Viernes 2 de octubre de 2020.

Agustín D’Attellis, economista, docente (UBA), periodista especializado, conductor de #HagamosNumeros por CronicaTV, y asesor de la Unión Ferroviaria, en comunicación con el equipo de #NoNosQuedaOtra AM 740 Radio Rebelde. Propuesta por parte de movimientos sociales y sindicatos del país: Plan Nacional de Desarrollo Humano Integral; las organizaciones que lo promueven y las decisiones políticas que el programa implica; Además, análisis sobre las medidas económicas anunciadas por el gobierno de Alberto Fernández y la necesidad de entrar en coordinación con las decisiones del Banco Central en términos macroeconómicos.

Escuchá la entrevista completa:

Agustín D’Attellis.

Plan nacional de desarrollo humano integral

“Este plan surge de un trabajo que, por un lado, estaban haciendo los movimientos sociales, muy preocupados por el problema de la Argentina en los últimos años y que la pandemia empujó, y el impacto sobre sectores informales que se vieron resentidos de una manera muy fuerte en sus ingresos y calidad de vida. Mas allá de los esfuerzos del Estado con programas como el IFE, etc. que son muy válidos para tratar de contener en momentos de crisis el impacto de estas cosas, hace falta un abordaje de fondo. Los movimientos sociales venían trabajando en eso y los sindicatos veníamos trabajando en algunas propuestas para acercar al gobierno, pensando en la salida del pozo de esta crisis que generó la pandemia, entendiendo que esta pequeña recuperación responde a mayor circulación de la gente pero que requiere de un impulso, y medidas novedosas y políticas públicas muy activas para impulsar este rebote y empezar a generar crecimiento y atender a las necesidades de un sector formal de los trabajadores que viene siendo muy perjudicado en los últimos años”.

“Armamos un plan integral con muchos sindicatos y casi todos los movimientos sociales: esto le da mucha fuerza a la propuesta que es muy integral”

“Argentina hace mucho tiempo que no debate un programa integral con un norte de hacia dónde queremos ir y que aborde los problemas reales de la economía y los problemas que tiene la sociedad. Uno tiene que remontarse a los planes quinquenales si quiere encontrar algo realmente pensado y proyectado con una visión de futuro. Armamos un programa donde la idea tiene que ver con repoblar la Argentina, armar unidades de sustentación donde la sociedad se vaya dispersando a lo largo del territorio que tiene el país, con un programa que implica el desarrollo de industrias y de parques industriales de manera descentralizada, todo vinculado con el transporte, por eso dentro de esto está la Unión Ferroviaria, Camioneros… Por eso estamos trabajando en conjunto en una idea de transporte donde los camiones atienen las distancias más cortas y los trenes las más largas. Todo esto tiene adentro un plan de construcción, por eso la UOCRA está dentro de la propuesta, que implica también la creación de puestos de trabajos formales e informales para la economía social y para lo que tiene que ver con la actividad económica registrada. Además estudiamos diferentes alternativas sobre formas de financiamiento del programa”.

“Cuando planteamos las alternativas de financiamiento, una de las patas que tiene este gran fondo que proponemos viene a atacar este problema del ahorro en dólares, nosotros proponemos un fondo que se volcaría a impulsar la actividad económica de la economía real, a los diferentes sectores estratégicos, porque destinaría mucho los recursos a eso, pero además, con una novedad: genera un estímulo a los trabajadores con capacidad de ahorro a colocar su ahorro en un instrumento en pesos, donde el Estado como contrapartida de ese ahorro en pesos que harían los trabajadores, les reconoce a los trabajadores en una cuenta una parte del impuesto a las ganancias de la cuarta categoría”.

Las medidas económicas y el Banco Central

“Lo que veo, por más que hable con de los funcionarios, es que entre el Banco Central y el resto de las áreas económicas es que hay una falta de coordinación. Hay unas cuantas medidas que uno analiza en su conjunto que tienen un sentido y luego chocan con una política del otro lado que termina siendo la más visible, porque lamentablemente en Argentina lo que pasa con el dólar y la tasa de interés se lleva toda la atención y hace que algunas medidas pasen a perder fuerza: por ejemplo, bajar tres puntos porcentuales las retenciones para estimular las exportaciones de algunos sectores que están reteniendo tiene sentido, pero si del otro lado alguna política del Banco Central da una señal contraria y eso estimula la brecha y te hace subir el dólar blue o el dólar contado con “liqui”, esa medida que busca estimular la liquidación de dólares empieza a perder la efectividad”.

“Las medidas que se tomaron ayer son buenas para trabajar sobre la oferta de dólares pero tienen descoordinación con el Banco Central”

“Creo que tienen diferentes puntos de vista, el Banco Central y el resto de las áreas económicas. Mi visión es que habría que lograr que el Banco Central coordine con el resto porque me parece que ahí es donde está el problema. Las intenciones de parte de Economía y de las medidas que se anunciaron ayer me parece que van por buen camino, pero después, me parece que hay que afilar la cuestión financiera para no limitarlas. Si lo que se quiere es contener la especulación y desalentar la especulación, lo que se venía haciendo hasta ahora, ese deslizamiento completamente previsible de alrededor de 2 puntos porcentuales por mes, desalienta la especulación. Cuando uno le mete volatilidad al tipo de cambio, que es la intención de ahora, al revés, promueve la especulación, porque los especuladores financieros están al acecho de cómo jugar en esa volatilidad y lo cierto es que el Banco Central tampoco tiene un gran poder de fuego como para jugar con una volatilidad marcando una posición firme de defensa de un valor”.

El rol del Banco Central en las medidas tomadas por el gobierno nacional. Foto: Télam.

“El Banco Central está bastante limitado después de lo que dejó el gobierno anterior en materia de reservas internacionales y endeudamientos, y la película de deuda y fuga lo deja en una posición muy débil. Generar volatilidad, en este sentido, genera un poco de preocupación, si lo que el gobierno quiere es evitar una devaluación va a ser muy difícil lograr la exportación de granos de parte de los grandes exportadores, y si se cede frente a una devaluación, ahí vamos a tener problemas porque una devaluación tiene automáticamente traslado a precios y una sospecha de devaluación también alimenta a la brecha. Para jugar en ese mercado y lograr que Argentina logre generar dólares de manera genuina y liquidando exportaciones, hay que tener un rol de regulación y control más activo de parte del Estado. Mi visión es que hay que avanzar por ese lado”.