3 de noviembre de 2020

Julio De Vido, ex ministro de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios de la Nación, y perseguido político de Mauricio Macri y Cambiemos, en diálogo con el equipo de #NoNosQuedaOtra AM 740 Radio Rebelde. Reflexiones sobre la coyuntura política y social y el lugar que ocupa el campo nacional y popular; la carta de Cristina Fernández de Kirchner y el debate sobre la bimonetaridad que dejó instalado. Además, críticas a las medidas del gobierno de Alberto Fernández que benefician a las corporaciones en detrimento del pueblo; el conflicto de tierras en Guernica, la riqueza nacional y a quiénes beneficiar.

Escuchá la entrevista completa:

Julio De Vido, ex ministro de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios de la Nación.

Oficialismo y oposición

“Vemos la situación con mucha atención y preocupación, vemos con los compañeros la enorme distorsión del campo nacional y popular, producto de los amagues del gobierno en un sentido o en otro, pero que siempre finalmente concluyen favoreciendo a quien es el enemigo del pueblo argentino, que es el neoliberalismo. Vemos con preocupación el tratamiento que se les ha dado a algunas figuras de la oposición, por ejemplo a (Gerardo) Morales y a Horacio Rodríguez Larreta. Escuché en varias oportunidades que se había hecho un trabajo impecable desde el oficialismo para potenciarlo como alternancia, y Larreta no puede ser alternancia de nada de nosotros. La oposición, con sus idas y vueltas, y algunos que se creen estadistas del Frente de Todos, creen que van a dividirlos, y no los van a dividir porque lo que los amalgama es la embajada de Estados Unidos y, por supuesto, los grupos monopólicos argentinos que están a su servicio, y también al servicio de concentrar más la riqueza“.

“Este amor súbito de Carrió por Alberto Fernández ahora, no muestra más que una historia que viene desde agosto del 2008, esto expone clara y brutalmente cuál es la verdadera relación de Alberto y de Carrió, y de otros sectores de la oposición más servil al peronismo que se expone con toda su crudeza. En agosto de 2008 renunció Alberto en el marco de la crisis que él, Lousteau y todo su grupo generaron con el tema de la 125. Alberto era el jefe de gabinete en ese momento y Lousteau era el ministro de Economía. Muchas veces los sectores militantes, lamentablemente, tienen una memoria muy frágil y se olvidan rápidamente de lo que pasó hace nada más que 10 o 12 años, que no es nada en el tiempo de un país, y en los ciclos que se vienen manejando del 2001 en adelante”.

“Ayer, por ejemplo, en varios portales leíamos la supuesta estrategia de canjear la ley de impuesto a la riqueza, porque haya todos los días 200 o 300 mil dólares en el mercado para bajar el dólar blue; si ese es el arreglo, un flaco favor les hacen al campo nacional y popular, y me parece que sería un quiebre enorme para nosotros. Más allá de la utilidad, en términos de la reducción del déficit, creo que es una cuestión simbólica que necesita el movimiento nacional para tener un argumento de decir, por lo menos dimos la batalla en este punto e hicimos algo para combatir la concentración de la riqueza”.

Carta de CFK y Guernica

“El recuerdo de Néstor me movilizó en los mejores tiempos y momentos de mi vida política y de los grandes logros. La carta me pareció necesaria y, te diría, hasta imprescindible, porque si bien algunos exégetas del albertismo la plantean como un apoyo irrestricto al gobierno, yo creo que es un error enorme, y creo que además le hacen un flaco favor al gobierno que podría rectificar y reordenar alguna de sus políticas. En relación al primer punto o primera certeza, como llama ella a la nota, me pareció muy acertada, sobre todo cuando habla de funcionarios que no funcionan. Fíjate la toma de Guernica, se restituye la tierra… Yo no avalo ningún esquema de toma de tierras, simplemente creo que el Estado debe tener una actitud mucho más presencial ante la tragedia que es la falta de pan, techo y trabajo, que es lo que está pasando con el pueblo argentino, cuando hablo de techo, hablo de la tierra. Esa tierra está a nombre de nadie, porque  Bellaco tiene solamente un boleto de compra-venta, que es nada en términos nominales, tiene un cierto valor, pero es nada, y es un moroso impositivo de hace más de dos años.

Sin avalar la toma, digo que la restitución es un crimen, porque devolvérsela a estos tipos que no hicieron nada. Me parece que hubiera sido más prolijo haber expropiado la tierra y haberla destinado a la construcción de viviendas populares, en vez de cagar a palos a la gente

riquezas-tierra
Cristina Fernández de Kirchner, vicepresidenta de la Nación Argentina.

