Una lucha de mucha entrega

IMG_5745 web

Al cumplirse 38 años de la primera marcha de las Madres de Plaza de Mayo, entrevistamos a Hebe de Bonafini en la mañana de “No nos queda otra” (AM 740). Hebe, muy cálida y con unas fuerzas que contagian, nos contaba: “Hoy atiendo a una selecta minoría, tampoco a todo el mundo. Porque hoy llaman todos. Así nomás les corto y les digo de todo. ¿Me critican todo el año y ahora porque les viene bien me llaman? ¡Andá, hijo de puta! Pum, y les corto. Así, suavemente. ¿Uno por qué se va a meter con esos tipos?”. Además de invitarnos a las actividades previstas para el aniversario de la primera ronda de las Madres a la Pirámide de Mayo, Hebe nos habló de la lucha de las Madres y de su visión de este año electoral.


 Extra_parecida a la ya publicada_IMG_5744 web

¿Cómo describirías la marcha de las Madres?
Lo describiría como una lucha que trascendió al mundo, porque es una lucha pacífica pero no pacifista. Es una lucha de mucho enfrentamiento, muy solitaria en un principio. Ahora hay muchas mujeres que dicen que tienen los hijos desaparecidos y se quieren poner el pañuelo blanco. Pero bueno, tendrían que haber venido cuando nos pegaban, cuando íbamos presas, cuando había que reconocer a los hijos como revolucionarios y no como terroristas. En nuestra Asociación no se acepta a cualquiera… No hay que esperar reparación económica, no hay que tener ninguna pensión, no hay que vender la sangre del hijo. Es una lucha de mucha entrega, así que hay que tener paciencia pero no estar quietas. Hay muchas cosas por hacer. Por eso creamos “La hormiguita colorada”, que es nuestro grupo de medios, porque nos interesa crear nuestro propio vocabulario y hablar de lo que no quiere hablar nadie. Y, a veces, hacemos hablar a todos de lo que queremos hablar las Madres.

¿Qué te parecen las políticas del Gobierno Nacional para revertir el poder que tienen los jueces?
Colar y sacar toda la basura cuesta mucho, estos tipos tienen mucho poder económico, tienen privilegios a montones. Hay jueces muy honestos y muy probos y hay otros que son de terror. Ellos también asesinaron a su manera, hay muchos jueces que cuando vos les ibas a decir que tu hijo estaba siendo torturado en un campo de concentración, te decían “No, señora, su hijo está afuera, está en España”, “Su hija está en la prostitución”, “No los busque, quédese tranquila, no se comprometa”, y eso era una manera de matar porque sabían dónde estaban. Son los mismos que dejaron que los torturaran, que los mataran. Ellos también lo van a tener que pagar algún día y por eso hay que seguir peleando, no hay que quedarse sentada.

IMG_5710 web

¿Qué sentís cuando aparecen personajes que minimizan la dictadura?
Esos tipos me chupan un huevo. Son tan poca cosa que ni me detengo. Tenemos tantas cosas buenas en las que trabajar y hacer para otros que no voy a perder tiempo en eso.

¿Qué opinás acerca de este año electoral? ¿Cómo viste las elecciones en la Ciudad?
Yo creo que vamos a ganar, no tengo ninguna duda. Las PASO son importantes para saber a quién le va a poner la bendición la Presidenta, pero todos los candidatos son inteligentes y muy formados con un proyecto que los respalda. Yo me siento dentro del proyecto y creo que la oposición quiere desarmar lo que hicimos. Y en cuanto a la Ciudad de Buenos Aires, siempre fue así. Es la Ciudad de la gente que tiene todo, que les va bien, entonces no les importa nada. Y les gusta un tipo pelotudo como Macri, que no piensa. Ellos no quieren que la gente piense y, en vez de cerebro, tienen un maní…, y todavía soy generosa.

¿Cuáles crees que fueron los momentos más fuertes de este Gobierno con respecto a los Derechos Humanos?
Primero, dio un plumazo a 60 generales. Después, bajar los cuadros y pedir perdón diciendo que nuestros hijos eran sus compañeros y nosotras sus madres. Ese es el mejor regalo.

¿Qué cosas crees que quedan pendientes y a Cristina no le dio el tiempo para hacerlas?
Falta una reformulación de la educación, sobre todo de la secundaria para que los chicos tengan más intereses de cara a la Universidad. Se pierde mucho tiempo en algunas cosas cuando, por ejemplo, hay que aplicar los avances de la tecnología. Yo creo que hay que hacer un secundario de menos años y ampliar la preparación para la Universidad para que los chicos ingresen a una carrera que elijan con ganas y más formados.

IMG_5700 web¿En qué situación están con la Universidad de las Madres?
Todavía hay muchas cosas que faltan, pero ya empezaron las clases con una enorme cantidad de alumnos. Hay gente muy grande estudiando, gente de 60, 70 años y muchos jóvenes de barrios periféricos.

Las Madres llevan 38 años dando vueltas alrededor de la pirámide. ¿Qué pasa por dentro de la cabeza de Hebe cada vez que gira a su alrededor?
Mucha gente no lo entiende, pero siempre que llego a la Plaza necesito un ratito de silencio porque siento que me encuentro con mis hijos ahí. A veces necesitaría, por cinco minutos, no escuchar el ruido de los autos ni la voz de la gente porque quiero que sea bien profundo el encuentro. Es algo muy loco lo que me pasa, pero es eso… También a la noche, cuando me voy a acostar, hablo con ellos y les pido que no me abandonen. A veces me siento más o menos entre la salud, los años y los golpes que te da la vida, y necesito apoyo y sé que ellos me apoyan.


“En nuestra Asociación no se acepta a cualquiera. Es una lucha de mucha entrega.”

“Hay jueces muy honestos y muy probos y hay otros que son de terror. Ellos también asesinaron a su manera.”

“Yo me siento dentro del proyecto y creo que la oposición quiere desarmar lo que hicimos.”

IMG_5685 web

“Siempre que llego a la Plaza necesito un ratito de silencio porque siento que me encuentro con mis hijos ahí.”