Martin Gramajo, asesor legal de la Dirección Nacional de Empresas Recuperadas y abogado de la Cooperativa de Trabajo CEREALCOOP Ltda, en comunicación con el equipo de #NoNosQuedaOtra AM 740 Radio Rebelde. Denuncia a la empresa 3 ARROYOS S.A.; la cooperativa conformada por los ex trabajadores de la empresa que intenta reactivar la producción; la autorización del juez que no llega, y los trabajadores de la localidad de Tres Arroyos siguen sin percibir un salario.

Escuchá la entrevista completa: 

Denuncia a 3 ARROYOS por lavado de activos

“Esta empresa está fundada en 1982 y no está en quiebra sino en concurso preventivo, que es una situación en la que están muchísimas empresas ahora y que quedaron en una especie de limbo. Esto sucede desde noviembre de 2018. La empresa 3 ARROYOS tiene dos plantas en Tres Arroyos y una planta en la localidad de Pilar; hay una situación distinta respecto de los trabajadores de las 2 plantas: en 3 ARROYOS, inicialmente, habrá habido cuando entró en concurso preventivo alrededor de unos 150 trabajadores, en la actualidad la empresa desvinculó a la mayoría; en Pilar la planta está funcionando a manos de un gerenciamiento medio extraño. La planta despidió más de 100 trabajadores desde 2018 pero de manera irregular; dejó de pagar los salarios de los trabajadores de 3 ARROYOS; dejó de pagar los salarios; se pagaron irregularmente y tiraron la toalla”.

“Había alrededor de 300 trabajadores. hoy estamos debajo de 200. No hubo indemnización alguna para los trabajadores”

“La empresa empezó con un giro irregular en septiembre de 2018, después en noviembre del 2018 se presentó en concurso preventivo, esto tramitado en el Juzgado Nacional en lo Comercial nro 29; La jueza se llama Maria del Milagro Pas Posse, y hubo bastantes intentos de reactivación: negociaciones en el Ministerio de Trabajo durante todo el 2019, en algunos meses cobraron el programa REPRO, pero finalmente esto no llegó a ningún lado y los trabajadores de 3 ARROYOS decidieron a partir de febrero de este año conformarse en cooperativa y pedir la continuidad de la actividad productiva. En Tres Arroyos, la localidad, hay 150 familias que dependen de la actividad de la empresa, no es fácil que de un día para el otro se puedan reinsertar en otra actividad económica, no es la misma realidad que tenemos en la zona del AMBA”.

Solicitud para conformar la Cooperativa

“El trámite se hizo de manera formal desde el mes de marzo, pero todavía el juzgado no concibió la autorización, más allá de que las plantas de Tres Arroyos están paralizadas más o menos desde octubre de 2018. La Cooperativa recibió un subsidio del Ministerio de Desarrollo, tiene todo listo para empezar a producir, pero el juzgado todavía no está autorizando que puedan comenzar la explotación de la empresa. Cuando decidieron conformarse en cooperativa, avanzamos en dos sentidos: primero en el planteo del concurso preventivo, y en segundo lugar, avanzamos con denuncias penales porque observamos que el giro comercial y la administración de la empresa era ilegal; en términos de delitos, apropiación indebida de la seguridad social, evasión”.

“Ahora LA EMPRESa en Pilar es administrada por un tercero que realiza operaciones de exportación y factura a nombre de una empresa farmacéutica”

“Lo que están intentando de manera fraudulenta es evitar que en el marco del concurso podamos plantear los créditos laborales que tienen los trabajadores realmente; y que cada uno tenga que hacer un juicio laboral que dure años para poder reclamar eventualmente su crédito laboral”.

trabajadores de 3 ARROYOS.

“Los trabajadores de Tres Arroyos, que son los que represento, tienen una cooperativa conformada por 96 asociados que son todos trabajadores y ex trabajadores de 3 ARROYOS S.A., esto representa la gran mayoría de los trabajadores que están en la localidad. Muchos, ante una situación de no cobro de salario, decidieron hacer juicio laboral y ver qué podían cobrar, o empezaron su pequeña actividad, pero la gran mayoría de los trabajadores de Tres Arroyos están vinculados y asociados a la cooperativa. Este grupo de trabajadores está bastante bien organizado administrativamente; ya tienen la matricula del INAES, están inscriptos en AFIP, están inscriptos en ARBA, la cooperativa puede facturar; tienen una cuenta abierta en el Banco Credicoop filial de Tres Arroyos, y entiendo que participan de la Comisión de Asociados”.

“El municipio ha dado apoyo y Provincia también, pero se vuelve simbólico porque se necesita que el juzgado autorice el funcionamiento”

Desde el Ministerio de Desarrollo Social recibieron un subsidio para poder acondicionar las instalaciones y empezar la producción, pero todo esto está supeditado a la autorización judicial. Están acondicionando las instalaciones porque llegamos a un punto en que estaba cortada la luz, el gas; las instalaciones de gas de las plantas no eran aptas para producir, y se tienen que resolver todas estas cuestiones que dejó la empresa. Sin embargo, aun resolviéndolo, el juzgado no les está dando, aunque sea, provisoriamente la posibilidad de autorización. Nosotros realizamos todas las denuncias penales correspondientes y no solo penales, ante AFIP, ARBA; como dije también, la planta de Pilar está produciendo actualmente, trabaja 100% en negro, está facturando a través de terceros y esa es plata que ni siquiera entra al concurso preventivo. No es solo que los trabajadores sean acreedores, el principal acreedor de esta empresa es el Estado, AFIP y ARBA básicamente; entonces es una situación bastante fraudulenta no solo para los trabajadores sino para el Estado, que somos todos”.

3 Arroyos, la planta en Pilar, que funciona bajo un gerenciamiento por lo menos irregular.

Las empresas recuperadas tras 4 años de macrismo

“Entiendo que todo el periodo de los cuatro años del gobierno de Macri, principalmente, en lo que afectó a la producción, más allá de la depresión del mercado interno, tiene que ver con la brutalidad de los aumentos de las tarifas. No hubo ni cooperativas ni pymes que pudieran afrontar los aumentos de tarifas que hubo. Ahora estamos pudiendo abordar las deudas de las empresas recuperadas; venimos hablando tanto con las empresas de los servicios públicos y logramos que accedan a tarifa social. Se pasó de una situación en donde no había nada de apoyo del Estado y solo había palos, a tener el apoyo del Estado, más algunas herramientas más para apoyar a las empresas recuperadas, como por ejemplo el poder acceder a tarifas con subsidios, pero la situación económica del mercado interno es crítica”.

“No están avanzando las denuncias penales por delitos económicos, tenemos que pensar la cantidad de delitos económicos que se produjeron durante un tiempo y la desarticulación de todos los resortes judiciales y estatales que había para perseguirlos. Había un órgano dentro del Ministerio Público Fiscal que había iniciado Gils Carbó, que es la la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavados de Activos (Procelac), en donde se presentan las denuncias pero no avanzan: es un área del Ministerio Público que desguazaron. En el caso del Ministerio Público Fiscal tenemos el problema de que Casal sigue siendo procurador y entiendo que la decisión política en su momento fue vaciar el área que se encargaba de perseguir delitos económicos”.