Miércoles 30 de septiembre del 2020

Escribe: Leandro Gillig

A los 88 años falleció Quino, Joaquin Lavado. Algunos dirán que se fue una parte de nosotros, o cursilerias de ese estilo que sabemos no son ciertas pero abonan a la idea de que Quino es lo que somos, y nunca somos berretas, ¿o en verdad somos tan berretas que necesitamos Quinos y Spinettas que salgan en la foto? Anda a saber.

Como toda nota de este tipo se estila empezar hablando de uno, asi que solo diré que en la Feria del Libro del 2012 lo tuve a dos metros y no me animé a más que mirarlo y darme vuelta. Sentía que el tipo no quería estar ahí firmando autógrafos, tal vez no era así, pero me iba a sentir muy culpable si lo molestaba con mi admiración. Fin de la autoreferencia.

Mansfield se llamaba la empresa de electrodomésticos que le encarga a Quino un personaje para promocionar su linea y así nace Mafalda en 1963. Al otro año un 29 de septiembre, sale por primera vez la tira de Mafalda, que Quino rescató para llevarla a nuestro ADN. Si bien Mafalda ya no se dibuja hace décadas, es como el Principito, siempre tiene algo para contarte, no pierde vigencia.

Quino laburando.

Quino es como Los Beatles, ojo, no “The Beatles”, no, no, no… “Los beatles”, lo entiende mi vieja, tu abuela vos, yo y los pibes de 10 años, a todos les entra por un nervio diferente, así como Saborido dice que hay “tantos peronismos como personas”, hay tantos Quinos como generaciones, digamos.

Quino es el espejo donde nos reflejamos cuando queremos fumarnos las miserias de las que somos parte, basta con leer sus libros y concluir cada historieta con un “y si, es asi…”, mirando el suelo con la pesadumbre de quien te hizo reflexionar sobre cosas que te pasan todos los días siendo argentino.

No creo que hayamos perdido a Quino, a su persona seguramente, ¿pero qué perdimos? ¿Que pensaría Mafalda si viera que la policía le pega a una enfermera por reclamar un sueldo digno?, ¿qué nos lleva a no escuchar a la gente valiosa a la hora de vivir con el otro?, ¿cuántas veces decimos “Que diría Quino de esto”?

El gran Nine decía que “dibujar es hacer que una imagen funcione”, Quino fue top 3, sin dudas. Con esas líneas no rectas que resolvían todo de la mejor manera, con esas perspectivas enormes de esas oficinas de jefes con esos cuadros gigantes frente a un empleadito que pedia un aumento, o esa historieta del Guernica acomodado por la mucama.

Quino y Mafalda.

Argentina tiene esa linea perfecta imperfecta, la de Fontanarrosa, la de Caloi… Seguramente eso somos, ¿no? Las mejores lineas imperfectas, la esencia del ser humano.

No se si vamos a extrañar a Quino, ya no dibujaba hace mas de 10 años, recibió todos los homenajes que se le pudieron dar en vida. Mafalda es eterna. Quino ya era eterno.

Quino se fué. Sus ojos, ya cansados de verla mas que nadie estaban rendidos.
Celebremos que estuvo e hizo todo lo que necesitamos para ser mejores.

Como “los beatles”