“Hay una nota de Luis D’ Elía, a quien le tengo respeto, en la que pasa un video de Néstor en donde dice que él, entre el costo de la contención y el costo de la represión, se queda con el costo de la contención. ¿Qué hubiera sido el costo de la contención? Expropiar de inmediato la tierra por falta de papeles. Si vamos al caso de Entre Ríos, las tierras que estaban en disputa en la familia, de alguna u otra manera, le fueron manoteadas al frigorífico de Santa Elena que era del Estado y, también, gran parte de la tierra era el campo de aplicación de una escuela agrotécnica que está instalada al lado del campo “Casa Nueva” (el propio nombre del campo los manda presos). No estamos hablando de que a esta tierra la trabajó como colono hace 250 años el tatarabuelo de Etchevehere, la manotearon. Es decir, el proceso de colonización de la tierra en la Argentina, pero bueno, es lo que hay”.

riquezas-tierra
Imagen del desalojo con represión en las tierras tomadas de Guernica.

“Por ahí escuché un slogan del elemento de seguridad, “mando, comando y control”, que me parece lamentable como consigna política, horrible, espeluznante. Si bien hay un sector de la sociedad que puede estar a favor o en contra de eso, y que crece o decrece según al curso y recurso de los tiempos, pues nosotros debemos estar en otro lado, no me enorgullece lo que pasó ahí. Ya a esta altura hay ministerios que no funcionan, porque el gobierno no funciona, no porque los ministros sean malos, pero esto es otra cuestión”.

“a esta altura hay ministerios que no funcionan porque el gobierno no funciona”

“Respecto a lo de los funcionarios que no funcionan, me parece que está claro; cuando vemos lo de Guernica y el Ministerio de Hábitat tiene una sub-ejecución mayor al 40% de su presupuesto, faltando un mes para fin de año, me parece criminal también”.

Bimonetarismo y Constitución del ’49

“Me da la sensación que, en algún punto, hay una suerte de aceptar como un hecho consumado que Argentina debe tener una economía bimonetaria. A mí me parece que aplicando el artículo 40 de la Constitución del ’49 que, no es el Manifiesto Comunista de Karl Marx o un libro de León Trotski, dice claramente que hay que recuperar el comercio exterior y los servicios públicos: eso lleva a la desdolarización obligada de la economía; si nosotros avanzamos en ese sentido, la bimonetaridad tendría enormes limitaciones para llevarla adelante. Esto no se resuelve con cuatro amigos o empresarios famosos que vendan 50 mil dólares, por día, en el mercado negro, no se soluciona así. Nacionalizar el comercio exterior no es una reforma agraria, no es sacarle el campo ni la empresa a nadie, simplemente decide el Estado apropiarse del negocio de ocho cerealeras que son multinacionales y de las que son argentinas que tienen ramas multinacionales y de las que eran argentinas del todo. Como dijo Máximo Kirchner el otro día, en una reunión de Comisión con empresarios y el Presidente, Vicentín era un foco de estafa, de vaciamiento y es el desiderátum negativo de lo que debe ser la economía capitalista, porque es un lavado de activos, un desastre“.

“tenemos que definir si la riqueza nacional es de las doce principales sojeras o debe compartirse con todos los argentinos”

“Las empresas quedarán vivas y harán negocios en otra parte del mundo. Los excedentes exportables de Argentina, que se comercializan a través de su comercio exterior, son la riqueza nacional. Pero tenemos que definir si la riqueza nacional es de las doce principales sojeras o debe compartirse con todos los argentinos, lo que no quiere decir que no haya ninguna sojera, esta no es la cuestión central. La cuestión central es quién se queda con el producto de la riqueza de la tierra que, teóricamente, es de todos los argentinos. Creo que todos los argentinos merecemos acceder a ese excedente. La constitución del ’49 lo planteaba muy claramente. Hay que buscar y recrear en los tiempos actuales, y el peronismo tiene muchísimos economistas brillantes como para dar respuestas a este planteo, el planteo de la constitución del ‘49, que en términos del contexto doctrinario del peronismo es su mayor expresión. No hay comunidad organizada si mil familias se quedan con la riqueza de 42 millones de personas; no hay comunidad organizada si el movimiento obrero no es la columna vertebral del movimiento“.

“Respecto del tercer punto de la carta de Cristina, no podés sentarte a negociar con los mayores grupos de poder que están en la ilegalidad. El Grupo Clarín está en la ilegalidad, porque tiene abuso de posición dominante, es una empresa oligopólicamente integrada. No te podés sentar a hablar como si fuera Juan Pérez que está cortando pasto en cualquier casa de familia, y que no está violando la ley, como mucho puede ser un trabajador en negro pero no está violando la ley. Para sentarte a conversar hay que aplicar las leyes (aplicar la dureza que haya que aplicar) para ordenar y disciplinar la mesa, porque para eso es el gobierno nacional”.

Acuerdo nacional

“Yo estaría de acuerdo como se hizo en el ’73 con Perón y Gelbard, en donde se reunieron las paritarias, precios máximos, sino vamos en cuclillas o de rodillas. En ese sentido, me parece que hay que ordenar las cosas de otra manera, plenamente. La política del espacio es tiempo y ritmo. Si el espacio está desbolado, no hay ni tiempo ni ritmo posible para aplicar, y ninguna conversación que pudiera ser favorable al campo nacional y popular que decimos defender”.