Viernes 11 de diciembre de 2020

Escribe: Mireya Dávila Brito

Ayer, 10 de diciembre, en las afueras del Congreso se juntó la marea verde para acompañar y exigir la aprobación del proyecto de ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo enviado por el Ejecutivo. La despenalización y legalización del aborto es una de las luchas históricas de los feminismos en Argentina. Durante décadas los movimientos de mujeres han peleado este derecho, dando lugar al deseo y al goce, y denunciando de qué manera en el aborto clandestino se intersectan otras violencias (de género, clase y raza, institucional, económica). Por su parte, desde hace 15 años, la Campaña Nacional por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito ha trabajado en el territorio, desde abajo, desde las organizaciones, por el derecho a decidir sobre nuestros cuerpos.

Aborto legal

Desde las 11 hs, se trató el acceso a la IVE en la Cámara de Diputados y, como en el 2018 cuando se presentó el proyecto de la Campaña Nacional, cientos de mujeres y disidencias en un movimiento diverso, intergeneracional y popular se mantuvieron en vigilia en la zona de Congreso, porque saben que los derechos se conquistan en las calles.

¿Qué propone la ley?

La ley establece la despenalización y legalización del aborto hasta la semana 14 de gestación inclusive y, más allá de ese periodo, en caso de violación o cuando está en riesgo la vida y la salud de la mujer o persona gestante; garantiza el derecho a recibir atención durante y posterior al aborto en el sistema de salud; mujeres y personas con otras identidades de género con capacidad de gestar tendrían derecho de acceder al aborto en un plazo de diez (10) días continuos desde su requerimiento en los servicios de salud. En el caso de menores de 13 años, se pedirá el consentimiento informado y acompañado de, al menos, uno de sus progenitores o representante legal. Si se trata de adolescentes entre 13 y 16 años deberá tener un acompañante o “referente afectivo”, pero podrán dar su consentimiento de manera autónoma. En todos los casos, prevalece el derecho a decidir de la persona gestante.

Aborto legal
Foto: EFE

La objeción de conciencia está estipulada en el proyecto de ley. Este punto fue muy discutido en el interior de la Campaña y de los feminismos, porque, en palabras de Marta Alanís (Católicas por el Derecho a Decidir e integrante de la Campaña Nacional): “Nos preocupa el tema de la objeción de conciencia, por la estrategia de los sectores conservadores que la van a usar para obturar el derecho a la interrupción voluntaria de embarazo”. Sin embargo, como ella, sus compañeras concuerdan con que es una ley digna y puede mejorarse. El proyecto establece que lxs médicxs que objeten el procedimiento deberán derivar a un servicio de salud para su realización. Más aun, el personal de salud no podrá negarse a realizar la IVE cuando la vida o la salud de la persona gestante se encuentre amenazada y requiera atención inmediata; el personal de salud tampoco podrá negarse a prestar atención médica postaborto.

Las obras sociales y prepagas deberán incorporar la IVE en la cobertura integral y gratuita; asimismo, el Estado deberá implementar la Ley de Educación Sexual Integral para promover y fortalecer la salud sexual y reproductiva.

El proyecto de ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo despenaliza el aborto en el artículo 85 del Código Penal que quedaría modificado de la siguiente manera: “ARTÍCULO 85. – El o la que causare un aborto será reprimido: 1º) Con prisión de TRES (3) a DIEZ (10) años, si obrare sin consentimiento de la persona gestante. Esta pena podrá elevarse hasta QUINCE (15) años si el hecho fuere seguido de la muerte de la persona gestante. 2º) Con prisión de TRES (3) meses a UN (1) año, si obrare con consentimiento de la persona gestante, luego de la semana CATORCE (14) de gestación y siempre que no mediaren los supuestos previstos en el artículo 86”. El artículo 86 establecería: “No es delito el aborto realizado con consentimiento de la persona gestante hasta la semana CATORCE (14) inclusive del proceso gestacional”.

Algunas intervenciones a favor y en contra durante la sesión

Alejandra Obeid (Frente de Todos-Santa Fe): “El aborto existe y no queremos más mujeres sometidas a la clandestinidad”. Agregó: “Dos proyectos de leyes (IVE + 1000 días) acompañan nuestro ideal de justicia social, que las mujeres y personas gestantes no estemos nunca más solas ante la decisión que tomemos.” Resaltó la lucha del movimiento de mujeres y de disidencias que hizo posible este proyecto de ley, y que ya esta ley se vive en la calle, redes de mujeres que acompañan y sostienen a otras en momentos de decisión e incertidumbre.

Aborto legal
La marea verde festeja la media sanción tras 19 horas de sesión en la Cámara de Diputadxs. Foto: Ronaldo Schemidt (AFP)

Natalia Soledad Villa (Bloque PRO-Buenos Aires): “Hoy nos traen al recinto otra vez el aborto, un debate sumamente necesario, pero hoy, claramente, inoportuno y oportunista”. Para la diputada el proyecto de ley responde a una iniciativa de “la coalición gobernante y no a las demandas de la sociedad”. Villa considera que la discusión oculta los problemas urgentes del país. A gritos expresó: “El aborto no nos hace libres”.

Itaí Hagman (Frente de Todos-CABA): “No discutimos aborto sí o aborto no, sino clandestino o seguro”. Propuso pensar en el rol de los varones en este proceso, “los privilegios son invisibles para quienes los portamos. Tenemos el privilegio de no tener que decidir si interrumpimos un embarazo, de someter nuestra salud, del temor a la cárcel; tenemos el privilegio de ser más libres al decidir cómo y cuándo paternar”.

José Luis Gioja (Frente de Todos-San Juan): “El que está concebido para nacer tiene que nacer”. Así lo afirmó el diputado nacional que “la vida nos fue dada y nos corresponde cuidarla, tal como el papa Francisco nos está insistiendo en sus discursos (…) por ser cristiano y por ser peronista es que insisto en defender las dos vidas”.

Abortor legal
En las afueras del Congreso de la Nación. Foto: AFP

María Luján Rey (Bloque PRO-Buenos Aires): “Quiero que mis nietas tengan la libertad de elegir cuándo y cómo ser madres”. Agregó, “hace dos años en este mismo recinto y, también, en las plazas y en las calles de este país, se escuchaba con fuerza un pedido que, desde hace años, viene levantando la voz para ser oído. Esta ley surge de un importante sector de mujeres y es el resultado de una serie de reivindicaciones que no son más que las luchas de los derechos de la mujer”.

Estela Regidor Belledone (Bloque UCR-Corrientes): “Yo, como representante de la provincia Corrientes, es una provincia que fue declarada “provida”, tengo fuertísimos reparos con este proyecto”. La diputada portando pañuelo celeste, afirmó que tiene reparos jurídicos: “considero violatorio de todo el orden jurídico constitucional, en este se respeta la vida desde la concepción”.

Gabriela Cerruti (Frente de Todos – CABA): “El mundo es injusto. Pero la respuesta no está en nuestro útero. Por el contrario, la injusticia viene de un sistema que se basa en la explotación de las mujeres y de la naturaleza”. También rindió homenaje a Pino Solanas: “Acá te decimos que vamos a cumplir y va a ser ley”.