«Nos toca ver una cara muy dificil todos los días».

Entrevista: Santiago Moraudián y Julieta Dorio.

Gabriela Achával, presidenta de la comisión directiva del “Hogar de Niños Golondrina”, denunció en exclusiva para #NoNosQuedaOtra, la situación de abandono que sufre la institución y el reto que representa mantener las puertas abiertas en tiempos de tarifazos, aumento indiscriminado de precios y desidia estatal. “Nos toca ver una cara muy dificil todos los días y es muy complejo abordar estas temáticas. Y más aún, cuando uno tiene que luchar con trabas burocráticas, que son problemas de grandes y no de chicos. Ellos ya vienen con un problema enorme que es la tragedia que les ha tocado vivir, la orfandad. Es muy complicado trabajar con pocos recursos, pero ese es justamente el desafío”.

Si bien Achaval reconoció que el gobierno provincial duplicó el importe que reciben por cada niño, esto es aún insuficiente y se diluye rápidamente en un contexto volátil e inflacionario. Por otro lado, resaltó que no sólo enfrentan las erogaciones propias de la manutención de los chicos, sino que deben remontar el pésimo estado de las instalaciones. “La subvención que recibimos alcanza para solventar los gastos mínimos (la alimentación y parte del pago al personal). Por mes, por chico, la provincia debería girar $5400, que el doble de lo que recibíamos de la anterior gestión, pero esto ni siquiera alcanza para cubrir los gastos mensuales y mucho menos para inversión en infraestructura, atención psicológica de los niños, esparcimiento e instalaciones que les permitan vivir dignamente”.

También aseguró que, si bien la permanencia de los chicos en el hogar, debería ser transitoria; las falencias en la justicia bonaerense prolongan esos tiempos. “En los juzgados de familia de la provincia se vive una situación alarmante. Hoy tenemos listados enormes de personas que esperan poder adoptar a un niño y por otro lado miles de niños en distintas instituciones esperando. Y no existe nada que agilice esos trámites y mucho menos una concomitancia entre los recursos disponibles y los hogares como el nuestro, que es una asociación civil que viene a cubrir una función de la que debería encargarse el estado”.

Por último, afirmó que los aumentos en los servicios públicos, han complicado aún más la situación económica del hogar. “Tuvimos que pagar 6000 pesos de gas. La compañía nos cobró la totalidad del importe y dicen que nos harán un descuento, supuestamente, de forma retroactiva; lo que a nosotros nos pareció un chiste. Uno cree que los descuentos a instituciones como la nuestra, deberían ser automáticos, pero se vuelven un verdadero vía crucis para alcanzarlos”.

El “Hogar de Niños Golondrina” es una asociación civil con más de treinta años de antigüedad que recibe niñ@s de entre dos y dieciséis años que han sido derivados allí por parte de juzgados de la Ciudad de La Plata o  a través de medidas de abrigo de algún otro distrito. Trabajan sobre la escolarización y la generación de hábitos alimentarios, de esparcimiento y de higiene y limpieza. Quienes quieran o puedan ayudarlos, reciben donaciones de todo tipo (ropa de cama, indumentaria, materiales de la construcción, mantelería, etc.). Si alguien desea aportar económicamente, pueden hacer su depósito al CBU: 06645/5, CUIT 30-66756066-3, del Banco Provincia.

Escuchá la entrevista completa acá.

La directora del "Hogar de Niños Golondrina", que recibe chicos de entre 2 y 16 años, denunció el estado de abandono que enfrentan producto de la desidia estatal y judicial.