Lunes 26 de octubre del 2020

Christian Van Lacke, músico, compositor, guitarrista y vocalista, en comunicación con #NoNosQuedaOtra AM740 Radio Rebelde para hablar de su próximo concierto exclusivo junto a Kubero Díaz, en streaming y con una posterior entrevista a cargo de Julieta Pisera. El concierto tendrá lugar el domingo 1 de noviembre a las 17:00hs de Argentina, y será transmitido a varios países. Canciones del Ser, Canciones del Sur reúne ocho composiciones originales en versión acústica, grabadas en vivo en el loft / atellier de Kubero a fines de agosto de 2020, bajo una producción de PANORAMA SONORO. La iniciativa también contó con la colaboración de Juan Ravioli, Alejandro Leonelli, Tomás D´Antonio y Mauro Taranto. Adquirí tus entradas acá.

Escuchá la nota completa:

 

Christian Van Lacke
Christian Van Lacke.

El proyecto y dos discos

“Este proyecto tiene totalmente que ver con el contexto de la pandemia. Lo que vos decís de la música y de la cultura es cierto, es lo más importante. Como dijo una persona que todos conocemos, es el alimento para el espíritu. La economía es para alimentar las barrigas y el espíritu se alimenta con la música”.

“Es fundamental la música y la cultura, y que nosotros podamos trabajar y hacer cosas. En ese hacer cosas, tiene que ver mucho la pandemia. Porque con Kubero, esto que vos comentaste que es el primero de noviembre a las cinco de la tarde, es un streaming que vamos a hacer con Kubero. En realidad, ya está filmado y grabado. Se filmó en cuatro cámaras y se grabó multitrack. También está metido Juan Ravioli metido en producción, y Mauro Taranto. Son ocho canciones y después hay una entrevista de media hora”. 

“Como hablamos la misma ideología musical, nos llevamos muy bien tocando juntos. Además, ya habíamos grabado un tema que va a salir en noviembre. Yo estoy sacando dos discos, que salen por el sello MELOPEA de Litto Nebbia. Uno es ‘Rompenubes’, con Rolando Castello Jr.; y otro es solista, que está Litto Nebbia y más gente. A ese le puse ‘Viajero’, porque un poco somos así”.

Kubero díaz
KuberoDdíaz.

La pandemia y el tiempo

“Entonces esto llega en pandemia porque había tiempo primero. A Kubero ya lo conocía, por supuesto ya habíamos grabado. La primera vez que nos cruzamos fue en el programa de Miguel Grinberg, en la AM Nacional. Yo para darle una mano a Kubero porque había venido de Córdoba, o sea la cuarentena a él lo había agarrado en Córdoba y yo estaba en capital. Entonces cuando vino acá me llamó para pedirme una mano. Cuando fui a su casa ví que estaba con la luz cortada porque estuvo como tres meses varado allá por la pandemia, hasta que le dieron el permiso para volver a su casa. Entonces cuando llegó tenía la luz cortada, no tenía agua, no tenía timbre. Unas cuantas cosas, pero llevé la guitarra”.

“Le dije que le daba una mano con todo pero que también llevaba la viola y tocábamos un rato. Entonces, entre que tocamos, empezaron a salir estas canciones. Yo le mostré algunos temas míos nuevos, compusimos un tema juntos y recreamos también algunos temas de Kubero que él nunca grabó. Por ejemplo, ese que ustedes pusieron un pedacito, está en Kubero Díaz y La Pesada, del año ‘73. Pero ‘Canción del ser’, que es del disco Conesa de Pedro y Pablo, él nunca lo grabó; y es suyo, él lo compuso. ‘Naturangel’, que también lo tocamos y está en el disco Miguel Cantilo Y Grupo Sur del año ‘75, él nunca lo tocó ni lo grabó; y lo hicimos. Lo hicimos en este formato, como un vivo de dúo acústico, así que se dio en pandemia”.

Canciones del Ser, Canciones del Sur
Canciones del Ser, Canciones del Sur.

Ocho canciones: pasado y futuro

“El disco son ocho canciones. Cuatro son de los ‘70, y de alguna manera son una especie de rescate y una vuelta a la raíz del rock nacional; que Kubero tiene mucho que ver. La otra mitad son todos temas nuevos compuestos en cuarentena. Es decir, yo puse ahí dos temas míos que los compuse en cuarentena, son nuevos nuevos. Compusimos un tema nuevo con Kubero, en cuarentena también”.

“Lo que te decía de antes, me acuerdo que fui un jueves, como hace cinco o cuatro meses, y le dije ‘escuchame Kuber, vengo todos los jueves para acá a darte una mano en lo que sea y de paso almorzamos algo, tocamos un rato’. Y así fue, agarrábamos las dos violas y tocamos novecientos temas. De esos novecientos elegimos ocho, se enteró Juan Ravioli y nos tendió su mano productora que tiene a flor de piel. Nos trajo un equipo multitrack y cuatro cámaras. No nos costó nada, lo hicimos en una sola toma y suena bárbaro; la verdad que está lindo”

“Algo curioso es que yo siempre le decía a Kubero, ‘che estos temas mucha gente no sabe que son tuyos hermano, y son unas obras hermosísimas y alucinantes que están en discos clásicos’.