Sábado 3 de enero

Francisco “Paco” Durañona, Senador Provincial bonaerense e intendente mandato cumplido de San Antonio de Areco, en comunicación con #NoNosQuedaOtra AM740 Radio Rebelde para hablar sobre la desmedida reacción de algunos grandes propietarios rurales frente al reciente cambió de la política de retenciones a las exportaciones. También, la relación del gobernador Kicillof y los intendentes bonaerenses, en sus primeros meses de gobierno.

Escuchá la nota completa:

Francisco "Paco" Durañona
Francisco “Paco” Durañona, senador provincial bonaerense.

Una doble vara

“Yo creo que cualquier argumento que pongamos arriba de la mesa, por más sólido que sea, no va a valer. Acá evidentemente va mucho más allá de argumentos serios. Hay una doble vara que no solamente se aplica en el caso de la relación con los sectores productivos y agropecuarios sino también en el caso de la justicia. Comparemos la doble vara, qué hubiera sucedido si en el mes de enero Alberto Fernández hubiese pretendido designar dos ministros de la Corte por decreto. ¿Qué hubiese pasado en la Argentina si Alberto Fernández hubiera aumentado los miembros de la Corte y que esa Corte se aumentara con aquellos legisladores que levantaran la mano en favor de la ampliación de esa Corte, como sucedió en Jujuy? Para que luego el presidente de la Corte reconozca abiertamente que todo fue orquestado para poner presa a Milagro Sala para que no joda. Peor aún, este propio presidente de la corte está denunciado por violación de parte de una propia empleada del tribunal. ¿Qué habría pasado si esto hubiera sucedido en el gobierno de Alberto Fernández? ¿Qué sucedió en Argentina cuando todo esto pasó y muchos hicieron oído sordo? ¿Qué pasó cuando en la Argentina cuando Mauricio Macri volvió a restablecer la retenciones y aumentarlas hasta el 30%? ¿Hubo alguna movilización, algún paro? ¿Qué pasó en Argentina cuando Mauricio Macri aumentó entre 2000 y un 3000% las tarifas de electricidad y gas? Que por supuesto son insumos fundamentales para el sector agropecuario; o cuando a partir de un 500% de la devaluación los insumos que son en su gran mayoría importados, para el campo y el sector agropecuario se fueron por las nubes. O con los aumentos del combustible, que también es un insumo estratégico para el sector productivo”.

“tenemos situaciones de crisis en la justicia porque obviamente no les gusta que estemos hablando de eso de esta manera y que se empiece a mostrar todas la chanchadas que hicieron estos últimos cuatro años”

“En cambio ahora, luego de más de quince horas de reuniones -me consta que han sido con toda la predisposición para el diálogo-, con otras en distintos puntos de las provincias productivas como por ejemplo la provincia de Santa Fe, para conversar con pequeños y medianos productores para acordar un esquema de segmentación y compensación a las economías regionales; que forman parte de este anuncio. Creo que incluso es lo más importante de este anuncio, las compensaciones y la segmentación a quienes producen menos de mil toneladas. Sin embargo, a pesar de todo esto, salen a las rutas y te ponen en pie de guerra contra el gobierno; va mucho más allá de cualquier argumento esto.”

Hay respaldo, hay temple

“Si, es evidente que Alberto Fernández con su experiencia, con el oficio que tiene en la gestión pública, en la política, no es un novato, y el gobierno tiene el respaldo del pueblo argentino. Hubo un acompañamiento del electorado masivo, que no solamente no creo que haya disminuido sino más bien yo noto que eso se ha ampliado. Ha caído muy bien la estrategia de Alberto de mostrar este equilibrio y empezar a tratar de poner de pie de a poco a los sectores más vulnerables, los que han sido más golpeados durante los últimos cuatro años. Ha sido muy contundente en su mensaje ante la asamblea legislativa encarando los ejes fundamentales que hoy espera la sociedad. Lo mismo en el caso de Axel Kicillof en la provincia de Buenos Aires, explicando con claridad la situación terrible de endeudamiento que dejaron en la Argentina Macri y Vidal”.

Lockout de algunas patronales.

Después, tenemos situaciones de crisis en la justicia porque obviamente no les gusta que estemos hablando de eso de esta manera y que se empiece a mostrar todas la chanchadas que hicieron estos últimos cuatro años. No quieren que se les toquen sus enormes ingresos ni jubilaciones y entonces empiezan a renunciar a mansalva. La Corte está agazapada de brazos cruzados luego de tanto desastre que se dió en la Argentina; y por supuesto que están de alguna manera a la expectativa de qué es lo que va a suceder. Ni hablar de los medios de comunicación, que como vos también muy bien señalaste, fueron parte de ese blindaje y también de la persecución que sufrió la oposición, el campo popular, en los últimos cuatro años. Ellos también van a estar agazapados a la espera de una revancha. Por eso el temple de Alberto es muy importante para esta oportunidad”.

Kicillof y los intendentes

“Por supuesto que cualquier inicio de un nuevo mandato y luego de haber estado cuatro años en la oposición se da con mucha expectativa. Con situaciones que se vivieron muy duras realmente; a mí me tocó como intendente hasta el diez de diciembre. Una terrible discriminación, un aparato mediático y judicial que se ha puesto también a perseguir intendentes de pequeñas comunidades que no teníamos ninguna posibilidad de hacer frente a esos ataques. Ha sido realmente muy homogéneo y contundente el esquema de ataque y persecución que se intentó tanto desde el gobierno de Macri como desde el de Vidal; me parece importante remarcar esto”.

Kicillof y Durañona, en Areco.

“Con lo cual hay mucha expectativa hoy de parte de los intendentes, muchos que resistieron el embate y que incluso fueron quienes compensaron la desaparición, prácticamente, de la política pública en la provincia de Buenos Aires. Hoy se espera de alguna manera que a partir de volver a recuperar el gobierno de la provincia, se puedan también recuperar también esos cuatro años perdidos. Quizás esa expectativa, esa intensidad que requiere una gestión municipal a veces genera roces, porque uno quiere soluciones más rápidas de las que verdaderamente se pueden. Pero a mí me parece que es sano que haya discusión interna, que le podamos hacer los planteos que correspondan al gobernador y que él nos los pueda decir a nosotros; que haya discusiones para ver de qué manera llegamos a dar soluciones lo más rápido posible. No creo que sea bueno negar que evidentemente existen esas tensiones pero siempre en favor de tratar de resolver la situación de la provincia de Buenos Aires lo más pronto posible; y que además no sea un parche sino que sean soluciones de fondo”.