Jueves 25 de marzo del 2021

Alicia Castro, miembro de la Internacional Progresista, y ex embajadora argentina en Reino Unido y la República Bolivariana de Venezuela, en diálogo con el equipo de #NoNosQuedaOtra por #La990. Formalización de la salida de la República Argentina del Grupo de Lima, la presión continua de EEUU en política exterior, y los mecanismos que todavía permanecen coartando la soberanía de nuestro país y de la región.

Escuchá la entrevista completa: 

Alicia Castro

Argentina se retira del Grupo de Lima

“La cancillería emitió un comunicado diciendo que la República Argentina formalizó su retiro del Grupo de Lima. Creo que esta salida, aunque demorada, es una buena noticia para la Argentina, para la democracia y la región. El grupo de Lima es un grupo subalterno que forma parte del sistema de Naciones Unidas, que fue creado con el explícito propósito de debilitar la integración nacional: de América Latina y el Caribe, de desarticular UNASUR y desarticular la comunidad de estados latinoamericanos y caribeños, y esos objetivos los cumplió. Y de reunir a los aliados regionales de los Estados Unidos con el objetivo también explicito -está escrito en la declaración de Lima del 2017 cuando fundaron el Grupo de Lima- de provocar un cambio de régimen en Venezuela, desconociendo al presidente electo constitucionalmente y provocar un cambio de régimen. Hicieron todas las maniobras posibles para erosionar al gobierno de Venezuela”.

“esta salida, aunque demorada, es una buena noticia para la Argentina, para la democracia y la región”

“Todas las intervenciones militares que hicieron los Estados Unidos de América en Medio Oriente están destinadas a hacer un cambio de régimen: no les gusta el gobierno que hay y lo quieren cambiar, crear un caos interno y someter a la población a grandes sufrimientos como la están sometiendo con los bloqueos. El 99% de las divisas de Venezuela están bloqueadas o por la Unión Europea o por los Estados Unidos, lo cual para un país dependiente de las importaciones hasta de alimentos provoca debastecimiento, gran sufrimiento, caos social, etc. Luego reconocieron a Guaidó. Si vemos algunos diarios de Argentina, como Infobae, que yo lo llamo Infoemba, este sigue hablando del presidente Guaidó. Independientemente de a quién le guste o no le guste Maduro, en general es gente que nunca estuvo en Venezuela, no tiene la menor idea de lo que ocurrió o de lo que ocurre, e ignoran el papel que ha tenido Venezuela y Argentina”.

Guaidó y Macri.

“Históricamente, la relación fundante de la liberación de América Latina se basa en el encuentro de San Martín y Bolívar, en el encuentro de ideales, de objetivos… Primero la liberación del imperio de la época, del español y luego la unidad de América Latina, y ese es el gran enemigo de Estados Unidos, la unidad de América Latina. Han destruido civilizaciones, culturas, masacrado líderes y con mentiras. Se han convertido en el más grande cementerio que hay. Todavía hay algunas personas que pueden seguir preguntándose ¿qué tienen que ver los Estados Unidos con Venezuela? ¿Por qué se meten en Venezuela? ¿De verdad les interesa los Derechos Humanos? ¿No han visto lo que está pasando en el Brasil de Bolsonaro? ¿No les preocupó Bolivia con Áñez, el golpe de Estado? ¿Por qué solamente les preocupa Venezuela? Obviamente la respuesta es el petróleo, por eso lamentamos que la Argentina no se posicionara respecto a cosas que son en general comprensibles para los que entendemos de política y geopolítica”.

“Cuando hay alguien que todavía se pregunta qué tienen qué ver los Estados Unidos, entonces la respuesta es la responsabilidad de proteger los derechos humanos es universal. Ese es el argumento que se usó contra Libia, para entrar militarmente, para terminar con Gadafi, y para terminar con el país más austero que tenía el África y que hoy está devastado. Esa es la matriz que intentó aplicarse en Venezuela y lo que repetían como loros los integrantes del Grupo de Lima”.

¿Esta saldada la posición del gobierno argentino en política exterior con esta decisión?

“Creo que la salida es una buena noticia, pero faltan muchas otras. Argentina no tiene ninguna razón para no tener embajador o embajadora en Venezuela. No nos podemos mover con tanta hostilidad. Hay que tener un poco de noción histórica que parece que los que manejan la cancillería no la tienen. No recuerdo dónde estaban ellos políticamente cuando nosotros protagonizamos la forja de la unidad regional de América Latina y el Caribe, donde tuvieron un rol protagónico los dos gobiernos Kirchner. Por supuesto Venezuela se lo tomó como una empresa personal de gran densidad; la construcción de UNASUR, que tuvo una densidad supranacional notable, tenía un concejo de seguridad que logró sofocar dos golpes de Estado”.