«La Corte Suprema debe resolver los casos de Boudou, D’Elia y Milagro Sala»

Alejando Rúa, abogado de Amado Boudou, preso político de Comorodo Py, en comunicación con #NoNosQuedaOtra por #RadioRebelde AM 740, nos cuenta sobre la situación procesal del ex vice presidente de la Nación, la prisión preventiva que recae sobre él al igual que sobre Luis D’Elia y Milagro Sala. La violación del principio de inocencia y del debido proceso. Y las expectativas a la espera de un pronunciamiento por parte de la Corte Suprema de Justicia de la Nación que resuelva su prisión arbitraria.

Escucha la nota completa acá:  

Alejandro Rúa, abogado de Amado Boudou
Alejandro Rúa, abogado de Amado Boudou

La Corte y el principio de inocencia

«Es importante que la Corte Suprema de Justicia de la Nación retome una agenda de legalidad y llama la atención que deba recordar un principio que está consolidado en nuestra legislación y en los principios del derecho hace 200 años, que es el principio de inocencia. Pero es importante que lo diga porque hay mucha gente que está sufriendo detenciones anticipadas sin condena y que merecen ser tratados como personas inocentes hasta que una sentencia en un juicio con un debido proceso garantice que no son personas inocentes y que entonces se les pueda imponer una sentencia firme debiendo cumplir alguna pena, ese es un principio del derecho procesal penal de la historia. Sería bueno que la Corte Suprema de Justicia de la Nación lo aplique inmediatamente a todos los casos que tiene pendiente de resolución, porque hay mucha gente que está en la misma situación de juicios amañados y de reclamos por juicios amañados, de juicios que no han tenido aun sentencia firme».

«En los casos de Milagro Sala, Luis D’Elia y Amado Boudou, ninguno está condenado con sentencia firme. Esta situación también debería ser inmediatamente aplicable a ellos»

«Los tribunales inferiores han actuado bastante más rápidamente y han solucionado algunas situaciones, por lo menos lo vinculado con la situación de las prisiones preventivas arbitrarias, entonces mucha gente ya está en su casa, pero faltan algunos pronunciamientos que solo puede hacer la Corte Suprema de Justicia de la Nación que son en estos casos».

Luis D'Elia junto con Amado Boudou, ambos presos políticos
Luis D’Elia junto con Amado Boudou, ambos presos políticos

La causa de Amado Boudou

«Aunque haya habido una sentencia en primera instancia, sigue siendo una prisión preventiva hasta que la persona no sea condenada, lo acaba de decir la Corte Suprema de Justicia de la Nación, mientras una persona sin una sentencia firme en un juicio con debido proceso, no se revierta la presunción de inculpabilidad que tiene, está en prisión preventiva. ¿Tenemos que esperar 11 o 14 años como pasaron presas Cristina Vázquez y Lucia Rojas para que después digan que eran inocentes? Ese daño no se repara, precisamente porque ese daño no se repara, no puede empezarse a ejecutar una condena que todavía no está firme».

«no puede empezarse a ejecutar una condena que todavía no está firme»

«Cuando yo comentaba hace algunos días con Zaffaroni esta misma cuestión, de que algunos tribunales consideran de que ya con la confirmación de la Cámara de Casación de la condena y el rechazo, por ese mismo tribunal de Casación, del Recurso Extraordinario Federal, y aun con la sentencia no firme, porque tiene la posibilidad de un Recurso de Queja ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación, consideran que esa sentencia puede ser ya ejecutable. Y Zaffaroni me decía: «Bueno, menos mal que no es una sentencia de muerte, porque miren si es ejecutable y la ejecutamos, ¿Qué pasa después?» Esto que es muy dramático y claro en una sentencia de muerte, 14 años de una persona presa no es muy distinto a una sentencia de muerte. Estas chicas estuvieron, una 11 años y la otra 14 años, y la Corte terminó diciendo que eran inocentes».

Amado Boudou
Amado Boudou

«Frente al valor de la libertad para una persona, no de cualquier manera puede estar detenida. La detención de nuestros compañeros Boudou, D’elia y Milagro Sala, ninguno tiene su condena firme. Todos tienen recursos ante la Corte pendientes de resolución. Si la Corte los tratara, sería más sencillo de dilucidar. La dificultad que tienen todos estos casos, que aun permanecen en prisión, es que ya la solución no la pueden dar ni el tribunal oral, ni la Cámara de Casación, como en otros casos que hemos obtenido libertades, excarcelaciones o prisiones domiciliarias en esas instancias. Estos casos están todavía sin resolución porque el único que puede resolverlos, porque los tiene bajo su órbita de conocimiento, es la Corte, y la Corte no tiene tiempo o también puede tardar 14 años en decir que una persona es inocente».

«Estos casos están todavía sin resolución porque el único que puede resolverlos es la corte»

«Nosotros tenemos que esperar que la Corte resuelva, y no tiene plazos. Esta situación de espera puede ser pasiva –sin hacer nada- o reclamar públicamente, mediáticamente, reclamar para que de algún modo adviertan la inconsistencia de decir un día que nadie puede ser considerado culpable y debe ser tratado como inocente hasta que una sentencia que diga que es culpable quede firme y al mismo tiempo seguir manteniendo sin resolver otras situaciones similares».

