Lucía Ríos: «Cuando una compañera feminista avanza, avanza toda la sociedad»

Hoy en AM740 #NoNosQuedaOtra charlamos con Lucía Ríos, una de las fundadoras del medio feminista Matria, redactora en Revista Kamchatka, trabajadora de Télam y militante, sobre lo que fue el pasado 34° Encuentro Plurinacional de Mujeres, Lesbianas, Trans, Travestis y No Binaries en La Plata. Su dinámica, sus polémicas y el sentimiento de sororidad y lucha colectiva que afloró en todo momento.

Escuchá la nota completa acá:

Pañuelazo Encuentro Plurinacional Mujeres La Plata
Pañuelazo el sábado en la Plaza San Martín de La Plata. Foto por Laki Pérez.

«Fue tremendo encuentro, el más convocante en la historia de los encuentros. Fue una experiencia conmovedora en muchos aspectos, fortalecedora y potenciadora. Histórico, pasaron muchas cosas, hubo alrededor de 114 talleres, también hubo conversatorios, charlas, movidas en las plazas, juntadas, plenarios. Fue de un crisol de actividades políticas y culturales que no tienen antecedentes en el mundo. No hay experiencias de este tamaño en el mundo y yo honestamente no creo el número de 200.000, creo que fuimos muchas más, viendo las fotos de los drones me tiro más para el lado de las 500.000«.

Cobertura mediática

«Es muy difícil instalarlo. No solo en medios masivos sino también en medios quizás mas comunitarios o populares, todavía hay más disputas adentro. Sin embargo me parece que este año se logró saltar el cerco, lo que pasa es que todavía nos quedamos, por ejemplo medios como La Nación, Clarín, Infobae se quedan solo con una parte y eso no es responsabilidad de las compañeras que van a cubrir porque muchas veces los medios, las líneas editoriales son muy jodidas y las compañeras dan muchas discusiones ahí para poder destacar ciertas cosas».

Funcionamiento y nombre

«Los talleres son una herramienta muy hermosa, hay talleres de lo que una se pueda imaginar, desde ESI (Educación Sexual Integral), y aborto, pero también recreación, tiempo libre, activismo gordx, sindicalismo. Y lo que se hace ahí fundamentalmente, según la característica y la temática de cada taller, se debate, se traen problemáticas, se pregunta, por ejemplo, me pasa esto, o qué hago con tal cosa. Es algo que hacemos mucho las feministas en todos nuestros espacios, porque solemos debatir mucho. Por eso como una chicanita le decimos a los compañeros a veces que googleen, porque nosotras tenemos mucho el ejercicio de hablar, hablarnos, debatir, debatirnos y discutirnos».

marcha de cierre encuentro plurinacional de mujeres
Marcha de cierre del Encuentro, domingo. Foto por Alma Dalle.

«Yo participé más en cobertura profunda en la de sindicalismo. Lo novedoso que viene a traer también el feminismo es que en una misma comisión tenés a todos los partidos políticos que te imagines, a todos los sindicatos del país. Es una jornada de dos días de discusión, de conocimiento de otras experiencias, completamente enriquecedora y transformadora. Y después de ahí salen conclusiones. Por ejemplo de la gran mayoría de los talleres salió el respaldo del cambio de nombre. Entonces eso después se lee en las conclusiones del cierre del encuentro. Este año si bien tuvimos algunos problemas de organización con el PCR de La Plata, quienes organizaron un poco la logística y algunas cosas; hubo muchos problemas para leer las conclusiones. Uno se espera que ya con 34 años de experiencia en un mismo espacio y una misma estructura hay cosas que no pueden pasar. Entonces que no se puedan leer las conclusiones fue grave. Pero bueno, mas allá de eso, el lunes se leen las conclusiones de lo que se debatió todo el sábado y la mitad del domingo y se escribió el domingo por la tarde en cada taller. Por eso es como una especie de plenario extendido».

La discusión en cuanto al cambio de nombre giraba en torno a la propuesta de que dejara de llamarse «Encuentro Nacional de Mujeres» (ENM) para pasar a incluir a las mujeres de los pueblos originarios y a quienes no se consideran mujeres sino lesbianas, no binaries, y una larga lista. Entones la nueva propuesta es «Encuentro Plurinacional de Mujeres, Lesbianas, Trans, Travestis y No Binaries».

