Jueves 8 de octubre del 2020

Entrevista con Félix Crous, Titular de la Oficina Anticorrupción, en comunicación con #NoNosQuedaOtra por Radio Rebelde AM 740 sobre los objetivos y las funciones de la Oficina Anticorrupción en el escenario político de la Argentina. La división de poderes y el rol de los jueces. El Per saltum admitido por la Corte Suprema de Justicia de la Nación por el traslado de los jueces Leopoldo Bruglia, Pablo Bertuzzi y Germán Castelli.

Escucha la nota completa acá:

El titular de la Oficina Anticorrupción, Félix Crous.
El titular de la Oficina Anticorrupción, Félix Crous.

Los traslados de los jueces Leopoldo Bruglia, Pablo Bertuzzi y Germán Castelli y el Per saltum

“Formalmente Carlos Rosenkrantz tiene esa facultad reglamentariamente, pero esto no es lo importante porque lo significativo es que tenga que ejercerla porque implica que no ha podido acordar con el resto de los ministros según un cronograma de tratamiento de asuntos de la Corte Suprema de Justicia de la Nación”.

“El Recurso Extraordinario por falta de instancia es por definición un recurso excepcional que ingresa fuera de la agenda del tratamiento de los asuntos previstos para el tratamiento anual de la Corte. Uno creería que en un funcionamiento armónico del tribunal una convocatoria irregular al acuerdo por parte del presidente bastaría -que ha tenido que hacer una convocatoria por acuerdo extraordinario- y hacerlo por propia iniciativa es sintomático de que la convivencia interna tal vez no sea óptima”.

El Presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Carlos Rosenkrantz.
El Presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Carlos Rosenkrantz.

“Lo que yo dije en unas declaraciones es que dos jueces de la Corte -entre ellos Rosenkrantz- fueron nombrados por un procedimiento absolutamente anómalo que fue la propuesta por parte del presidente Mauricio Macri con un DNU en comisión a pocos días de asumir y ad-referéndum del acuerdo del Senado cuando comienzan las sesiones ordinarias. Utilizando un inciso del art. 99 de la Constitución Nacional -que estipula que los nombramientos en comisión de aquellos que deben estar sometidos al acuerdo del Senado- están pensados para situaciones de emergencia que no tienen nada que ver con la consolidación de un juez y mucho menos de un juez de esta jerarquía”.

“dos jueces de la Corte -entre ellos Rosenkrantz- fueron nombrados por un procedimiento absolutamente anómalo que fue la propuesta de Mauricio Macri con un DNU”

“El acuerdo del Senado es central, es un asunto en el cual desde la fundación de nuestra nación y de las naciones de las cuales tomamos nosotros esas fórmulas. La intervención del Senado que representa a los poderes locales que conformaron nuestra nación compensa el poder del presidente en la designación de los jueces para evitar que solo sea el favoritismo del presidente el que se vea expresado y satisfecho en la designación de los jueces de la Corte, para eso está el Senado. Es un tema central del equilibrio de poderes y esa es la verdadera gravedad institucional de este asunto, no si un juez vuelve al puesto anterior donde sí recibió el acuerdo del Senado sino precisamente soslayar o menoscabar la intervención del Senado en el sistema de designación. Dos de los cinco jueces que van a tener que resolver sobre este asunto tienen el mismo vicio de origen que se le atribuye a los jueces que están reclamando por su derecho adquirido –que no es tal- a mantenerse en el lugar donde los desplazaron sin el acuerdo del Senado. La baja calidad de la designación en el nuevo destino de Leopoldo Bruglia, Pablo Bertuzzi y Germán Castelli es la misma que tienen dos de los cinco jueces que tienen que resolver este asunto. Estamos en un círculo vicioso de un Poder Judicial con bajo crédito de legitimidad institucional. Es un asunto delicado que merece una revisión global y es una perspectiva que no debe soslayarse a la hora de entender por qué está pasando esto”.

Los jueces Leopoldo Bruglia, Pablo Bertuzzi y Germán Castelli.
Los jueces Leopoldo Bruglia, Pablo Bertuzzi y Germán Castelli.

