Entrevista al orfebre Juan Carlos Pallarols

Buenos Aires, 24 de mayo de 2015 - La presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, encabezó el acto en el cual el Museo Histórico Nacional recibió el sable corvo de San Martín para exhibirlo al público. Acompañaron a la presidenta la ministra de Cultura de la Nación, Teresa Parodi; la directora del Museo Histórico Nacional, Araceli Bellotta ydemás funcionarios.   Fotos: Romina Santarelli  / Ministerio de Cultura de la Nación
Buenos Aires, 24 de mayo de 2015 – La presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, encabezó el acto en el cual el Museo Histórico Nacional recibió el sable corvo de San Martín para exhibirlo al público.
Acompañaron a la presidenta la ministra de Cultura de la Nación, Teresa Parodi; la directora del Museo Histórico Nacional, Araceli Bellotta ydemás funcionarios.
Fotos: Romina Santarelli / Ministerio de Cultura de la Nación

Uno de los últimos trabajos de Juan Carlos Pallarols, el orfebre más importante del país y uno de los más renombrados del mundo, es un calco a escala real del sable corvo con el que el General José de San Martín cruzó los Andes. Pallarols se define como un artesano: “Yo soy un obrero en mi laburo, soy un artesano. La única virtud que tengo es que me lo tomé en serio y, afortunadamente, hay millones de personas que se toman el país en serio”.
El arma original del Libertador encontró su lugar en el Museo Histórico Nacional después de haber descansado durante décadas en el Regimiento de Granaderos a Caballo, la fuerza que fundó el Padre de la Patria. En su lugar, el calco realizado por Juan Carlos Pallarols reemplazó al original en el Museo del Regimiento de Granaderos a Caballos. El traslado del sable fue realizado el 24 de mayo por Granaderos que, acompañados por miles de personas, se dirigieron al salón de exposiciones donde los esperaba la Presidenta. El momento de mayor emotividad llegó cuando la Jefa de Estado depositó el sable en una vitrina, mientras la fanfarria de Granaderos interpretaba la marcha de San Lorenzo. La espada que San Martín que desenvainó para combatir en nuestro país, Perú y Chile no será la única exhibida, sino que estará junto a las de Manuel Belgrano, Manuel Dorrego, Guillermo Brown y Juan Manuel de Rosas.


Buenos Aires, 24 de mayo de 2015 - La presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, encabezó el acto en el cual el Museo Histórico Nacional recibió el sable corvo de San Martín para exhibirlo al público. Acompañaron a la presidenta la ministra de Cultura de la Nación, Teresa Parodi; la directora del Museo Histórico Nacional, Araceli Bellotta ydemás funcionarios.   Fotos: Romina Santarelli  / Ministerio de Cultura de la Nación
Buenos Aires, 24 de mayo de 2015 – La presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, encabezó el acto en el cual el Museo Histórico Nacional recibió el sable corvo de San Martín para exhibirlo al público.
Acompañaron a la presidenta la ministra de Cultura de la Nación, Teresa Parodi; la directora del Museo Histórico Nacional, Araceli Bellotta ydemás funcionarios.
Fotos: Romina Santarelli / Ministerio de Cultura de la Nación

¿Qué relevancia tiene la reproducción del sable corvo que vos hiciste?
Es una pieza importantísima para todos los argentinos. A mí todavía me tiemblan las piernas. Son de esos orgullos que pocas veces tuve. Me llama la atención que me han llamado muchísimo más del exterior, porque se han enterado de este movimiento del sable corvo. Me han llamado de Brasil, Holanda, Alemania, Inglaterra, de un montón de países. Para mí es un orgullo inmenso. No fue una réplica común y corriente, porque yo ahí me tengo que despojar de toda mi vanidad y de toda la soberbia de decir “yo soy el artista que lo hizo”. Yo para empezar no me considero artista. No sé lo que es un artista, sé qué es un artesano. Y lo que tuve que hacer es imprimir cada segundo de la historia de ese sable. Yo contaba con personal de Granaderos que hasta se ha quedado de guardia en mi casa durante las noches que tuve el sable. Entre ellos, un historiador que me iba diciendo: “Este golpe fue acá, este otro allá”, porque ellos tienen registros de los escritos históricos y de los estudios que hicieron durante tantos años. Entonces, sé que, por ejemplo, un golpe está ocasionado por la caída del caballo durante la batalla de San Lorenzo y entonces yo tenía que respetar eso, no hacerlo derechito. Por eso es que esto es un calco, no es una escultura.

