«Se rechazó una Constitución que había expropiado al pueblo de Chile de su poder»

Martes, 27 de octubre de 2020

Entrevista con Marco Enríquez-Ominami; dirigente chileno, líder del Partido Progresista de Chile y uno de los fundadores del Grupo de Puebla, en #NoNosQuedaOtra por AM740 Radio Rebelde. La histórica votación en Chile, en rechazo a la Constitución de la dictadura de Pinochet; la unidad de las fuerzas en el complejo escenario tras la cordillera; y el nuevo mapa político de las fuerzas populares.

Escuchá la nota completa acá:

 

Marco Enríquez-Ominami, dirigente del Partido Progresista de Chile.

«Lo que primero se rechaza es el origen de la Constitución, es una constitución ilegítima. Hicieron votar a los muertos en el año de 1980, es una Constitución además que no es contemporánea, se quedó en el siglo pasado. Es una Constitución además que es agresiva, porque es el programa de gobierno inscrito en una Constitución de los economistas de Chicago, de la mano de un gobierno sangriento de la dictadura. Pero además es en lo ideológico, muy complicada, porque es una Constitución que no reconoce el derecho al agua, no reconoce el derecho a la educación pública gratuita, no reconoce el derecho al trabajo. Y por tanto una Constitución que además ha expropiado al pueblo de Chile su poder, puesto que por mil candados, por muchísimos mecanismos lo que ha hecho simplemente es que nos inviten a votar cada tantos años. Y eso se rompió en una sociedad más informada y también se rompió en una economía que no cumplió su promesa. Se dijo que endeudándose en la banca, que trabajando más se ganaba más y esto no ocurrió. Los chilenos trabajaron más y no ganaron más y están más endeudados que nunca. Según el último dato del Banco Central, el 100% de los hogares de Chile deben en promedio el 75% sus ingresos. Sin embargo el estado rico es un estado que tiene una deuda de 30%, que tiene ahorro fiscal, buena calificación internacional. Entonces llegó un punto en que se rompió el pacto y lo hemos renovado el día domingo con un 80 por ciento casi de aprobación».

«Es una Constitución que además ha expropiado al pueblo de Chile su poder»

«Yo creo que hay una mezcla de entre ‘que se vayan todos’ y también hay una demanda de orden y de un plan, que alguien le proponga un plan a un pueblo que organizado en una sociedad se siente un poco estafado. Porque recuerda tú que en los años ’90, con la vuelta a la democracia y un modelo exportador agresivo con bajos ingresos pero con buenos créditos, con bajas tasas de interés en los bancos; los chilenos fueron humildes y entendieron el país que le tocaba. Hay un gran cambio de mapa político en Chile».

«Nos encontramos fuerzas que habíamos peleado durante años atendiendo que la contradicción principal era la violación a los derechos humanos»

«Hay un riesgo en Chile: en la derecha tenía hasta el domingo la fuerza del 30%, 40%. Ayer bajaron al 20%, por lo cual yo creo que sí hay un cambio de escenario. Votó un poco más de gente en el voto voluntario, creo que todavía como está el virus hace todo muy impredecible en el sistema del voto voluntario. En la oposición estamos más unidos que ayer pero nos falta mucho. Nos encontramos fuerzas que habíamos peleado durante años atendiendo que la contradicción principal era la violación a los derechos humanos, el 30% se sentía. Todavía una parte de la oposición está más bien preocupada de la construcción de su identidad. Yo creo que eso es un enorme error, pero habrá que convencerlos de que de que juntos llegaremos más lejos».