Viernes 29 de enero del 2021

Escribe: Julián Andreu

Entramos a un nuevo año electoral y la discusión versa sobre la cuestión de PASO sí / PASO no. Bueno, estamos en condiciones de afirmar que PASO sí, porque no va a haber posibilidades de modificar el calendario electoral, aunque podría llegar a ser que se corriese a septiembre. O sea un mes más, un poco más cercano a la elección general, eso podría llegar a tener quórum. Dejar más cerca la elección PASO de la general es un beneficio también para el ganador, visto lo que paso en el 2019 cuando Macri pierde en agosto y casi abandona el control político del país, y sobre todo en la cuestión económica. Claramente en el 2021 va a haber PASO. Punto.

Kirchner y Mendoza.

La coma viene de la mano de esta situación que se plantea en el 2021, un poco por el lado de la oposición y otro poco por el lado del oficialismo. Vamos a meternos un poco en lo que pasa dentro del oficialismo, hay una puja interesante dentro de la provincia de Buenos aires por el control del PJ, lo que se encaminaría al control de Máximo Kirchner como presidente del PJ bonaerense. Esto trae una línea desde la cuestión de las PASO. Se sabe y ya se empieza a diagramar, una cuestión en cada uno de los municipios donde La Cámpora empezaría a mostrar candidatos no solo por la pelea del 2021 en lo que atañe a lo que es legislativa con concejales, diputados provinciales, en los ámbitos electorales donde se dispute tanto diputados como senadores. También esto empezaría a vislumbrar que pasaría en el 2023. Está claro que ya en el 2019 hubo avances de algunos miembros de esta organización política en disputa con intendentes de la vieja guardia peronista (si le podemos decir así), que es el caso de Quilmes por ejemplo donde Mayra Mendoza gana las elecciones; inclusive también en Moreno.

Esto es una antesala de lo que puede llegar a ser el 2023 y cómo será la disputa de las listas para el 2021, donde mostraría esa asomada de cabeza de la agrupación política de Máximo Kirchner. Claramente el 2021 va a encontrar al oficialismo unido, habrá disputas pero no hay ningún tipo de riesgo a que se rompa. Saben todos que la única forma de ganar las elecciones es en unidad y de eso nadie va a sacar los pies del plato. Así que estaría asegurada una lista conjunta, inclusive puede haber competencia pero todo dentro en el ámbito del Frente de Todos.

Macri.

Pasemos a lo que es la oposición. Bueno, estamos viendo en estos días la reaparición de Macri con su fundación, a lo cual yo pondría un ojo. No estoy de acuerdo con esa cuestión de que se le toma a chanza, lo que vemos en las redes, tanto en twitter como en Instagram. Hay como una cargada a la aparición de esta fundación. Yo pondría un ojo, sobre todo por la historia de donde viene. Una fundación Pensar, fue la que dio la posibilidad de llegar, más allá a todas las disputas políticas y lo que aprovechó el macrismo o el Pro para alzarse con la victoria en el 2015. Peor hubo una camada de dirigentes, que siguen estando, que son producto de una fundación, la fundación pensar. Por eso no habría que tomarlo tan a la ligera y poner un ojo. Está claro que no es una cuestión que la arma Macri, ni la arma su entorno, si no siempre tenemos que ver atrás, una cuestión donde el poder mete su piolita para empezar a diagramar lo que es la elección del 2023.

Losteau.

Habrá una disputa, yo creo claramente, se va a dar y se está dando, sobre todo lo que es el ámbito de la Capital, donde por un acuerdo que se hizo en el 2019, Lousteau tendría la promesa de ser el candidato que llevaría la jefatura del gobierno al oficialismo actual. Pero bueno, ahí hay también otras fichas que se van vislumbrando. Patricia Bullrich, en el ala dura del pro, y María Eugenia Vidal, que podría ser la candidata natural que buscaría quedarse con la casa de Bolívar.
Lo que sí está claro es que también por el lado de la oposición nadie va, más allá de estas disputas y estas discusiones, nadie va a correrse y claramente van a buscar y, creo, que van a encontrar la unidad para ir al 2023 con un frente electoral que dispute nuevamente la Casa Rosada. Hay que estar atentos a la economía, tanto del 2021 como de los años sucesivos. El factor primordial es cuánto va a haber, y cuánto va a definir las elecciones, tanto las del 2021 y como las 2023, el bolsillo. Que por ahora está bastante flaco.