Debe ser raro trabajar en presencia de los Granaderos, porque no dejan de ser militares. ¿Cómo fue esa situación?
El capitán estaba con su ropa. Ellos me dijeron que no podían abandonar en ningún momento el sable y yo les dije que yo tampoco aceptaría que lo dejen acá, a mi custodia, porque es una pieza muy importante. Viendo las cosas que pasan en el mundo, sería muy fácil cambiar una cacha o un pedazo de la vaina y ya el sable no sería el mismo. En un momento estábamos en el taller, era muy tarde y un Granadero estaba mirando el sable. Ví que, de repente, le caían lágrimas. Entonces le pregunté qué le pasaba y me contestó: “Me estoy despidiendo”. Sin dudas que hay gente que está ahí por vocación.

¿Cuál creés que es el significado en traslado del sable al Museo Histórico Nacional, en el marco de la Semana de Mayo?
Yo no tengo nada que ver con eso. El sable fue robado dos veces. Estuvo perdido durante un año. Por un decreto de Onganía en los años 60 lo depositaron en el Regimiento de Granaderos y estuvo cuidado por ellos hasta ahora. El lugar donde se llevó ahora es el Museo Histórico Nacional, yo espero que el museo tenga toda la seguridad que en otro momento no tuvo. Es bueno que se ocupen del sable y de toda su historia. A veces criticamos cosas, como los que no van nunca a las reuniones de consorcio y después se quejan que no anda el ascensor. A mí me cupo, en este caso, el hacer esto y estoy que no entro en mí mismo de orgullo. He llorado mirando el sable.

Buenos Aires, 24 de mayo de 2015 - La presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, encabezó el acto en el cual el Museo Histórico Nacional recibió el sable corvo de San Martín para exhibirlo al público. Acompañaron a la presidenta la ministra de Cultura de la Nación, Teresa Parodi; la directora del Museo Histórico Nacional, Araceli Bellotta ydemás funcionarios.   Fotos: Romina Santarelli  / Ministerio de Cultura de la Nación
Buenos Aires, 24 de mayo de 2015 – La presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, encabezó el acto en el cual el Museo Histórico Nacional recibió el sable corvo de San Martín para exhibirlo al público.
Acompañaron a la presidenta la ministra de Cultura de la Nación, Teresa Parodi; la directora del Museo Histórico Nacional, Araceli Bellotta ydemás funcionarios.
Fotos: Romina Santarelli / Ministerio de Cultura de la Nación

¿Qué te dice ese sable cuando lo ves? ¿Qué podemos saber de San Martín mirando este sable?
Que San Martín no era un improvisado. Tenía el mejor sable de la época. Él lo compro en un anticuario en Londres, pero revisando la historia en los demás países, casi todos los comandantes o generales de la época, incluyendo a Napoleón, tenían un sable igual. Es un sable de origen oriental, es de una aleación de acero al carbono del 4%, cosa que hoy no se puede reproducir. Ese es, justamente, el único inconveniente que tenemos para hacerlo, esa aleación no se hace en ninguna parte del mundo. Es más, leí que en EE.UU. una empresa metalúrgica intentó copiar esa aleación al 4% y no han logrado llegar al 2% de carbono.

