Martes 20 de octubre del 2020

Escribe: Ignacio Murphy (*)

El pasado viernes 16 de octubre se sorteó el novedoso torneo del fútbol argentino (llamado “Copa Liga Profesional 2020”) que comenzará el 30 de este mes.

Algunos puntos a tener en cuenta en el retorno de nuestro fútbol luego del parate por la pandemia son:

-En los últimos 5 años hubo 7 diferentes formatos de competencia.
– Los equipos grandes se negaron a que haya ” fecha de clásicos”, y fueron escuchados.
– No habrá descensos.
– Habrá partidos en las denominadas “Fecha FIFA”, condicionando así a los equipos que tengan jugadores convocados por las selecciones sudamericanas.

El torneo se dividirá en seis zonas, de cuatro equipos, que quedaron conformadas de la siguiente manera:

Zona 1: Racing, Arsenal, Atlético Tucumán y Unión
Zona 2: Independiente, Colon, Central Córdoba de Santiago del estero y Defensa y Justicia
Zona 3: River, Rosario Central, Banfield y Godoy Cruz
Zona 4: Boca, Lanús, Newell’s y Talleres
Zona 5: San Lorenzo, Estudiantes, Aldosivi y Argentinos Juniors
Zona 6: Vélez, Huracán, Gimnasia y Patronato

En esta primera instancia, todos los equipos de cada zona se enfrentarán entre sí en formato ida y vuelta. Los dos primeros de cada grupo, se dividirán luego en otras dos zonas de 6 llamadas “Campeonato” y conformadas por sorteo. Por otro lado, el mismo criterio regirá para los dos últimos de cada grupo, que conformarán las llamadas “Zonas Competencia”.

Los primeros de cada una de las “Zonas Campeonato” jugarán una final, cuyo campeón sacará boleto para la Copa Libertadores 2021. El perdedor de este duelo, a su vez, enfrentará al vencedor de la final de la “Zona Competencia” para definir un pasaje a la Copa Sudamericana.

Otra de las novedades de la “Copa Liga Profesional 2020” es que por primera vez que habrá partidos entre Navidad y año nuevo, ya que en temporadas anteriores los jugadores solían estar de receso a las espera de la pretemporada. Además, con el nuevo calendario post-pandemia, enero estará plagado de competencia: la final será el 17, y entre el 22 y 24, se dirimirá el cupo a la Sudamericana.

Marcelo Tinelli en la presentación de la Copa.

Más allá de algunos partidos amistosos, es una incógnita saber cómo responderá el físico de los jugadores cuando comience la competencia oficial. Si bien la mayoría de los planteles se mantuvo entrenando “vía zoom”, los preparadores físicos indican que les faltaría un tiempo más para que se pongan a punto físicamente. Los equipos argentinos que ya han disputado Copa Libertadores, sin embargo, sorprendieron por el rendimiento en sus debuts, pero luego la forma física fue mermando de manera notoria.

Con Boca, River y Racing ya clasificados para la Libertadores del año próximo, los otros dos grandes, San Lorenzo e Independiente, tienen la posibilidad de hacer un buen torneo y lograr el tan ansiado cupo que se le otorga al campeón. El rojo de Avellaneda tiene un plantel corto y su DT, Lucas Pusineri, rendirá examen en los primeros partidos para definir su continuidad en el club. Por el lado de los de Boedo, Mariano Soso, DT primerizo en el banco del ciclón, intentará encontrar la fórmula para combinar el talento de los hermanos Romero e Ignacio Piatti con la intensidad y frescura de varios juveniles que poco a poco se van ganando un lugar en el plantel, como los hermanos Palacios o Gattoni (titular en la zaga central por sobre el histórico Coloccini).

Conformación de las zonas.

Vale recordar que este torneo será sin público en las tribunas y esto puede afectar directamente en el juego. Al no estar la presión de la hinchada local, si nos guiamos por lo que viene sucediendo en las ligas europeas, el conjunto visitante suele animarse a atacar más haciendo que se estén dando partidos con gran cantidad de goles e impensadas derrotas de equipos locales. Por otro lado, el que no haya descensos puede ser también un afluente para que no exista ese “miedo” a perder y los equipos sean más ofensivos.

En cuanto a lo organizativo, la AFA debe encontrar un sistema de competencia y mantenerlo: es de esperar que en 2021, luego de este torneo, vuelva a jugarse una competición donde se enfrenten todos contra todos y haya descensos. Es importante darle forma a un sistema de competencia y mantenerlo en el tiempo para tener un calendario ordenado y sincronizado con los mercados de pases europeos. De esta manera, se evitaría que los clubes del viejo continente se lleven jugadores de nuestro fútbol en plena competencia. Para lograr un mejor nivel de juego, un torneo competitivo y parejo, es fundamental tener control en el “éxodo” de jugadores más allá que algunas bajas sean irremediables por el dinero que ofrecen los clubes compradores.

A la hora de hablar de la televisación, el sueño de volver a tener un “fútbol para todos” sigue siendo lejano, aunque se puede vislumbrar una luz al final del túnel: si bien no hay confirmación oficial, es probable que al menos tres partidos sean transmitidos por la TV pública en vivo hacia todo el país. Sería ideal que poco a poco el número de partidos a merced de toda la población creciera pero, hoy por hoy, al contrato que la AFA tiene con las empresas privadas dueñas de los derechos le queda un año y medio de extensión.

(*) Conductor de No Te Vayas, Campeón, jueves 20 hs en FM La Tribu 88.7 MHz