«Lo novedoso que viene a traer también el feminismo es que en una misma comisión tenés a todos los partidos políticos que te imagines, a todos los sindicatos del país»

«Un ejercicio que atraviesa a todo el Encuentro, no solo a los talleres, es que hay mucho intercambio. También hay actividades, por ejemplo cuando las mujeres de Abya Yala, las marronas del colectivo Identidad Marrón estuvieron exponiendo su lucha. Ahí quizás hay un poco más de exposición, pero hay una escucha activa que en realidad también tiene que ver con el intercambio, no es ‘llego, escucho y me voy’. Todo el tiempo continúa. Aparte hay muchos espacios en común, como las plazas, por ejemplo la Plaza San Martín donde estaban por un lado las compañeras del fútbol feminista con una canchita y distintas actividades, en otra punta las compañeras de la Campaña del aborto, en otra punta estábamos las compañeras trabajadoras haciendo nuestra primera asamblea nacional. Toda la plaza estaba llenísima de actividades, la verdad que fue mágico, fue muy bueno«.

Multiplicidad política, ideológica y partidaria

«No existe el feminismo de derecha. Porque más allá de lo teórico, Rita Segato dijo algo muy interesante en el cierre del plenario de trabajadoras en unidad, el sábado a la noche en la Facultad de Psicología. Dijo que la politicidad femenina no es principista, es pragmática. Nosotras hacemos, disfrutamos, nos tocamos, nos reímos, nos abrazamos. Y hay algo del encuentro, que es que la derecha y las mujeres de derecha, por ende todo lo que representa Gomez Centurión, no van a estar nunca en estos espacios, tampoco las mujeres de Cambiemos que tiene referentas, como por ejemplo Silvia Lospennato o Fabiana Tuñez, la presidenta del INAM (Instituto Nacional de las Mujeres), es que es de la boca para afuera, es pincipista como dice Rita. Nosotras no somos así, quienes llevamos adelante el feminismo, en todo el crisol político que uno se puede imaginar, menos la derecha. Tenemos nuestras prácticas colectivas muy concretas, y que están atravesadas por una conciencia de clase. Entonces nunca podrían estar una Lospennato o una Fabiana Tuñez por más progres que sean dentro de Cambiemos, jamas podrían estar en espacios así. Y me parece que hablar de Gomez Centurión sería bajarle el precio al Encuentro en el sentido de que él como referente no sé qué hacía en el debate presidencial».

«la politicidad femenina no es principista, es pragmática. Nosotras hacemos, disfrutamos, nos tocamos, nos reímos, nos abrazamos. tenemos nuestras prácticas colectivas muy concretas, y que están atravesadas por una conciencia de clase»

Conclusiones

«Una de las conclusiones es que hay cada vez más colectivos, que como feministas tenemos que tener el ejercicio de ampliar todo el tiempo el espectro del Encuentro, en el sentido de literalmente vernos la cara y ser conscientes incluso de que nosotras como mujeres cis tenemos muchos privilegios con respecto a otras compañeras de otros colectivos. Tenemos que ser muy conscientes de eso para poder no solo corrernos a un costado, porque no es dar el lugar, es corrernos a un costado para que las compañeras que tienen su lucha histórica desde hace muchísimos años puedan estar mucho mas presentes. Hay que ser muy conscientes de ese ejercicio y me parece que esto tiene que ver también con parte de un proceso político, por eso también los encuentros cada vez son más masivos, no es joda juntar tres días en el pogo mas grande del mundo alrededor de medio millón de personas que se juntan a discutir, a debatir , a pensarse, a repensarse, a salir, a tener más herramientas».

«Yo me he cruzado con compañeras en la cobertura muy mayores que iban por primera vez al Encuentro. Esto es completamente conmovedor, es transformador y es de una potencia increíble. Porque que una compañera de esa edad haya decidido finalmente participar del encuentro es que algo se le transformó adentro. Y cuando una compañera feminista avanza, avanza toda la sociedad, avanzan los compañeros varones también. Entonces me parece que lo que está pasando es histórico, tenemos que dimensionarlo. Es un proceso histórico que de verdad no tiene antecedentes en el mundo, y a veces no tomamos dimensión de lo que significa este encuentro plurinacional. Ahora nos toca San Luis, nos toca ir a debatir allá y tenemos todo un año para conseguir nuevas herramientas para llevar y encontrarnos nuevamente».