Impotencia – Editorial 14

No les alcanza con su temible poder de fuego y su voracidad informativa. Además de sus mentiras, inventos y psicopateadas tienen a una gran parte del poder judicial comprado, casi como una oficina más de su corporación. Jueces y fiscales le rinden pleitesías a un poder omnímodo que los maneja como simples marionetas de su propio juego. Seis años, se cumplirán en octubre, de la imposibilidad de aplicar integralmente la Ley de Medios. Una cautelar tras otra, así es sentenciado.

Señoras y señores, ha comenzado la campaña electoral del Grupo Clarín. El allanamiento perpetrado contra Víctor Hugo es un intento de disciplinamiento a todo aquel que intente desafiarlos. Van por la cabeza de Víctor Hugo pero, principalmente, por lo que representa su figura. El mensaje es bien clarito: cuidado con cualquiera que piense en desafiarlos, son capaces de meterse adentro de tu casa.

Víctor Hugo es el periodista que ha denunciado a esta mafia desde que tenemos memoria. Muchos de nosotros recordamos haber visto esos goles de Palermo en su Desayuno y admiramos el valor con el que se plantó, ante la injusticia cometida contra los amantes del fútbol. Así como relató el gol más hermoso y apasionado de la historia, con una libertad absoluta, se para frente al micrófono todas las mañanas para decir lo que otros no van a decir nunca. Porque no pueden o no se animan.

Están desesperados. Las profecías que tanto han difundido no parecen cumplirse y cada vez son menos los que leen su diario y creen en sus mentiras. Entonces es cuando sale su verdadera cara, lo que realmente son: un grupo de tareas. Ayer se quedaban con Papel Prensa sobre una mesa de torturas y hoy persiguen a periodistas en nombre de la libertad de expresión. No es difícil imaginarse a esos grupos de tareas, tal vez comandados por algún colorado, como el abogado de Magnetto, diciendo «Abran ahora mismo o les tiramos la puerta abajo». Entrando a las casas, desparramando horror por todos los costados, metiendo miedo con las palabras, con las botas, con las balas. Robando todo lo que se podía, incluso, recién nacidos. Así se paraba Damián Cassino, abogado del grupo, en el living de Víctor Hugo. Miradas prepotentes, risas sarcásticas y posturas de superioridad. Grupos de tareas que antes venían en Ford Falcon Verde y que hoy llegan en autos de alta gama.

Esta es la única manera que conoce Magnetto para hacer las cosas. Así les robaron la jubilación a los viejos con las AFJP, así secuestraron los goles a millones de argentinos, así fundieron a infinidad de cables operadores en todo el país para armar Cablevisión. Lo que no tienen en cuenta, dentro de su afán por conquistarlo todo, es el despertar del pueblo, que más tarde que nunca se animará y logrará poner un freno a los grupos concentrados de poder. Y aunque todos los días nos desayunen con una nueva conspiración, como en la casa de Víctor Hugo, ya no es lo mismo. Ahora hay espalda. Ahora hay una sociedad que es feliz, que es sabia, y que no dejará que NUNCA MÁS se avasallen los derechos de uno sólo de los ciudadanos que habitan este suelo.

Hamartia repudia el allanamiento realizado por la mafia del Grupo Clarín en la casa de Víctor Hugo Morales. Nuestra infinita solidaridad con Víctor Hugo.

victor hugo

Señoras y señores, ha comenzado la campaña electoral del Grupo Clarín. El allanamiento perpetrado contra Víctor Hugo es un intento de disciplinamiento a todo aquel que intente desafiarlos.