Sábado 13 de marzo del 2021

Escribe: Bernardita Castearena

Llega un video por Whatsapp. Un hombre llama por teléfono a Cablevisión para preguntar cómo puede hacer su abuela para acceder a la Prestación Básica Universal: el sistema de planes accesibles que impulsó el gobierno nacional para poder darle un respiro a más de 10 millones de personas que no tienen acceso a los servicios de telecomunicación o hacen un esfuerzo todos los meses para poder costearlos.

 

—Venta, buenos días ¿Qué servicio quiere adquirir?

 

—Estoy tratando de averiguar cómo es la cuestión con el PBU, para mi abuela —dice el usuario

 

—El servicio de internet tiene un costo de $800. El costo de la instalación es de $9900

 

—¿9900 pesos es el costo de la instalación?

 

—Correcto, eso tiene que tramitarse de manera presencial; por teléfono no lo estamos comercializando.

 

▷ Teléfono de Viva Air Perú : Atención al Cliente

No, no es un error de tipeo: resulta que el oligopolio principal del grupo Clarín quiere salvar con la instalación la diferencia entre un usuario estándar y uno que adquiera la PBU. El dato es preocupante pero no sorprende: desde el primer día que se buscó universalizar el acceso a los servicios de telecomunicaciones, el tridente conformado por Cablevisión, Personal y Fibertel está en pie de guerra con el gobierno nacional, personificado en ENACOM, el ente regulador encargado de “crear condiciones estables de mercado para garantizar el acceso de todos los argentinos a los servicios de internet, telefonía fija y móvil, radio, postales y televisión”.

El primer enfrentamiento entre las partes fue a mediados de enero, cuando el ENACOM intimó a Cablevisión para que devolviera a los usuarios una parte del aumento que alcanzó un 20% -cuatro veces más de lo que la ley permitía- y que se vio reflejado en las facturas de noviembre y diciembre del 2020. Lejos de retractarse, el grupo Clarín redobló la apuesta iniciando acciones legales para bloquear el decreto 690/2020 que declaró a las TICs como servicios esenciales.

Este antecedente sirve para quitar el efecto sorpresa del disgusto de Cablevisión ante el pedido de sus usuarios de cambiar las promociones estándar por planes contemplados en el Plan Básico Universal. Sin embargo, Cablevisión -junto a DirecTV- es uno de los pocos prestadores de servicio que cumple con la regla de poner a disposición información clara y precisa  . Por su lado, Telecentro y Movistar brillan por su ausencia mientras los clientes elevan sus reclamos en páginas como “Tu queja suma”, páginas que parecen creadas por las mismas empresas para que la gente no acuda a donde realmente tiene que ir: Defensa del consumidor, Enacom o un abogado.

Procedimiento para el desbloqueo de las netbooks de Conectar Igualdad - Colegio Nacional "Rafael Hernández"

¿Cómo hay que hacer para acceder al PBU?

Como las empresas de telecomunicaciones tienen la obligación, por ley, de mostrar información clara y precisa en sus canales de difusión, cualquier persona debería poder entrar a la web de los prestadores para saber cuáles son los pasos a seguir para contratar el servicio.

Completar la declaración jurada -que podés descargar haciendo click acá– es el primer paso para empezar a tramitar el plan que resulte más conveniente. El paso siguiente es un formulario en el cual el usuario completa sus datos y adjunta la declaración como un archivo adjunto. Luego de eso se envía la solicitud y en cuestión de días la empresa le avisa al usuario si decidió aprobar la solicitud o no.

Cómo hacer

Para iniciar el trámite en Cablevisión hacé click acá

Para solicitar la baja del servicio en Cablevisión hacé click acá

 

Para iniciar el trámite en DirecTV hacé click acá

Para solicitar la baja del servicio en DirecTV hacé click acá

Para denunciar el incumplimiento de los puntos que establece la Prestación Básica Universal hace click acá

 

Beneficiarios del Plan Básico Universal

  • Jubilados, Jubiladas, Pensionados y Pensionadas, con remuneración inferior o igual a dos salarios mínimos, como así también sus hijos entre 16 y 18 años.
  • Trabajadores y trabajadoras en relación de dependencia con remuneración inferior o igual a dos salarios mínimos, como así también sus hijos entre 16 y 18 años.
  • Beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo y sus hijos entre 16 y 18 años.
  • Beneficiarios de la Asignación Universal por Embarazo y sus hijos entre 16 y 18 años.
  • Pensiones no contributivas con remuneración inferior o igual a dos salarios mínimos, como así también sus hijos entre 16 y 18 años.
  • Monotributo Social como así también sus hijos entre 16 y 18 años.
  • Trabajadores y trabajadoras monotributistas inscriptos e inscriptas en una categoría cuyo ingreso anual mensualizado no supere DOS (2) Salarios Mínimos Vitales y Móviles como así también sus hijos-as/tenencia de entre 16 y 18 años.
  • Beneficiarios de seguro de desempleo como así también sus hijos de entre 16 y 18 años.
  • Beneficiarios del Régimen Especial de Seguridad Social para Empleados de Casas Particulares (Ley N° 26.844) como así también sus hijos de entre 16 y 18 años.
  • Usuarios y usuarias que perciban una beca del Programa Progresar.
  • Personas que se encuentren desocupadas o se desempeñen en la economía informal, como así también sus hijos de entre 16 y 18 años.
  • Beneficiarias y beneficiarios de programas sociales, como así también sus hijos de entre 16 y 18 años.
  • Clubes de Barrio y de Pueblo que se encuentren registrados conforme lo dispuesto por la Ley 27.098.
  • Asociaciones de Bomberos Voluntarios definidas por la Ley 25.054 como entes de primer grado y que se encuentren registrados en los términos de dicha ley.
  • Entidades de Bien Público definidas por la Ley 27.218 como: asociaciones civiles, simples asociaciones y fundaciones que no persiguen fines de lucro en forma directa o indirecta y las organizaciones comunitarias sin fines de lucro con reconocimiento municipal que llevan adelante programas de promoción y protección de derechos o desarrollan actividades de ayuda social directa sin cobrar a los destinatarios por los servicios que prestan, debiendo estar inscripta ante el Centro Nacional de Organizaciones de la Comunidad (CENOC).