Lunes 22 de febrero del 2021

Artemio Lópezsociólogo y titular de la consultora Equis, en comunicación con #NoNosQuedaOtra por #la990. El episodio de las vacunas y la renuncia de Ginés González García, el poder de los medios opositores en la organización de la agenda política de Alberto Fernández; la influencia en la toma de decisiones, y en qué debe enfocarse la gestión del Frente de Todos para asegurar un buen resultado en las elecciones de octubre. 

Escuchá la entrevista completa:

Artemio López.

Medios opositores: dueños de la agenda política

“La agenda la marcan los medios opositores y, a pesar de que hay una retórica muy importante por parte del Frente de Todos sobre la construcción de sentido que realizan, sin embargo, frente a una sola insinuación de una publicación se produce una mini crisis. Creo que en lugar de combatir tanto a Clarín, lo que hay que hacer es no creerle. Me parece que esta fuerza es muy permeable a los editoriales de los medios opositores. Es una debilidad, sobre todo cuando hay una confrontación explícita con ellos desde, por lo menos, el año 2009. Buena parte de la dirigencia con mayor protagonismo sufrió persecución política y judicial como nunca antes, comenzando sobre todo por la actual vicepresidenta. Por lo tanto, que la sola insinuación de que haya una información en manos de un medio opositor suponga una mini crisis de gobierno como la que produjo es un poco decepcionante“.

“El gobierno dedica mucha energía en la contestación de las tapas de medios opositores”

“En términos electorales se va a evaluar la campaña de vacunación final; cuál va a ser el volumen, su eficacia y la cuestión socioeconómica, en la cual creo que el gobierno tiene que poner mucha energía porque si tomamos cualquier indicador en términos socioeconómico está muy negativo: los indicadores de pobreza, el empleo, la evolución de los salarios… El INDEC dio a conocer que los salarios evolucionaron un 33% promedio: formales, informales y privados, y la inflación fue del 36%. Lo mismo con las jubilaciones y pensiones mínimas, crecieron un 35.5% más allá de los bonos y la inflación fue de un 36.1%. Eso lo tienen que mejorar. La cuestión del salario mínimo. Aumentó un 28% y recién en marzo va a estar esta actualización con una inflación por arriba del 36%. Hay un problema que tiene que resolver el gobierno, tiene que dedicar mucha más energía a estas circunstancias que a la contestación de las tapas de medios opositores. Ahí tiene que concentrar la energía porque eso va a definir la elección en octubre de manera muy importante”.

“Los ingresos salariales se toman vía salarios, jubilaciones, pensiones y planes de diversos tipos. Tanto jubilaciones, pensiones, como los planes tienen que estar por arriba de la inflación. Es un poco la agenda que planteó Cristina en el Maradona. Salarios, jubilaciones, pensiones, tarifas y precios, alineados. Porque si acá se desalinean alguna de estas variables el gobierno tiene problemas en octubre, la cuestión socioeconómica define la agenda. Esto y la campaña de vacunación; todo esto que ha sucedido se resuelve vacunando, no dando explicaciones ni poniéndose a filosofar. Ginés ha sido un gran ministro. Siempre lo fue y lo seguirá siendo, no tiene nada que demostrar en términos de gestión. Más allá del episodio de estas vacunas, que fueron seis, no tiene sentido evaluar la gestión de un gran ministro por un episodio de estas características“.

Ginés y Alberto.

El poder real ha demostrado ser muy mezquino a la hora de la toma de decisiones. Si no lo disciplinás, el comportamiento ligado a su iniciativa es siempre perjudicial para los sectores populares. En el tema de precios es evidente. Hay una ley de abastecimiento que está esperando ser aplicada. Más allá de lo que el gobierno dice en términos de sugerencia y de aplicar sanciones administrativas, hay que endurecer una posición porque con este ritmo inflacionario no hay política económica que resista. Creo que está claramente instalado el tema de precios en el centro del debate de la agenda de cara a octubre y me parece que se juega la suerte del gobierno en las elecciones de medio término sobre cómo controlar la evolución de los precios”.