Viernes 2 de abril del 2021

Columna “Punto y Coma” de Julián Andreu para #NoNosQuedaOtra por #la990. Nueva fecha para las PASO; reunión de gobierno y posibles nuevas medidas sanitarias que buscarán no agravar la economía del país y controlar la segunda ola de pandemia.

Escuchá la columna completa:

Vacuna.

Punto: Las elecciones PASO se hacen, si o si.

Coma: La semana pasada planteamos en esta columna que es fundamental una recuperación económica para que el oficialismo gane la elección de octubre, pero esta casi negociado que esa elección se correrá a noviembre y las PASO que deberían ser en agosto, se correrán como mínimo a mediados de septiembre.

El martes se llevó adelante una reunión en la que participaron además de miembros del Frente de Todos, Máximo y Massa con Cristian Ritondo y Jorge Macri. Si hiciéramos una lectura de esta reunión, y los dirigente opositores que se sentaron a negociar la fecha de las PASO, quiero aclarar que fueron a eso, no que no sabían ni que fueron por otros temas. Hecha la aclaración, vemos que son representantes sobre todo con peso en la provincia de Buenos Aires.

No hay posibilidad de trasladar las elecciones nacionales sin mover también las de la provincia de Buenos Aires. Y allí hay un escollo a superar: el Senado de la provincia está manejado por Cambiemos y por ahí fue la negociación; por eso se sentaron en la mesa Ritondo y Macri, Jorge.

Cristian Ritondo y Jorge Macri, juntos por la decisión.

Destrabando la situación de la provincia, la elección PASO y la general se trasladaría a septiembre. Una fecha optativa podría ser el 12 de septiembre para la PASO y el 28 de noviembre para las generales respectivamente, esto por única vez.

La vacuna y nuevas medidas sanitarias

El gobierno ahí gana tiempo en dos frentes: en el sanitario y en económico que son absolutamente complementarios. Ahí entraría como tercer factor la vacunación.

Se conoció esta semana el dato de pobreza. Seguimos sin acentuar el análisis sobre la desigualdad, capítulo aparte, pero volviendo al dato de pobreza es de seis meses para atrás. Si viéramos el número de hoy quizá estaríamos por lo menos 5 puntos porcentuales por abajo ¿Alcanza para conformarnos? Absolutamente no; es ignominioso ese dato en un país que produce riqueza; claro, la mal distribuye, y encima podemos leer cartas de algunos privilegiados que se llevan una gran porción de esa riqueza quejarse por un impuesto, por única vez, y que muchos de ellos que deberían pagarlo judicializaron el tema. Dictar clases de moral con la bragueta abierta.

este año si la pandemia no arrecia, se podría crecer y veríamos en el próximo número de pobreza una significativa caída

Se discuten medidas entre Alberto y Larreta, y podrían salir algunas definiciones para lo que viene. La primera acción a tomar sería terminar con la actividad nocturna de bares y boliches, algo que ya debería estar pasando. Una segunda podría ser el cierre de salas de juegos y casinos y un casi seguro cierre de gimnasios y todo tipo de actividad deportiva en lugares cerrados.

La provincia dejaría las definiciones en mano de los intendentes, siempre que los números no sigan esta escalada. Lo que es innegable es el avance en la campaña de vacunación y la llegada de vacunas, Argentina se posiciona entre los países que mayor cantidad de vacunas ha inoculado.

Ayer analizábamos que Argentina vacunó más del doble que Países Bajos, Noruega, Dinamarca y Corea del Sur. Ayer el diario El País de España sacó un artículo donde mostraba las críticas hacia la Unión Europea: que ha cerrado el primer trimestre de las campañas de vacunación sin cumplir ni uno solo de los objetivos que se había marcadoBruselas esperaba llegar al 31 de marzo habiendo vacunado al 80% de la población de más de 80 años y al 80% del personal sanitario. En ambos casos se ha quedado muy lejos de la meta, con solo el 27% de la población más mayor y menos de la mitad de los sanitarios vacunados.

Estos datos de la realidad sobre la vacunación, el avance que se está viendo y la llegada de más vacunas (se habla ahora de la Soberana 2 de Cuba) serán definitorios para que los números de la pandemia se mantengan controlados y, en ese tiempo que gane el gobierno postergando las elecciones, terminarán volcando definitivamente la balanza de votos a favor.