Viernes 18 de febrero del 2021

Escribe: Gabriel De Milo

Como anticipamos la semana anterior, este es un año de aniversarios. Son varios los discos que editados en 1991, este año cumplen 30 años. La década del 90′, específicamente el año 1991, fue un año bisagra en la historia de la música, nuevos sonidos llegaron desde diversos lugares del mundo.

Massive Attack.

Los ingleses Massive Attack, considerados los padres del trip hop, lanzaron el 8 de abril de 1991 “Blue Lines”. El trío de Bristol, conformado a finales de los 80′, cultivaron desde sus inicios una actitud experimental, ensamblando sonidos de diversos estilos musicales, jazz, trip hop, dub y rock experimental.

Blue Lines fue desde un primer momento un éxito de ventas, tal es así que a base de un sonido innovador y canciones hipnóticas, generaron una corriente musical que traería aparejada la formación de nuevas bandas que se sumergirían en el sonido del trip hop. Portishead y Tricky son algunos de los más emblemáticos; cabe destacar que este último colaboró en el disco de los de Bristol, junto a Shara Nelson y el enorme Horace Andy, quien le aportó a la frescura del trío su dub en la voz.

Blue Lines

“Cuando estábamos haciendo ‘Blue Lines’ post Margaret Thatcher, fue el comienzo de uno mismo. Era todo sobre uno mismo y nada sobre la comunidad. Nunca me sentí inglés. Todos los involucrados en discos venían de diferentes ambientes étnicos. Nunca tuve un sentido inglés”, declaró 3D en una entrevista concedida para el documental Live Forever, The Rise and Fall of Britpop sobre el ambiente en el cual se produjo el primer disco de la banda.

La simbiosis de sonidos, equilibrados y excelsos, pasando por diversos ambientes, que resuenan como ecos de las calles de Bristol. Massive Attack se abrazó fuertemente a sus raíces a la hora de grabar este disco, clavando la bandera del sonido de los barrios, para así lograr depurar un disco artístico y a la vez callejero.