea del Sur una elección legislativa nacional. Incluso en Rusia hubo un referéndum nacional”.

“Llama la atención que en Italia, donde hubo de los niveles más altos de letalidad, hayan tenido elecciones. ¿Por qué sucede? Porque la democracia y los derechos fundamentales no pueden paralizarse”.

No hay garantías

“Ahora no hay garantías. ¿Sabes por qué? Primero, el presidente del Tribunal Supremo Electoral es el designado a dedo por la autoproclamada presidenta Jeanine Añez. Atípicamente, esto nunca antes había pasado, el designado presidencial asume como presidente del Tribunal Supremo Electoral. Obviamente ahí devela la sumisión y subordinación del órgano electoral ante los designios, intereses y caprichos del órgano ejecutivo. Segundo, han inhabilitado a mucha gente que históricamente vota fuera de Bolivia, fundamentalmente aquí en Argentina. Con eso desde luego que buscan restarle al Movimiento al Socialismo. Tercero, la policía no permite hacer campaña al MAS, si hay una campaña la intervienen. Por ejemplo el día 21 de septiembre han lanzado una granada de gas lacrimógeno a una concentración del MAS en la ciudad de El Alto. Los grupos paramilitares evitan que el MAS realice campaña”.

“Todo está muy irregular, muy atípico. Resulta que el Tribunal Supremo Electoral y la policía han suscrito un convenio para que sean ellos los que lleven las actas de los distritos electorales. Eso nunca había pasado antes en una vida democrática en Bolivia. Siempre quienes resguardaron las actas electorales fueron los juzgados electorales. Pero hoy han suscrito un convenio para que sean las fuerzas armadas las que van a llevar estas actas ante el Tribunal Supremo Electoral. Eso es totalmente violatorio a la Constitución Electoral boliviana y a los principios democráticos. No solamente a los de mi país, sino a los de toda la región. Imagínate que en su momento nos masacraron, que consolidaron un golpe de Estado apoyando esta dictadura. Ahora van a ser encargados de custodiar, según ellos, las actas electorales”.

Los candidatos Luis Arce (i), como presidente y David Choquehuanca (d) como vicepresidente del Movimiento al Socialismo (MAS) de Evo Morales. FOTO: EFE.

Triunfo en primera vuelta

“Irónicamente, después del golpe de Estado, después del cerco comunicacional, después de los millones y millones de dinero y recursos económicos que han invertido para desprestigiar al MAS; en sus propias encuestas sale primero el MAS. Es más, sale ganador en primera vuelta. Por eso Jeanine Añez se vió obligada a declinar su candidatura, al salir derrotada en sus propias encuestas. Si no hay fraude el próximo 18 de octubre (como claramente se está perfilando que van a realizar) el MAS gana en primera vuelta”.  

“Esto es a partir de las propias encuestas del gobierno de facto. Aun así, han sido denunciados ante el Tribunal Supremo Electoral. Se ha evidenciado que estarían influyendo o pagando a las empresas encuestadoras para direccionar el voto a favor del candidato que se opone al MAS”.

Proscripción

“Algo que está circulando con mucha fuerza y esperamos que no se materialice, es la proscripción al MAS. Ya lo han hecho con el presidente Evo, lo han anulado de ser candidato a Senador. Ahora existe la intención, con la manipulación de la justicia, de querer anular la personalidad jurídica del MAS. Si anulan esta personalidad jurídica, que es a lo que ellos apuntan porque obviamente no nos pueden ganar en elecciones democráticas, el MAS no estaría participando el 18 de octubre”.

“Han planteado un recurso ante el Tribunal Supremo Electoral para anular la personalidad jurídica del MAS. En un contexto de Estado de Derecho no tendría que haber mayor inconveniente. El Tribunal debería decir que no pasa nada, adelante, y se sigue con el proceso. Porque es el pueblo en última instancia con su voto quien va a definir al que gane las elecciones. No en una mesa de manera amañada, inhabilitando candidatos o a fuerzas políticas. Ellos saben muy bien que el MAS va a ganar en primera vuelta. Pero como no pueden evitar más las elecciones, quieren inhabilitar al MAS. Si revisamos la historia con respecto a las fuerzas políticas progresistas, miren lo que pasó con Rafael Correa y su partido político, técnicamente lo han proscripto en el Ecuador. Lo mismo quieren hacer con el Movimiento al Socialismo; reitero, ya hicieron eso con el presidente Evo Morales”.