El 08 y el Caso Ciccone de Amado Boudou

«En el trámite del 08 por el auto ahí ni siquiera tiene una confirmación por la Cámara de Casación. Tuvo un juicio, primero fue absuelto, después ese juicio fue revisado por la Casación que ordenó hacer uno nuevo. Se hizo ese nuevo juicio, fue condenado pero todavía está en instancia de revisión por la Casación que todavía no lo está tramitando. En ese juicio no hay ni una condena confirmada, es una prisión preventiva pura porque no hay ni siquiera una sentencia confirmada en segunda instancia».

«En la causa Ciccone hay razones para que se caiga el juicio. Hay dos episodios muy evidentes que han quedado expuestos frente a toda la sociedad. El modo en que se negoció con una persona puesta en emergencia, que con la amenaza de ser detenida es abducida por el Ministerio de Seguridad como si fuese una abducción extraterrestre, se lo chupan y negocian y lo extorsionan para que declare de una forma direccionada por ellos. Eso es lo que ha sucedido con Alejandro Vandenbroele. Y la irregularidad del juicio es que lo hicieron hacer en la etapa de instrucción, en una etapa distinta de la que estábamos en el juicio y no dejaron que nosotros pudiéramos acceder a esa información, no podíamos contradecirla en el juicio oral y público mientras sucedía en un juzgado de unos pisos más abajo, pero que tenía absolutamente incidencia y estaba hecha –esa negociación de unos pisos más abajo- para tener incidencia en el juicio en el que estábamos».

«Por un lado eso, y por otro lado, directamente la negociación pública que llevó adelante uno de los jueces que integraba el tribunal oral –Pablo Bertuzzi– con el gobierno a los efectos de condenar a Boudou y meterlo preso, a cambio de poder posibilitar su ascenso a la Cámara Federal donde iría luego a respaldar todas las prisiones arbitrarias de la Causa Cuadernos que para eso lo pusieron».

El juez Pablo Bertuzzi

«Esas manipulaciones, en los dos casos del gobierno, manipularon a un arrepentido y a un juez. Han sido expuestas, las vimos todos, no son nuevas, no han sido ocultas ni siquiera, han sido vergonzosamente expuestas. Estas situaciones han generado incluso que una presentación ante Casación, que también Casación desconsideró, de un amicus curiae del profesor Julio Maier, el experto en derecho procesal penal más importante de Argentina, refiriéndose a irregularidades del caso y la necesidad de anular esta sentencia. La Corte tiene eso ante su análisis, puede ver las irregularidades cometidas y puede hacer lugar a la queja, y en este caso también, al igual que en el fallo sobre estas dos jóvenes que sucedió ayer, debería decir lo mismo porque se asemeja a todas las situaciones de las que estamos hablando: Que no ha habido un debido proceso, que no hay una sentencia que este firme, que la situación debe ser considerada a la luz del principio de inocencia y que Amado Boudou debe recuperar su libertad».

«La situación está en manos de la Corte, al igual que en el caso de todas las personas que han sido juzgadas en juicios amañados presurosamente a los efectos de condenar funcionarios kirchneristas en el desarrollo de la campaña electoral del año pasado»

El Estado de Derecho en La Argentina

«Los enunciados del gobierno, sobre todo del presidente Alberto Fernández, han sido muy claros sobre cuestionar las prisiones preventivas, cuestionar los juicios que se han ido armando en este tiempo. Lo que ha sucedido en los últimos años no había sucedido nunca en nuestro país, esta utilización del Poder Judicial, o de algunos integrantes, pero que hacían mover casi todo el Poder Judicial a los efectos de desplegar una persecución política que no había habido hasta este momento a través de estos medios. Y esos actores han quedado muy expuestos y no hay caso donde no este el Ministerio de Seguridad, con Prefectura y con Patricia Bullrich. No han tenido limites».

«Lo que ha sucedido en los últimos años no había sucedido nunca en nuestro país, esta utilización del Poder Judicial a los efectos de desplegar una persecución política»

«Una autoridad del Estado denuncia que ha habido un Lawfare, una manipulación de las actuaciones oficiales a los efectos de perseguir políticamente a las personas, privarlas ilegítimamente de su libertad e infinidad de delitos. Si las autoridades de un Estado reconocen que eso ha sucedido y lo denuncian, no tienen otra posibilidad que reparar a las víctimas, castigar a los culpables, procurar las reformas institucionales para que la situación no vuelva a repetirse. Todas estas situaciones que conocemos en el Derecho Internacional de los Derechos Humanos como de reparación integral de la víctima, ya han tenido un desarrollo a propósito de lo que los Estados hacían en el siglo pasado. Pero no es muy distinto de eso, han sido otras herramientas, otros mecanismos, pero finalmente esos actos ilegales del Estado tienen consecuencias que deberá asumir».

«esos actos ilegales del estado tienen consecuencias que deberá asumir»

«Hay que reparar a las víctimas de la persecución, hay que castigar a los que hicieron la persecución indebida y hay que hacer las reformas necesarias para que esto no vuelva a pasar. Estas son las tareas del próximo gobierno. Son compromisos internacionales que ya están consolidados.»

«Todo es una lucha. El derecho es la lucha por el derecho»