Lunes 5 de octubre del 2020

Escribe: Tomás Matamoros

Luego de haber ganado sus respectivos partidos sin ningún inconveniente, los dos argentinos que siguen en pie en el torneo buscarán sellar su pase a semifinales. Los partidos podrán verse por la cadena televisiva de ESPN.

Después de haber conseguido un triunfo sin sobresaltos frente al italiano Lorenzo Sonego por 6-1; 6-3 y 6-4, Diego “Peque” Schwartzman intentará ponerse entre los cuatro mejores del torneo al enfrentar mañana a las 10.00 am al austríaco Dominic Thiem que viene de jugar un muy buen partido frente al local Hugo Gastón en uno de los encuentros más largos del actual Abierto de Francia.

Schwartzman.

Por otro lado también tendrá lugar, aunque un poco más temprano (específicamente a las 7:10 am), una de las sorpresas de este certament: la argentina Nadia Podoroska. Cabe destacar que es su primer Grand Slam, y viene jugando de una manera impecable demostrando estar en su mejor versión. Derrotó a la checa Barbora Krejcikov por 2-6; 6-2 y 6-3. Luego de haber perdido el primer set, la rosarina se soltó, perdió el respeto por su rival y consiguió realizar una verdadera hazaña. Mañana chocará frente a la número tres del mundo, la ucraniana Elina Svitólina.

Por el lado de Schwartzman hay que mencionar que por el momento no perdió un solo set durante el torneo y supo derrotar a todos sus rivales con un buen juego, tal como lo viene haciendo hace varios certámenes. Ahora le toca el turno frente a un muy buen singlista que aseguró que si no consigue una buena recuperación luego del choque frente al francés, no podrá vencer al peque que viene jugando con gran altura.

Podoroska.

Por el lado de Podoroska, viene de hacer un papel memorable frente a la jugadora oriunda de República Checa. Bajo un clima lluvioso y muy ventoso, se le complicó a la argentina durante el primer set, pero luego se afianzó al estado del campo, se soltó y pudo revertir la situación demostrando que está en un nivel altísimo y que buscará meterse entre las mejores cuatro. Un dato de color es que el tenis argentino femenino no llega a esta instancia desde el 2011. Otro es que la singlista obtendrá más de trescientos mil dólares, mucho más de lo que lleva ganando en nueve años de trayectoria. Además a partir del lunes, la tenista se ubicará entre las mejores setenta del mundo. Hay que destacar esto, ya que antes de arrancar el torneo, estaba por detrás del puesto 130.