Martes 6 de abril del 2021

Luis “Chino” Sanjurjo, director nacional de Industrias Culturales del Ministerio de Cultura de la Nación, en comunicación con #NoNosQuedaOtra por #la990. El plan de acompañamiento al sector cultural que llevó adelante el Estado nacional durante la pandemia en 2020, y las nuevas iniciativas que busca implementar el ministerio de Cultura para ayudar a sostener la actividad en lo que ya es una segunda ola pandémica.

Escuchá la entrevista completa:

Luis “Chino” Sanjurjo, director nacional de Industrias Culturales del Ministerio de Cultura de la Nación.

La situación y el acompañamiento a las industrias culturales

“El miércoles de la semana que pasó concluimos las ondas sectoriales, desde la lógica de las industrias el famoso MICA, el mercado de las industrias culturales: hoy en la actualidad reúne a unos 15 sectores que totalizan a unas 300 organizaciones, que incluyen desde sindicatos, asociaciones, pymes, cámaras empresariales y redes independientes. Hay que destacar que es un momento muy difícil, nada alcanza, pero anda sobra. Me parece importante destacar que en Argentina el Estado nacional está llevando un plan de acompañamiento al sector que equivale a unos 12 mil millones de pesos en 2020 entre asistencia al trabajo registrado y alguna de las líneas que implementó el ministerio de Cultura como fortalecer cultura, sostener cultura y en la actualidad cultura solidaria. Además de buscar impactar específicamente en los trabajadores informales que son cuantiosos en el sector cultural, se han llevado adelante políticas de sostenimiento de la pymes culturales, la parte que tiene que ver al trabajo vinculado a las artes escénicas”.

Desarrollo de artes escénicas durante la pandemia.

“Este año se suman varias líneas, culturas solidarias, que apunta a un amplio universo, pero principalmente al laburante de las culturas informales, eventuales o no registrados, pero también a los registrados. Es un fondo de 1600 millones de pesos que ha alcanzado a 50 mil personas, y también, en la actualidad está vigente el programa REPRO II, con un programa especial de asistencia a las industrias culturales críticas, sobre todo al de las artes escénicas, que permite el pago de unos 18 mil pesos por laburante registrado a las pymes, que son un total de 700”.

“Para nosotros los espacios culturales son la territorialidad productiva, donde en general comienzan su trayectoria los productores de bienes y servicios culturales. El fondo desarrollar fueron tres convocatorias y servía fundamentalmente para el pago de alquileres, tarifas y salarios, y alcanzó un total de unos 200 millones de pesos. En la segunda y tercera edición incluimos la posibilidad de compras de equipamiento y de inversión en adaptación en conectividad, que con los aforos reducidos que impone la implementación de los protocolos requerían la búsqueda de otras alternativas“.

“La pandemia nos pONE un desafío civilizatorio: aprender a cuidarnos y a administrar la responsabilidad en las actividades comunes”

“Junto al Banco de la Nación Argentina y el ministerio de desarrollo productivo de la Nación, estamos trabajando en algunas líneas de acceso a la agenda digital, en infraestructura tecnológica, compras con créditos blandos de celulares, tablets, notebooks y computadoras de escritorios, porque es clave acompañar este proceso que seguramente tendrá algo bueno de todo lo malo de esta pandemia mundial que afecta a toda la sociedad. Lo que nos deja el sector es la posibilidad de acelerar un proceso de incorporación de infraestructura tecnológica que tienen un impacto en los lenguajes y estéticas pero que abre otras alternativas de diversificación de los proyectos culturales; y lo otro bueno que nos deja es a los niveles de organización que no solo nos han permitido no solo instrumentar las políticas en forma mancomunada sino ir corrigiéndolas al fin de alcanzar mayor eficiencia en estas políticas. Este año estamos relanzando el MICA, en sus diez años. Ya no es más solo un evento sino una política continua de capacitación, de fomento de la ronda de vínculos de negocios, un catálogo de la cultura argentina que puede contribuir a la exportación de los productos y servicios culturales, pero también al fortalecimiento del mercado interno. La plataforma MICA permitirá que muchos de los productores y productoras se reúnan en un ámbito en lo que puedan hacer sinergia entre lo que tienen para ofrecer entre sí”.

“La actividad cultural con protocolo es actividad segura. La pandemia nos plantea un desafío civilizatorio que es aprender a cuidarnos y a administrar la responsabilidad en las actividades comunes. Hay que defender la idea de que la cultura es segura y es indispensable para enfrentar este difícil momento. Obviamente que el Estado seguirá acompañando de hecho estamos pensando en lanzar una política al incentivo de consumo cultural”.