«Apunta a los que tienen mayor capacidad contributiva y alivia a los que menos tienen»

Jueves 26 de diciembre

Francisco «Paco» Duradoña, senador bonaerense y ex intendente de San Antonio de Areco, en comunicación con #NoNosQuedaOtra AM740 Radio Rebelde, para explicar los cambios en la estructura fiscal que Axel Kicillof está tratando de impulsar con su proyecto de ley y la situación actual de la provincia. Ningún tarifazo, tan solo un aumento real del 12% que afecta a menos de un 7% de los propietarios más exensiones del 100% que beneficia a muchísimos pequeños y medianos productores. Esto, en el contexto de una abultada deuda en dólares, que supera los 11 mil millones, sin mencionar el hambre que pasa mucha parte de la población. Hoy se debate el proyecto en la Legislatura de la Provincia de Buenos Aires.

Escuchá la nota completa:

Francisco "Paco" Durañona
Francisco «Paco» Durañona, senador bonaerense.

Una situación caótica

“Acá lo que sucedió, lo explicaron muy claramente Alberto Fernández cuando asumió la presidencia y el Gobernador de la provincia de Buenos Aires Axel Kicillof en la Asamblea Legislativa en el día de su asunción. Dió una explicación con números categóricos del estado en que recibimos la Provincia de Buenos Aires después de estos cuatro años de gobierno de María Eugenia Vidal. Eso, luego fue pronunciado y profundizado en datos y números por algunos miembros del gabinete de Axel; principalmente el jefe de Gabinete Carlos Bianco, que motivó la urgente sanción y tratamiento de la ley de emergencia. Momento en el que quedó más que claro, incluso en el debate legislativo y el consenso que tuvo la emergencia, que es evidente que la provincia de Buenos Aires está en una situación verdaderamente dramática en todos sus aspectos. Por eso se ha decretado una emergencia totalmente integral; social, materia de salud, sanitaria, productiva, de infraestructura, porque se mantienen las emergencias que venían de años anteriores, Vidal también gobernó con emergencia. Ahora tuvimos que ampliar porque la situación caótica que tenemos en salud, los hospitales, en materia social, con un aumento increíble de la pobreza, la desocupación y el hambre en la provincia de Buenos Aires, más que nada en los grandes núcleo urbanos. Pero además, el parate productivo que tuvimos en estos tiempos, en todos los niveles de la producción, la construcción, la industria; es indiscutible y de hecho lo han reconocido los propios legisladores de la oposición que estamos en una situación de emergencia”.

«por cada peso que aumenta el dólar, aumenta diez mil millones de pesos la deuda de la provincia de Buenos Aires»

La deuda

“Ante esto, se suma la abultadísima deuda que nos deja el Gobierno de María Eugenia Vidal, emitida en dólares para colmo. Tengamos esto en consideración que por cada peso que aumenta el dólar, aumenta 10 mil millones de pesos la deuda de la provincia de Buenos Aires. Nos dejaron una deuda en dólares por encima de los 11 mil millones de dólares, con vencimientos que por supuesto hay que afrontarlos ahora de inmediato. Lo mínimo que se puede hacer para tener los pies sobre la tierra, con mucha prudencia y austeridad, pero también para empezar a poner en marcha el territorio más importante de la Argentina; porque no solamente pensamos en los bonaerenses que viven en los ciento treinta y cinco municipios de la provincia, sino que para poner en marcha el país es fundamental encender la locomotora de la provincia de Buenos Aires».

«Nos dejaron una deuda en dólares por encima de los 11 mil millones de dólares, con vencimientos inmediatos»

«Para eso hay que generar un esquema fiscal para poder, de a poquito, ir volviendo las cosas a la normalidad, poder recaudar lo mínimo indispensable para afrontar vencimientos y costos de funcionamiento, o lo que significa la inversión del Estado. Para que la provincia de Buenos Aires cumpla acabadamente con lo mínimo indispensable como la salud, la educación lo social, lo productivo, lo laboral. Para eso tuvimos que avanzar en un esquema impositivo donde se apunta a los sectores más acomodados y beneficiarios de las políticas públicas económicas de los últimos cuatro años; y es prácticamente inexistente o mínimo el impacto, muy por debajo de la inflación de 2019 para los segmentos más bajos y los segmentos medios, con algunas segmentaciones muy interesantes en materia del inmobiliario rural. Así que hablar de impuestazo es realmente descabellado y no vas a encontrar ni un capítulo ni un artículo en toda la ley donde surja un impuestazo. Al contrario, ha sido muy prudente el proyecto”.

El senador Durañona junto al gobernador Axel Kicillof, en una recorrida junto a productores de Areco, antes de las elecciones de este año.

Aumento real muy bajo

Es menos del 7% del total de propiedades rurales de toda la provincia de Buenos Aires el que va a recibir este 75% de aumento; y que además, el aumento real es del 12% si consideramos lo que fue la inflación en este 2019. O sea, un aumento del 12% solamente para el 7% de las propiedades rurales en la provincia de Buenos Aires. Es tan prudente, equilibrado, y justo en términos de la redistribución de ingresos; apuntar justamente a los que tienen más capacidad contributiva y aliviar un poco a los que menos tienen. La pregunta no es cómo se explica este ‘impuestazo’, sino si verdaderamente va a alcanzar para afrontar todo lo que tenemos que afrontar para empezar a poner de pie y volver a la normalidad en la provincia de Buenos Aires”.

«hasta cincuenta hectáreas para todos los productores agropecuarios, se dediquen a lo que se dediquen, tienen completa exención del inmobiliario rural»

“Yo confío plenamente en Axel Kicillof y su equipo, no son improvisados, tienen muy en claro la legislación que han propuesto para arrancar inmediatamente su gestión; sabían perfectamente que esto tenía que tratarse de inmediato. Lo conversaron personalmente con nosotros los legisladores, y la verdad es que nosotros como peronistas apoyamos muy fuertemente este tipo de esquemas fiscales donde se apunta, insisto, a un núcleo muy pequeño de lo que más tienen (y creo que la palabra apuntar tampoco es correcta porque el aumento real es del 12% solamente) y para el sector rural, los predios más pequeños, te doy unos ejemplos. Hasta veinte hectáreas, los que se dedican a la producción frutícola, tienen una exención del 100% del impuesto inmobiliario; hasta cincuenta hectáreas, para todos los productores agropecuarios, se dediquen a lo que se dediquen, tienen completa exención del inmobiliario rural. Hasta 100 hectáreas, si el productor se dedica a la actividad tambera, aunque también tenga otro tipo de actividades (como si por ejemplo hiciera tambo y soja), tiene el 100% de la exención del impuesto inmobiliario; insisto, hasta cien hectáreas. Hasta 150 hectáreas pagan el 50% si se trata de productores tamberos que además tengan algún otro tipo de producción”. 

durñona
Durañona con Francisco Ratto, actual intendente de San antonio de Areco

“Con lo cual, este esquema es muy beneficioso para los pequeños y medianos productores; productores de la agricultura familiar, de la producción local de alimentos. Además esto va a ir de la mano con la segmentación propuesta por Alberto Fernández donde se va a hacer una devolución de las retenciones de los derechos de exportación a estos pequeños y medianos productores. Así que, si hay algo de lo que no se puede hablar acá, es de impuestazo”.