¿Eso nos habla de la dureza de la hoja?
De la calidad de la hoja, porque una hoja que es muy dura se parte muy fácil y una hoja que es muy blanda se dobla. Esta hoja tiene la virtud de que tiene la dureza necesaria para aguantar cualquier tipo de golpe o cruce con otra arma o con una lanza, no se desafila fácilmente pero sí se afila fácilmente y tiene la flexión necesaria para aguantar cualquier golpe. Por eso dicen que el sable tiene lo que se llama “el gavilán” o, en la empuñadura, “la defensa”, que se cayó el caballo encima y lo torció pero no lo partió. Ese es uno de los detalles que se ven en el sable.

¿Qué otros materiales componen el sable?
El sable es la hoja de acero, la vaina es de madera forrada con una parte en un cuero especial, muy finito, como el que se usaba para encuadernar libros de gran calidad en otra época. Y el resto del metal es cobre, que tiene un baño de oro. Lo que nos dio mucho trabajo es hacer ese baño de oro y desgastarlo para que quede igual que el original.

A la hora de llevar adelante la realización de un bastón presidencial, ¿cómo te posicionás? También tuviste la oportunidad de hacer cáliz papales.
Cuando me toca hacer esas cosas yo siempre me pregunto por qué me toca a mí. El bastón no lo hago yo, el bastón lo hace el pueblo, porque el bastón es del pueblo. Y si sigo haciéndolo, a pesar de que ya tengo unos cuantos años y salgo a la calle y me mando una cantidad increíble de kilómetros, es para que el pueblo tome conciencia de que el bastón es de él, no es del presidente. Al presidente se lo prestamos, para que tenga conciencia real y palpable de que está manejando el poder que le da el pueblo, y que se acuerde que tiene que responderle al pueblo. Lo mismo con el cáliz. Yo el cáliz no se lo hago al Papa. Sé que Francisco va a usar el que hice para él o los que hice para Benedicto, para Juan Pablo, para Juan XXIII o para Pablo XI. Pero el cáliz es para el Santísimo Sacramento. Es para ese Dios que los católicos adoran y lo hago con ese respeto. Yo hice un cáliz chiquitito para un sacerdote que estaba preso y no podía celebrar misa. Él me agradeció ese cáliz y me escribió: “En su huequito brillante cabe la creación entera”. Imaginate el valor que le doy a eso. O a un bastón. Me ha tocado una vez trabajar en la Iglesia de Itatí en Corrientes y ya como a las seis de la tarde me avisan que una gente había avisado que estaban viniendo, si los podíamos esperar. Yo me quedé esperando. Como a las siete y media u ocho, llegaron seis personas en un carrito. Se caían de lo chiquito que era el carrito y querían tocar y besar el bastón, y darle unos golpecitos.

¿Cómo trabaja Pallarols? Por ejemplo, ¿se toma mate en su taller?
Se toma mate, varias veces por día. Se escucha buena música, de todo tipo. Todo el mundo dice que cuando entra acá hay un clima de paz, de santidad. Es un lugar muy agradable. Yo creo que el ingrediente más grande que ponemos aquí es la dosis ilimitada de amor para cada tarea, que es la única manera de que salga bien. Si le pusiéramos amor a todo, si nos abrazáramos y nos besáramos mas, si fuéramos mas conscientes de las necesidades de los demás, sería todo mucho más fácil.

Pallarols 04 BYN - PH-FB oficial web


Los Martín Fierro
Consultado sobre los premios que se entregan a los programas de televisión y radio, Pallarols explicó una particular situación: “A veces se hace más famoso el que no hace ningún mérito. Yo te puedo hacer todos los Martín Fierro que quieras. Y lo hacemos más lindo, con ropa de todas las provincias. Con respecto a los Martín Fierro, te digo que, entre algunos colegas, he visto hacer varias reproducciones. O sea, no sé si todos los que se ven son originales”.

"Estoy que no entro en mí mismo de orgullo. He llorado mirando el sable."