“La baja calidad de la designación en el nuevo destino de Leopoldo Bruglia, Pablo Bertuzzi y Germán Castelli es la misma que tienen dos de los cinco jueces que tienen que resolver este asunto”

“Es imprescindible que la política no siga resignando su rol, la política en general y las instituciones políticas en particular. A mi me da la sensación que el Senado y la Cámara de Diputados durante mucho tiempo adoptaron una actitud pasiva y de subordinación frente al Poder Judicial de algún modo subalternizando su carácter de poder del Estado frente al Poder Judicial, y nuestra Constitución Nacional -en la parte orgánica- el primer poder que mencionó el Poder Constituyente histórico es el Poder Legislativo y esto no es casual, ahí están los representantes del pueblo y de las provincias. El primer poder enumerado en la Constitución Nacional es el Poder Legislativo, el último es el Poder Judicial que tiene su lógica porque es el menos democrático, cada vez que escribe sobre los mandatarios electos utiliza ese desdeñoso “mayoría circunstancial”. La circunstancia que lo puso ahí es el voto popular, como si el hecho de que se cumpliera el principio republicano de la periodicidad –de que cada 4 años tenes que renovar tus credenciales- te diera menos legitimidad que aquellos que están en un cargo vitalicio, que ya no hay ninguna razón de que se siga justificando que los jueces sean funcionarios vitalicios en sus cargos salvo los regímenes monárquicos que sigue impregnando todo el funcionamiento de los tribunales”.

“no hay ninguna razón de que se siga justificando que los jueces sean funcionarios vitalicios en sus cargos”

“En todo occidente, pero en América desde el retorno de las democracias hay un movimiento de revisión del rol de los poderes judiciales que va produciendo cambios muy lentos. El nuevo rol que ha adquirido en los grandes países de la región –Brasil y Argentina- y en otros no tan grandes pero de un modo evidente como en Ecuador y Bolivia, el juego del Poder Judicial contra los gobiernos democráticos populares obliga a entender que hay que operar políticamente sobre estos poderes dentro del Estado, que no son un soto-gobierno o un cripto-Estado sino un desafío dentro de las viejas formas institucionales del Estado liberal, son enclaves del gobierno cooptados por intereses distintos a los de la nación que debe ser representada y gobernada por esos intereses y que eso produce una distorsión absoluta de las misiones constitucionales que deben cumplir. Entonces la idea es que la política como representación de la soberanía popular se ejerza de un modo institucional y del otro que se ejerce la política que es con la expresión de la voluntad en otros campos que no son solo los de las instituciones”.

La Oficina Anticorrupción

“Nosotros tenemos un ámbito de acción que es el Poder Ejecutivo y tenemos asumidos compromisos internacionales en los cuales deberíamos accionar sobre el Poder Legislativo y el Poder Judicial en las políticas generales de integridad y transparencia. Los compromisos que se asumieron con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (O.C.D.E) y nosotros trabajamos en ese sentido. Ahí hay una limitación que tiene que ver con las misiones específicas de la Oficina, la Ley que la crea y el Decreto que reglamenta su funcionamiento. Este asunto no se resuelve con los recursos endogámicos de las instituciones, las instituciones no tienen anticuerpos para operar sobre los propios defectos de las instituciones, esto es un fenómeno probado, las organizaciones tienden a crear, a ser autorreferenciales y a crear ámbitos de bienestar y hacer de sus defectos una virtud”.

“las instituciones no tienen anticuerpos para operar sobre los propios defectos de las instituciones”

“Lo que nosotros percibimos como problema del Poder Judicial para el Poder Judicial son formas de auto beneficio, el manejo discrecional de los tiempos que es una catástrofe para el que reclama justicia es sin embargo una forma de ejercer el poder y de hacer más placentero el trabajo para los propios jueces y así con muchas otras cosas más y esto también es proyectable a otras organizaciones, es un asunto propio de las burocracias. Ahora el poder judicial lo expresa como ningún otro porque además tiene siglos de construcción de una simbología y liturgia solo en función de su propio beneficio. Y este es un tiempo en el cual está en disputa ese núcleo central del poder colonial frente a la soberanía popular desaseada por ese núcleo retardatario”.

“el manejo discrecional de los tiempos es una forma de ejercer el poder y de hacer más placentero el trabajo para los propios jueces”

“Las investigaciones son uno de los asuntos a los que se dedica la Oficina y ni siquiera que es –a nuestro modo de ver- el asunto central. Por supuesto para nada los litigios, menos las investigaciones y mucho más las políticas públicas. La Oficina es un organismo relativamente joven que se crea con el gobierno de la alianza sobre el fin del siglo pasado y que en términos históricos es un organismo joven con 20 años de recorrido. Todavía no ha siquiera terminado de consolidar su perfil y lo que sucede es que durante varias gestiones estuvo conducida por personas muy solventes y prestigiosas, pero nunca pudo resolver esta dualidad de si era una suerte de organismo para-judicial o si llevaba adelante políticas públicas. Solamente pudo levantar su perfil en cuanto organismo persecutor en el contexto de lo que hoy es observado con suma sospecha de haberse transformado en un sistema de persecución política de opositores y eso sustrajo buena parte de la energía de las capacidades de la Oficina a la realización de políticas públicas, es decir, ni chicha ni limonada“.

