Vengo a proponerles un dueño

Escuchá el texto editorial de #NoNosQuedaOtra sobre las elecciones presidenciales 2015.

 

Vengo a proponerles un dueño, para que el país sea manejado por las empresas y no por las ideologías populistas.
Vengo a proponerles un dueño mejor que cualquier otro, uno que sabe muy bien cómo salirse con la suya en los negocios haciendo que el país crezca en deuda y descienda en igualdad.
Vengo a proponerles un dueño que haga lo que hay que hacer cuando una pibita cualquiera quiere decidir sobre su cuerpo: denunciarla y mandarle un comando religioso para que nunca vuelva a tener esa idea subversiva en la cabeza.
Vengo a proponerles un dueño que conoce bien a los corruptos, a los buitres internos y externos y a las corporaciones que tanto «bien» le hacen al país porque es fiel amigo de ellos.
Vengo a proponerles un dueño que manejará al país como lo hizo con la Ciudad de Buenos Aires: cagando a palos a locos y negros y callando a los que no merecen voz porque no tienen el poder económico para sustentarla.
Vengo a proponerles un dueño que hace lo que piensa pero no lo que dice porque si dijese lo que piensa hacer no lo vota ni su propio padre.
Vengo a proponerles un dueño que va a volver a hacernos el papel higiénico del FMI, el patio trasero de las corporaciones y la alfombra de Estados Unidos; quizá así podamos sentirnos blanquitos y de buena raza.
Vengo a proponerles un dueño que, al estar procesado, cazó bien los tire y afloje del Poder Judicial. Tanto que ni siquiera intentará reformarlo.
Vengo a proponerles un dueño que conoce bien a la gente porque tiene pinchados varios de sus teléfonos.
Vengo a proponerles un dueño que se cree diverso porque tiene muchas candidatas mujeres pero cuando hubo una piba con 12 años embarazada estuvo todo mal.
Vengo a proponerles un dueño que es puro amor…. por el capital y el vómito fascista.
Vengo a proponerles un dueño que no peleará por otro crecimiento que no sea el de los bolsillos de la clase alta.
Vengo a proponerles un dueño que promete lo que ya está hecho.
Vengo a proponerles un dueño que manejó como su tarjeta de crédito la Ciudad de Buenos Aires y quiere hacer lo mismo con el país.
Vengo a proponerles un dueño que no puede evitar tener memoria de la dictadura porque se relaciona carnalmente con varios de los involucrados,  por eso les brindó a algunos de ellos cargos como pa’ que no pasen hambre.
Vengo a proponerles OTRO dueño, ese que sabe bien que la preocupante situación del narcotráfico está en las villas porque, evidentemente, los negros sólo saben robar, coger y drogarse.
Ese otro dueño sabe mucho del tema porque su intendencia está inundada de dealers pero de esos que viven en countries y huelen bien gracias a que tienen cloacas para bañarse todos los días.
Vengo a proponerles un dueño que sabe tanto de política que promete cosas que SÓLO son posibles gracias a lo que el gobierno kk hizo durante los últimos 12 años.
Vengo a proponerles un dueño que no sabe ni manejar su consorcio de gatos reciclados pero quiere gestionar todo un país.
Vengo a proponerles un dueño que lucha fervientemente por la libertad de expresión, tanto que la ejerce a diario desde los medios que él decide y no de todos porque sus opiniones no son para canales de segunda.
Vengo a proponerles un dueño que por ser hijo de la clase media se olvida constantemente de la baja.
Vengo a proponerles un dueño con las pelotas bien puestas; uno que con poco porcentaje de votos se anima a gritar a viva voz que no está a favor de algo que “afecta a tres gatos locos”.
Vengo a proponerles un dueño que levanta la mano izquierda pero juega con la derecha como ya anunció que va a hacer si hay ballotage: llamando a votar en blanco como decisión política trascendental a seguir por los súbditos del partido al que pertenece porque allí el libre albedrío es una utopía que nunca quedó.
Vengo a proponerles un dueño que está demasiado subido al caballo como para ser dueño pero, por las dudas, se los propongo igual.
Vengo a proponerles dueños no candidatos ni políticos ni personas con propuestas que tengan poco o mucho tramo del dicho al hecho.
Les propongo dueños porque eso es lo que hay junto con una asquerosa mezcla de xenofobia, desinterés por las minorías, discriminación, negociados y, sobre todo, mucho humo.
Vengo a proponerles un dueño porque, mientras unos proponen la continuidad de un proyecto que cambió en muchos sentidos a nuestro país para bien, otros -disfrazados de múltiples partidos- proponen un candidato único: el neoliberalismo.
TEXTO: Rocío Alterleib
VolanteRadioH_opt