Miércoles 18 de noviembre de 2020

Adriana Puiggrós, ex viceministra de Educación de la Nación, docente, doctora en Pedagogia y asesora del presidente de la Nación, en comunicación con #NoNosQuedaOtra AM740 Radio Rebelde sobre las recientes declaraciones de Soledad Acuña, la ministra de educación de la Ciudad de Buenos Aires. El sistema educativo al que apunta el PRO; porqué es un error volver a la presencialidad en este momento; en qué cuestiones debería incidir más el Estado Nacional en torno a la gestión educativa.

Escuchá la nota completa:

 

Adriana Puiggrós
Adriana Puiggrós.

Dijo lo que piensa

“Yo creo que ella simplemente perdió el control, con lo cual dijo lo que realmente piensa. Es muy representativa de al menos un sector muy importante de la derecha argentina. Recordemos que hay todo un recorrido en ese sentido por parte del PRO. Por empezar, la propia ministra viene de la Fundación Sofía, que es una fundación de la derecha; también de la ex gobernadora Vidal. Esta fundación propicia la desescolarización, la desaparición de las escuelas a favor del mercado”.

“Eso por un lado, pero por otro lado el hecho de que podemos recordar las manifestaciones de Esteban Bullrich, que siendo ministro de Educación quiso hacer una segunda Campaña del Desierto. O las de la propia Vidal, cuando dijo que los pobres nunca llegan a la universidad y que entonces no vale la pena hacer universidades para pobres”.

“Con lo cual, las manifestaciones de Acuña están en esa línea. Solamente que el grado de agresividad fue muy ofensivo y llamativo. Realmente, yo no creo que esto sea una estrategia; ella dijo lo que pensaba, perdió el control y dijo lo que piensan”.

Ideal de educación PRO

“Quisieron cerrar todos los institutos de formación docente. Recordemos el enorme movimiento de estudiantes y profesores que hubo hace dos años cuando quisieron cerrar todos los institutos. De hecho en Jujuy los cerraron, provincia del PRO. Fundaron la UniCABA, que ni edificio propio tiene. Es una universidad que entre otras cosas, va a formar docentes. Pero lo que va a hacer es formar carreras vinculadas al mercado”.

Movilizaciones en rechazo a la UniCABA

“La idea no sería cerrar las escuelas, pero sí que el Estado invierta lo menos posible en la educación pública; y transferir todo lo posible al sector privado. La idea de ellos (que se abarca en muchos libros escritos, hay una gran polémica en Estados Unidos sobre estas ideas), es que el Estado sea simplemente un organismo que acredita lo que se cursa de manera privada. Es decir que un chico puede ver matemáticas en una academia, o dos,tres materias en una academia, y después ir para que el Ministerio de Educación certifique que las ha cursado. Esa es un poco, sintéticamente, la idea”.

“¿Por qué esto? Porque es un gran negocio. Digamos, no tanto para escuelas privadas tradicionales, éstas también están bastante atacadas por el mercado de la  educación. Las escuelas pyme, que hay muchísimas en la Argentina, escuelas a donde van sectores de clase media y donde hay muchas que son realmente buenas. Pero están atacadas por el mercado porque las grandes empresas productoras de tecnología, comunicación, etc, invaden su campo. Tienen que comprarles computadoras pero también les ofrecen programas de diversas materias, diversas áreas, ya hechos. Ésto, con la idea de que haya menos docentes, y chicos con computadoras”.

“Llegó el macrismo y  lo primero que cortó del programa ‘Nuestra escuela’, fue la orientación, porque era un postítulo docente-,de derechos humanos y en pedagogías latinoamericanas; Sumado a eso, estableció una censura de libros, lo sé porque censuró libros míos”

Las clases nunca se detuvieron

“Creo que se equivocan, que están equivocados respecto a su propia política y sus propios votantes. Porque a ver, a quién se le ocurre empezar las clases presenciales en el mes de octubre. Cuando en realidad ha habido clases en todo el año, en todo el país, de manera virtual. Con un esfuerzo enorme de parte de los docentes, que salieron desde preparar bolsones de comida hasta aprender tecnología rapidísimo. El aprendizaje tecnológico por parte de los docentes que hubo este año, fue impresionante”.

“Entonces, el gobierno de la Ciudad se equivoca. En lugar de decir ‘sí, hubo clases; sí, funcionaron en el sistema y los contenidos que no se enseñaron este año se van a enseñar el año que viene, no hay problema con eso’; en vez de dar seguridad a las familias, felicitarlas por el esfuerzo que han hecho y el acompañamiento a los docentes para que sus hijos pudieran seguir el año escolar. En lugar de todo eso, salen a decir ‘empiezan las clases en octubre’. Es un error enorme”.

“Otra cuestión es el hecho de que el calendario escolar se altere lo menos posible. Es muy importante porque eso nos ordena a todos. En cambio, si decimos que las clases empiezan en octubre, quién sabe si van a empezar de nuevo en marzo o si va a haber clases todo el verano. Digamos esto es algo que realmente desordena y que además, agota. Es peor para quienes han estado haciendo el esfuerzo todo el año. Si además de eso, sale la ministra de Educación de la ciudad a insultarlos, a descalificarlos e incluso pedir a las familias que los delaten (eso es lo más grave y auténtico de todo lo que dijo), ya es demasiado”.

Soledad Acuña, ministra de Educación del Pro.

Nuevo federalismo en la educación

“Bueno eso habría que preguntarle al ministro” -si tiene planeado que el gobierno nacional vuelva a tener un poco más de incidencia en cómo cada uno de los distritos gestiona la política educativa-. “De todas maneras, puedo darte mi opinión personal, que es que hay que construir un nuevo federalismo en la educación. De ninguna manera se debe avanzar sobre una segunda transferencia, sino que las provincias tienen que contar con los fondos suficientes pero tiene que haber una permanente coordinación con la Nación. O sea que respecto a específicamente los institutos de formación docente, personalmente pienso que habría que reforzar un plan nacional de formación docente. Eso no me cabe la menor duda. Porque digamos, los docentes se forman para educar a todos los que habitan el suelo argentino y tiene que haber una fuerte política nacional al respecto”.

“De todas maneras, me parece que el Instituto Nacional de Formación Docente está haciendo en estos momentos un esfuerzo por llegar a graduar grandes docentes; así como fue en el kirchnerismo. Se llegó a miles y miles de docentes en el país, realmente fue importante y se hizo de manera digital. Se hizo trabajo de modo presencial en cada provincia y se hizo un gran programa digital que llegó a muchísimas docentes”.

“Llegó el macrismo y fíjense que lo primero que cortó de este programa que se llamaba ‘Nuestra escuela’, fue la orientación -porque era como un postítulo para docentes- de derechos humanos y en pedagogías latinoamericanas; eso fue lo primero que hizo. Sumado a eso, estableció una censura de libros; esto lo sé porque entre otras cosas, censuró libros míos. La persona que hizo esto, quien estuvo a cargo de esto, es actualmente funcionario del gobierno de la ciudad; es funcionario de Acuña”.

“De manera que, cuando ellos dicen que nosotros politizamos, que los cuadernillos publicados por el Ministerio de Educación politizan, apuntan a que se hacen menciones al peronismo o la década peronista. O sea que ellos querrían que se censurara todo lo que tiene que ver con peronismo o yrigoyenismo”.