Martes 6 de abril del 2021

Ricardo Aronskind, economista y magister en Relaciones Internacionales e investigador docente, en diálogo con el equipo de #NoNosQuedaOtra por #La990. Economía privada y economía estatal; la necesidad de un abordaje interdisciplinario para enfrentar los índices de pobreza; consumo y demanda.

Escuchá la entrevista completa: 

Ricardo Aronskind, economista y magister en Relaciones Internacionales e investigador docente.

El desarrollo del programa económico del Estado

“Lo veo por ahora muy poco creativo y muy esperando resoluciones convencionales. Quizás esto tenga que ver con la formación del ministro Guzmán. Dentro del panorama de la economía es un hombre heterodoxo, forma parte de una corriente que no es neoliberal, que entiende la importancia de la demanda y el consumo, pero con una matriz que está pensada para economías desarrolladas, no para economías como la nuestra que han sido tan golpeadas y donde la dinámica empresarial es tan pobre. Entonces, en una economía donde vos no tenés los empresarios que tienen los norteamericanos, quedarte a esperar que simplemente por una reactivación económica se te genere una gran recuperación del empleo y de los salarios me parece ficticio. No puede ocurrir una cosa así. hay que asumir que el Estado acá tiene un lugar destacadísimo. Si el Estado no mueve en serio, es probable que de la pobreza baje del 42 a 40 0 39, pero no podemos tener esos niveles. Que en la franja juvenil de 0 a 14 tengamos un 58%, eso no se baja con una reactivación o con dos años de crecimiento alto, que tampoco va a ser tan alto. No se va a poder devolver el país a un país interesante desde el punto de vista social, hay que mover de otra forma”.

“reconstruir el tejido social implica decisiones tributarias y decisiones presupuestarias que hay que estar dispuesto a tomar”

“Hay cosas que son calamitosas y que requieren un enfoque mucho más abarcativo donde el Estado tiene que estar a disposición de movilizar un ejército de todo tipo de trabajadores sociales y culturales que se dediquen a sacar a los chicos de este cuadro calamitoso y los reestructure a la vida social. Que esos chicos no tengan la percepción de que están fritos, de que no tienen manera de sobrevivir. Hay que pensar en la economía popular, la economía cooperativa, y ayudar a las organizaciones que ya existen. Ayudar a que se generen fuentes de trabajo, a reconstruir el tejido social y eso implica decisiones tributarias, decisiones presupuestarias que hay que estar dispuesto a tomar y hay que ir a la disputa política en torno a esas cuestiones”

“Hay que pensar en la economía popular, la economía cooperativa, y ayudar a las organizaciones que ya existen”

“Creo que hay que atacar por el lado de la oferta y la demanda, porque en algunos casos la respuesta que tenés a la demanda es aumento de precios. Yo, por ejemplo, en todo el tema alimentos produciría una verdadera explosión de productores, lo que pasa con los alimentos es vergonzoso, es robarle a la sociedad en la cara. En ese sentido hay que pensar en todo tipo de productores para que se pueda reforzar la oferta y sí, orientar la demanda no hacia los mismos tipos que te cobrar precios desorbitantes sino a nuevas cadenas de distribución que también permitan que la gente tenga a su disposición productos que no vengan de las cadenas consagradas, sino de otros sectores“.