“Nosotros debemos ser muy activos como promotores, coordinadores, asistentes del desarrollo de las políticas de integridad y transparencia en la gestión, en el hoy y en el mañana, en la reconfiguración de cada una de las carteras de los ministerios, hemos establecido recomendaciones, reglas, guías. Hay un campo inexplorado y con enorme potencialidad en el trabajo con los municipios y las provincias, los fueros con el resto de las Oficinas Anticorrupción del país, ese desarrollo combinado y además la gestión anterior asumió compromisos con la OCDE. La OCDE sugirió que la Oficina adquiriera ese rasgo que nosotros queremos darle, sin embargo, se optó por otra decisión, por darle un altísimo perfil de persecutor público y nuestra idea es que la oficina sea un gestor de políticas públicas y también porque asumimos un compromiso”.

“nuestra idea es que la oficina sea un gestor de políticas públicas”

El pedido de informes al Ministro de Educación Nicolás Trotta

“En el procedimiento regular de la designación de altas autoridades y la presentación de sus declaraciones juradas, la dirección de declaraciones juradas de la Oficina hace una inspección de oficio por propia iniciativa nuestra, hace una inspección sobre la consistencia de las declaraciones juradas, una primera revisión y luego sobre la información que puede haber estado omitida en la declaración jurada, que surge de la exploración de fuentes públicas. Nuestros investigadores de esa dirección hacen una exploración sobre los registros, las bases de datos de riesgos crediticios, los que rankean preferencias y reputación empresarial, los múltiples organismos de registros de propiedad de bienes físicos e intangibles y ahí cuando encontramos alguna información que no está en la declaración jurada o algo que nos parece inconsistente, incompleto o que no está suficientemente explicado, exploramos. Es un procedimiento regular de práctica protocolizada. En el caso del Ministro de Educación –como el de otros tantos ministros- hemos pedido explicaciones. El Ministro dio explicaciones que son en principio satisfactorias –como también las han dado otros ministros- sobre las participaciones societarias, el devenir de la vida del giro comercial, la actualización de la información sobre la relación societaria en función de la tenencia o no de acciones, la integración o desintegración de directorios, todo lo que es necesario aclarar de acuerdo a nuestras preguntas y eso es todo”.

El Ministro de Educación, Nicolás Trotta.
El Ministro de Educación, Nicolás Trotta.

“El Ministro dio explicaciones que son en principio satisfactorias”

La futura decisión de la Corte Suprema de Justicia de la Nación

“Va a ser una escalada de tensión de conflictos de poderes. Hay muchos antecedentes de esto. Figueroa Alcorta como Presidente de la Nación cerró el Congreso. La Corte Suprema de Justicia de la Nación puso un presidente con Guido, han habido en la historia muchas veces conflictos de poderes, lo único que no puede suceder es que no se resuelva. La escalada en el conflicto de poderes es en si mismo un asunto gravísimo. Esto está en manos de la Corte, la decisión de escalar esto y poner en crisis el sistema institucional argentino está en manos de la Corte. Esto no es responsabilidad del Poder Ejecutivo, el Ejecutivo está tratando de reparar el desquicio de la manipulación de parte del Poder Judicial en función de la persecución de opositores con una actitud generosa que le ofrece a los jueces la posibilidad de volver sobre sus pasos y regenerar el sistema judicial con los mismos actores. Algunos dirán que esta es una ingenuidad al estilo de la de Raúl Alfonsín cuando creyó en la teoría de la autodepuración de las Fuerzas Armadas, lo veremos pronto a ver si esto fue un exceso de buena fe dándole a los jueces la posibilidad de la autodepuración o no. El Poder Ejecutivo tiene la capacidad de promover el juicio político y la sociedad argentina tiene la prerrogativa de hacer política porque los asuntos no pasan solo por las instituciones”.

“la decisión de escalar esto y poner en crisis el sistema institucional argentino está en manos de la Corte”